opinion.ignacio-suarez.chivas-entre-el-contrato-y-el-testamento
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Chivas, entre el contrato y el testamento

2019-11-20 | Ignacio Suárez
Comparte en:

En los últimos meses, los 'Chivahermanos' han tenido altibajos emocionales, han pasado de la alegría al llanto y viceversa; la salida de Higuera, el cese de Boy, la llegada de Peláez, la promesa de verdaderos refuerzos, la muerte de Vergara, el nuevo contrato de televisión, en fin, ser aficionado del equipo tapatío ha sido como padecer de taquicardia.
 
 Justo cuando todo parecía felicidad futura, se hacían planes como si se hubieran sacado el 'Melate' y las cuentas alegres aparecían un día sí, al otro día también. Los titulares optimistas fueron una constante; “A Peláez le darán cartera abierta”, “Más de 50 millones de dólares para refuerzos”, “Ya está Guzmán, Angulo, Aguirre y quién sabe cuántos más”, fueron especulaciones constantes en las últimas semanas. Algunos medios vendieron incluso los “11 posibles” ante la llegada masiva de refuerzos. Todo era optimismo desbordado hasta antes del fallecimiento de Jorge Vergara, quien perdió la batalla ante una larga y terrible enfermedad.

Todos deseábamos que una verdadera reestructura del plantel con refuerzos de calidad fuera una realidad. No sólo a los aficionados a Chivas les urge tener un equipo protagonista, competitivo, aspirante al título y no sólo a la Liguilla.  Al futbol mexicano también le urge tenerlo. A nadie le sirve que el equipo más popular del país siga en la ignominia, viendo cómo escaparse del descenso. Con unas Chivas famélicas TODOS pierden.

Pero los terribles fantasmas de la sucesión testamentaria han empeñado y frenado de súbito ese optimismo. Quién de nosotros con poco o mucho patrimonio NO ha atestiguado cómo familiares o amigos cercanos se han hecho pedazos por la herencia del terreno de la abuela o la casa de la madre. Sucede en las mejores y las peores familias. Lamentablemente es una condición humana. Lo que está en juego ahora es mucho, muchísimo dinero, dos empresas y dos marcas muy poderosas: Omnilife y Chivas. 

En esas condiciones las posibilidades de que todos los herederos estén en el mismo canal y lleguen a un acuerdo satisfactorio al 100 por ciento de la sucesión testamentaria, es hoy sólo un gran deseo más que una realidad visible en el corto y mediano plazo. Después de casi cuatro años autoexiliada en Estados Unidos por diferentes conflictos legales, pareció una coincidencia casi demencial que Angélica Fuentes regresara finalmente a México y, sólo días antes de la muerte de Jorge Vergara, diera una entrevista a Adela Micha. ¿Sabía lo que estaba por suceder? ¿Llegó para establecerse y luchar legalmente para sus hijas la herencia de su padre?

 En la entrevista, Angélica Fuentes habló de sus expectativas personales a futuro y de lo que sucedió con Vergara y en su paso por Chivas. Reconoció que en 2015 se había tomado la decisión entre Jorge y ella de vender a Chivas, que Carlos Slim, no era precisamente el más interesado y que había dos 'tiradores' muy fuertes y que ella personalmente habló con uno de ellos en enero de 2015 y que finalmente algo extraño pasó después y no se concretó aquella venta pactada.

 Dijo que hizo crecer enormemente el precio de la marca Chivas. Que vivió un infierno mediático en su contra, que nunca trató de envenenar a Jorge, que fueron mentiras despiadadas, que nunca tomó de la empresa algo que no le perteneciera. También de que él (Jorge) y ella llegaron a un acuerdo económico por las acciones que ambos compartían.

Lo que NO le preguntó Adela, fue si en caso del fallecimiento del empresario pelearía por la parte que por ley les corresponde a sus dos hijas, aunque previamente en la entrevista afirmó que sus dos hijas son su prioridad en todo sentido, reconociendo que desde el divorcio jamás volvió a hablar con Amaury o alguna de sus hermanas.

