opinion.carlos-ponce.saturado
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

Saturado

2022-02-21 | CARLOS PONCE DE LEÓN
Comparte en:

América tiene un objetivo principal inamovible, eterno: ser campeón. Cualquier pregunta y respuesta que se hagan en el Nido deben estar enfocadas en acercar el título. Siempre. Hoy, con el amargo presente que ha alejado la gran meta se tienen que tomar decisiones que los regresen al camino.

Como ahora faltan los resultados positivos, pues éste ya es el peor inicio de torneo en medio siglo, y tampoco hay rendimiento en el campo que prometa revertir la situación, la solución apunta en una dirección: el cambio de Santiago Solari.

Y no es un tema de capacidad, pues el argentino se consagró como el timonel con la mejor efectividad en el Nido del último tiempo, incluido Herrera en sus etapas, así como Matosas, Mohamed, Ambriz y La Volpe. Líder en Liga MX el año pasado. Malo no es.

Tampoco es cuestión de la calidad del plantel, ya que al fin está moldeado el grupo al gusto del entrenador, se fueron los que no quería y le trajeron lo que pidió. El problema de Solari es que su gestión está saturada. Por más que le mueva, como los experimentos que ahora lucen desesperados, no hay mejoría. Su ciclo luce completo.

LA ÚNICA SALIDA

Hay una solución para América: renovar, generar un cambio drástico. No hay más para un club que busca sí o sí la corona, una respuesta que no aplica para otros clubes, ni siquiera para los otros grandes.

A Chivas le funcionó poner a un timonel novato, fue una apuesta en la que valió el riesgo, pues no hay prisa por componer el rumbo al título, no es urgente, primero hay que tratar de jugar espectacular y entretener. Si no llegan los resultados y se nota la intención de ser atractivo en el campo, ya se ganó. Es una obligación distinta.

Los cambios en Cruz Azul, por ejemplo, respondieron por décadas a la urgencia de generar ganancias para una directiva ambiciosa; hasta que llegó la calma y se pensó antes en lo deportivo, llegó el resultado del título. Hoy, volvieron a lo primero, se transforma La Máquina anteponiendo los intereses de pantalón largo, de nuevo es el objetivo primordial y no es el caso de las Águilas.

En Pumas, al contrario, los cambios están generados por factores externos, responden a la necesidad de sobrevivencia en un voraz mundo profesional en el que Universidad se ha quedado rezagado. Y así, les alcanza, entre fortuna, instinto y talento se mantiene como protagonista. Un caso atípico que tampoco aplica a los de Coapa.

Estoy convencido que la gran cuestión que se plantea la directiva en Coapa no es si Solari debe continuar, pues está claro que su ciclo está hastiado y se requiere un golpe de timón para componer, sino a quién ponen; lo aguantarán al menos un juego más para encontrar al indicado.

Las opciones inmediatas de relevo son de baja categoría, el Lagarto Adame, auxiliar que se ha salvado de salir en Coapa, o Diego Ramírez, amigo de Baños que llegó como director deportivo. Ninguno tiene el nivel para soportar la carga que implica el banquillo más exigente de nuestro futbol.

Nada me quita de la cabeza que América remueve cielo, mar y tierra para traer un técnico mejor que Solari, mientras dejan que Santiago haga el último esfuerzo por lograr un milagro.

TAMBIÉN TE PUEDE I INTERESAR: TUVO EL VALOR