opinion.ignacio-suarez.pandemia-juguemos-en-equipo
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

#Pandemia ¡Juguemos en equipo!

2020-03-18 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

A mediados de la semana pasada, el sondeo entre Doña Fede y los dueños de clubes de la Liga MX fue intenso: ¿Parar por completo la Liga? NO, en ese momento no era opción para ninguna de las partes, lo que si cabildearon era la posibilidad de que se jugaran partidos a puerta cerrada como había sucedido en algunas ligas europeas esa misma semana.

El tema se iba moviendo, diversas ligas del mundo anunciaban paros definitivos, en algunos países se confirmaban que jugadores habían dado positivo al virus y se tomaban medidas drásticas. Acá en Doña Fede, había dudas y posiciones encontradas. De hecho, se manejó la posibilidad de adelantar para el jueves el Tijuana contra Pachuca, pero finalmente NO se movió.

El viernes por la mañana, el teléfono de Víctor Guevara, el Director General de Competiciones y Operaciones de la Federación Mexicana, sonó con insistencia, también el de Bonilla repiqueteó muchas veces. Dueños y presidentes insistían: ¿Por qué NO, de menos, jugar la Fecha 10 puerta cerrada? De momento NO, les pidieron paciencia y confianza, el Vive Latino, un evento musical masivo, seguía programado como si nada, sin que el gobierno de la ciudad hiciera mutis.

Y eso sucedió exactamente, por la tarde del viernes 13 de marzo, con público en la tribuna, Monarcas Morelia goleó a los Gallos Blancos de Querétaro. Por la noche, se repitió la historia: la afición de Xolos pudo ingresar al estadio a ver como su equipo doblegaba al Pachuca 3-2.  

Sin embargo, muy temprano al día siguiente, el rostro de Víctor Guevara se debió haber alterado cuando leyó una carta que le había enviado el equipo de Tigres de la UANL. De inmediato contactó a Bonilla y a otro alto ejecutivo de Doña Fede leyéndoles el comunicado:  La directiva del equipo del Tuca Ferretti les informaba que, independientemente de la decisión que tomara la Liga MX o incluso las autoridades, el Consejo de su empresa había decidido que el partido ante Bravos de Ciudad Juárez lo jugarían a puerta cerrada, SIN permitir el acceso al público porque los valores y decálogos de la institución les obligaban a hacerlo, asumiendo que esta decisión solo les generaría gastos a ellos, no a la Liga, por lo que estaban dispuestos a asumirlos. Era una decisión tomada.

Cuando Guevara consultó a sus superiores, estos se 'paniquearon'. "¡Si Tigres hace eso, nos dejará en ridículo!", me dicen le dijeron al Director de Operaciones de la Liga. Empezó la lluvia de telefonemas, con dueños, con altos ejecutivos de Doña Tele. Había que tomar una decisión inmediata. Ese sábado, la Jornada 10 continuaba a las 17 horas en San Luis Potosí que enfrentaba al Puebla; enseguida de ellos a las 19 horas estaba programado el juego de Tigres ante Bravos.

Así fue ese sábado por la mañana, empezaron las filtraciones a la prensa para adelantarles que finalmente se jugaría la fecha a puerta cerrada. Finalmente, a las 11:38 de la mañana, vino el anuncio oficial: “La LIGA MX / ASCENSO MX informa que, como medida de prevención y prudencia, la Secretaría de Salud del Gobierno Federal y la Liga acordaron que los partidos de la Jornada 10 de la LIGA BBVA MX y LIGA BBVA MX Femenil, Jornada 8 de ASCENSO BBVA MX, así como los Torneos de Fuerzas Básicas, se jugarán a puerta cerrada. 

Continuaremos en comunicación constante con la Secretaría de Salud para atender sus recomendaciones…”, rezaba el comunicado. Sin embargo, esas mismas autoridades y la Secretaria de Salud no se habían pronunciado para cancelar el Vive Latino.  

Y aunque quizás NO lo reconozcan en Doña Fede, esto NO hubiera sucedido o adelantado SIN esa carta que envió Tigres. De hecho, muchos dueños de equipos que jugaban ese día se enteraron hasta después del comunicado que debían jugar a puerta cerrada.

Lo mejor del caso es que 'aiga sido como aiga sido', Doña Fede tomó una decisión más sensata que hacerlo con público como había sucedido un día antes. Vino entonces un segundo cabildeo: ¿suspender la Liga? FINALMENTE se convirtió en una opción, pero NO era la idea prioritaria. De entrada, Doña Fede les propuso a los equipos adelantar la Jornada 11 a media semana, entre miércoles y jueves, también a puerta cerrada.

Es decir, la jornada estaría desahogada el 19 de marzo, la siguiente semana estaba programada la Fecha FIFA, no habría actividad. El inicio de la Fecha 12 estaba programado para el viernes 3 de abril con el Atlético de San Luis recibiendo al Pachuca. Tendrían 14 días para ver la evolución de la pandemia en nuestro país y tomar decisiones.

