tmf.otros.naomi-osaka-del-exito-en-el-mundo-del-tenis-a-la-depresion-en-un-par-de-anos

Naomi Osaka: Del éxito en el mundo del tenis a la depresión en un par de años

Naomi Osaka en un partido
Naomi Osaka en un partido | AP
La tenista japonesa número 2 del mundo anunció este lunes que se retira del torneo de Roland Garros
2021-05-31 | MARTÍN AVILÉS
Comparte en:

Naomi Osaka miraba con asombro los desplantes de Serena Williams, a quien minutos más tarde terminaría por derrotar para conquistar su primer título de Grand Slam. Era la tarde del 8 de septiembre de 2018 cuando se convirtió en la primera tenista japonesa en ganar un major y parecía el inicio de una prometedora carrera en el tenis, sin embargo, allí desató una bola de nieve psicológica que la llevó hasta este alarmante punto, en que anunció su retiro del Roland Garros debido a una profunda depresión que desarrolló desde entonces.

El abandono de la nipona retumbó por todo París y más allá de sus fronteras al tocar las sensibles fibras de la salud mental, un verdadero tabú enraizado en el fértil terreno del desconocimiento de la mente humana. Y ya desde día antes, la ganadora de cuatro grandes e icono global del deporte, había sido sancionada con una multa de 12 mil 300 euros tras haber anunciado que no comparecería ante los periodistas por una cuestión de “salud mental”. Cumplió, pero no soportó más y anunció a través de una carta su salida del certamen.

Naomi Osaka en un partido

“Esta no es una situación que yo había imaginado o que tenía intención de provocar. Creo que lo mejor para el torneo, el resto de los jugadores y mi propio bienestar es que me retire, para que todos puedan volver al tenis y centrarse en lo que está pasando en París. Nunca banalizaría con la salud mental o usar ese término de forma tan fácil. La verdad es que he sufrido largos problemas de depresión desde el US Open 2018 y me está costando mucho lidiar con ello”, se sinceró.

Así fue que la joven tenista de tan solo 23 años desnudó un problema tan profundo como plagado de aristas en el mundo del deporte, toda vez que grandes atletas de la historia han reconocido haber padecido de algún problema mental. El deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos con un total de 28 medallas, Michael Phelps, en abril de 2018 reconoció que pensó en quitarse la vida tras haber sufrido distintos episodios de ansiedad y depresión durante su carrera, mismos que le habían llevado a la bebida. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ROLAND GARROS, OBJETO DE DESEO DE NOVAK DJOKOVIC Y RAFAEL NADA

También lo hizo el jugador de baloncesto Kevin Love, campeón de la NBA, que admitió haber sufrido ataques de pánico, incluso durante algún encuentro, al igual que otro basquetbolista como DeMar DeRozan, que confesó los problemas mentales que había sufrido durante años algunos no consiguen superar la enfermedad. Fueron casos que salieron a la luz, pero quizás no de una forma tan dramática como ocurrió al conocerse la muerte de Kelly Catlin, ciclista estadounidense y ganadora plata en Río 2016 que se quitó la vida con 23 años poco después de reconocer que le costaba compaginar todas sus actividades.