opinion.gerardo-velazquez.comodidad-de-directiva-de-cruz-azul
Opinión

Comodidad de directiva de Cruz Azul

2017-03-02 | Gerardo Velázquez de León
Comparte en:

Decadentes los últimos tiempos del Cruz Azul, donde lo mejor que tiene ha sido su afición, quienes aguantan fracaso tras fracaso y siguen siempre puestos, apoyando y viendo lo peor de la historia celeste. Un equipo tomado por la familia Álvarez, que nunca la Cooperativa le exige cuentas y que junto con el principal socio, Carlos Hurtado, lo tiene hundido en una mediocridad que ahora puede incluso mandarlos al Ascenso MX.

Nada parece funcionar en el Cruz Azul: en lo deportivo, Paco Jémez intenta, aunque no encuentra victorias, pero lo peor es la manera en que lo han dirigido en las últimas décadas, en las que solamente han conseguido un mísero título en medio de severas críticas y burlas de los seguidores del resto de los equipos. El problema no es el entrenador en turno, es una directiva que parece cómoda en medio de los fracasos. 

Lo revelado en este diario por mi compañero Ignacio Suárez, rompe con lo que hasta antes se consideraba un mito o un trascendido sin comprobar. La manera en que este promotor ha hecho negocios con la bandera del Cruz Azul es un escándalo. En este reporte hay grabaciones en las que se entiende cómo acomoda jugadores y técnicos, no solamente en este equipo, sino en muchos otros como el Guadalajara, que se menciona en las grabaciones, incluso con la llegada de Matías Almeyda a este club. Hurtado es un estupendo empresario, no hay duda de su capacidad, el problema es que los equipos no tienen la sensatez de decirle no, cuando se trata de decirle no.

El martes por la noche, en el programa Los Protagonistas, se le cuestionó al actual entrenador del Cruz Azul si había tenido algún contacto con este personaje. Jémez asegura que no conoce a Hurtado y que no tienen ninguna relación con este promotor y que los jugadores que ahora dirige todos fueron elegidos por él. Nadie le impuso a jugadores, que los refuerzos los palomeó junto con De la Torre. Hace algunos meses, Robin Álvarez también aseguró lo mismo, no tener tratos con Hurtado y en las grabaciones que presentó este diario entre el promotor y Agustín Manzo se comprobó que es totalmente lo contrario.

Así se trabaja en este equipo y ésa es la explicación por la que se han convertido en el hazmerreír del futbol mexicano; ahora está metido entre los últimos lugares de la tabla porcentual y con un partido, el próximo sábado ante Chiapas, el cual de perderlo, lo dejaría igualado en el cociente con los dirigidos por Sergio Bueno, quien aunque diga que no es nada personal, claro que buscará meter en más problemas a este equipo del que no tiene buenos recuerdos.

Este Cruz Azul seguirá sumergido en la mediocridad por todos esos malos manejos que han hecho a lo largo de estos años, en los que han privilegiado sus negocios y se han olvidado de los logros deportivos. Lo peor es que las cosas no van a cambiar por parte de la directiva.

 Grabaciones que delatan, que exhiben a directivos, que ensucian aún más a ejecutivos de un equipo que tiene una muy mala imagen, que siempre están en pleitos, ya sean familiares o corporativos. Que nadie sabe de quién es el Cruz Azul porque es inentendible que si sigue siendo de la Cooperativa Cruz Azul no hayan removido al presidente de su equipo de futbol, pese a sus pésimos resultados al frente del mismo. La base del funcionamiento de una cooperativa es que las decisiones, las responsabilidades y los beneficios se reparten igualitariamente, equitativamente. La toma de decisiones son colegiadas, algo que parece una mentira en el caso del Cruz Azul.