Vino entonces otra buena decisión de Doña Fede, que consultó con Doña Tele y otras comadres importantes, y como dicen en mi pueblo: “Peor que NO hacer nada, es hacer como que haces algo” y prefirieron tomar el toro por los cuernos, asumir los enormes costos económicos que esto les significaba y suspendieron la Liga, nada de tonterías de que los jugadores NO se saludaran. Así como tantas veces los he criticado, debo aplaudir esta decisión que hoy tomaron, esta vez NO pensaron en el dinero solamente.  

¿Qué viene para la Liga MX y este torneo? Realmente eso NO importa, NO es relevante, NI prioritario. La salud de los nuestros, la propia, el proteger a los grupos más vulnerables a esta pandemia debe ser el referente obligado, nuestra prioridad máxima y la ÚNICA manera de frenarla y de vencerla es si TODOS jugamos como un VERDADERO equipo.

Para hacerle frente a la pandemia, NO necesitamos de pinceladas individuales, necesitamos ser EQUIPO sin importar nuestras fobias y nuestras filias. Acá NO es tiempo de utilizar las camisetas, ni colores, ni partidos, TODOS somos México ¡JUGUEMOS EN EQUIPO! Aunque sea solo por esta temporada.  

Acá 'chairos' y 'fifís' corremos el mismo riesgo, TODOS tenemos familia muy cercana de grupos vulnerables como son de la tercera edad, los enfermos crónicos, los niños en edad temprana. ¿Que si el gobierno por incapacidad, negligencia o confianza extrema NO tomó las medidas necesarias para cancelar algún evento masivo? Pues lo que NO hicieron las autoridades ¡hagámoslo nosotros!, no asistamos a estos eventos, mantengámonos a medida de nuestras posibilidades laborales a sana distancia, todas las precauciones posibles.

'Fifís' y 'chairos' nos podemos morir por igual si no nos cuidamos, y NINGUNO de esos partidos que tu defiendes o atacas nos van a hacer un monumento si eso pasa. Hoy es momento de sumarnos TODOS y apoyar desde nuestra trinchera sumando nuestro granito de arena.

¿Cómo podemos hacerlo? De muchas maneras. Si no te cuida el gobierno, cuídate tú. No provoques pánico, ni psicosis colectiva compartiendo noticias falsas o información que NO esté confirmada. En estos tiempos las redes sociales que suelen ser una bendición, se convierten en una maldición, en un virus abominable e irresponsable que provoca desosiego, temor.  

En este sentido aplica a la perfección una antigua fabula árabe que dice: “En Bagdad, la muerte se presentó con un Emir diciendo: 'Te voy a mandar una epidemia'. Ante las suplicas del Emir, acordaron que solamente iba a matar a cien (murieron 100 mil). El Emir le reclamó: quedamos que serían 100. 'Yo solamente mate a 100, los demás murieron de miedo'".

Todos en nuestros grupos de WhatsApp tenemos esa tía chismosa que comparte cada 10 minutos información aterradora NO confirmada, pero que comparte “por si acaso”, “porque, ¿qué tal si es verdad?”, ataquemos el feroz virus de la desinformación.

Todos tenemos también ese amigo, amiga, prima, por cuyas venas le corre sangre de espía de la CIA o la KGB, y que da como cierta información catastrofista que le compartió de manera confidencial, el primo, la hermana o la tía de un amigo de un alto funcionario, médico o enfermo con datos que SOLO él tiene y nos quieren ocultar. No le juguemos al policía chino.

Al momento de escribir esta columna, NO hay muertos confirmados de manera oficial, pero segura y lamentablemente los habrá y NO serán pocos, porque se trata de una pandemia. En el 2009, cuando nos atacó por igual la influenza A (H1N1) también se suspendieron clases, se cancelaron eventos masivos, hubo partidos a puerta cerrada. Ya vivimos una pandemia, nos toca enfrentar otra de nuevo y México siguió de pie.

“Una investigación que realizó el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) reveló que, mientras el gobierno de la administración de Felipe Calderón comunicó que habían muerto durante la pandemia mil 289 personas y que hubo 72 mil 546 casos de contagios, en realidad la crisis fue mucho peor: 8 mil muertes y 9.5 millones de casos de contagios”. 

Hagamos una tregua morenos, tricolores, azules, amarillos y verdes, es urgente, es vital, es necesaria. Pasada la pandemia, si es su deseo vuelven a ese lugar común donde todos hablan mal de todos y todos acusan a todos, miéntense la madre una y otra vez hasta hacerse pedazos como acostumbran, pero ahora, les pido de favor que hagamos una tregua, saquemos la bandera blanca. Es por México, es por los tuyos, es por los míos. ¡Juguemos en equipo durante la pandemia!  

 

“Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos” 

Ray Kroc