Recordemos que son seis hermanos Vergara los principales herederos y sus dos hijas son las únicas menores de edad, aunque habría otros personajes que pudieran sentirse con derecho a heredar que pueden o no involucrarse como pueden ser los hermanos. ¿Qué viene a continuación? La sucesión testamentaria. 

Tenemos la certeza de que equipo legal de Angélica Fuentes, como tutora de sus hijas, ya tiene lista la solicitud que será presentada ante un juez civil de la ciudad de Guadalajara, para solicitarle que se realice la apertura de la sucesión testamentaria de Jorge Vergara Madrigal.

El juez deberá notificar a los interesados, en su caso solicitar copia del testamento ya sea expresamente ante un notario específicamente o, si por alguna razón NO existiera éste, se solicitará copia que forzosamente debe encontrarse en el archivo general de notarías. 

Consulté entonces al notario Rodolfo González y le pregunté: ¿Cuál sería el mejor escenario posible en una sucesión testamentaria como la del dueño de Chivas? “Pues que TODOS los herederos o susceptibles de heredar estén de acuerdo con el 100 por ciento en lo escrito en la sucesión testamentaria. SI esto fuera así y le dan velocidad, en seis meses pueden tener todo en orden, incluso vender si así lo decidieran. Eso sería lo ideal”.

¿Qué sucede si no es así? ¿Se puede impugnar, quién puede hacerlo? Cualquier decisión de la sucesión se puede impugnar y la pueden hacer los herederos principales o cualquier persona que considere tiene los elementos para hacerlo y es susceptible de heredar. Ya el juez dictaminará si tiene o no razón, pero si UNO solo de los herederos impugna, retardará el proceso, lo cual puede pasar de lo simple a lo muy grave, depende del tiempo demorado.

En este tema hay cuatro pasos a seguir: 1. La apertura de la sucesión testamentaria; 2. La realización de inventarios y avalúos de ese patrimonio; 3. La administración del albacea o el interventor, y 4. La adjudicación, que es la posesión de los bienes tal y como dictaminó quien heredó o el juez, si fuera el caso.

¿Se pueden vender o comprar jugadores mientras se está en este proceso? -le pregunté al notario-. “Si los jugadores están considerados como parte de los activos del equipo y el dueño de éste muere ¡eso sería imposible! Sin embargo, creo que planearon un mecanismo para poder realizarlas, ya sea que formen parte de una empresa (Chivas S.A.) o bajo la figura de algún fideicomiso. Fue lo primero que debió estar previsto, Jorge tenía asesores muy brillantes”.

“Ese creo que será un tema menor comparado a lo extremadamente complicado que sería el que NO se pongan de acuerdo los herederos. Nada más por joder, pudiera darse el caso de retardar esa sucesión y poner en riesgo hasta la operación financiera del equipo y que el juez tengan que nombrar a un interventor. Espero que NO sea el caso”.

Y mientras los herederos de Jorge Vergara se ponen de acuerdo en la sucesión y los diversos caminos trazados, un tema medular en el futuro inmediato de Chivas NO está para nada definido y se complica cada día que pasa y los pone pegados a la pared: la venta de los derechos de Televisión.

De entrada, les puedo adelantar que tanto Televisa, Univisión, Telemundo, Fox Sports como ESPN NO están interesados en pagar por los derechos de Televisión que Chivas está proponiendo inicialmente. ¡Es una cifra absolutamente irreal lo que están pidiendo! ¡Es impagable! Me dijo uno de los vicepresidentes de una cadena americana, que me pidió el anonimato.

En México, nos dicen prácticamente lo mismo. “NO hay viabilidad financiera o de negocio con esas cantidades. De hecho, decidimos NO sentarnos ni siquiera a negociar hasta que se pongan sensatos. Son por mucho los peores momentos de la industria de la Televisión y no lo entienden. Lo que piden NO los pagará NADIE, ni aquí ni en Estados Unidos” -nos refirieron-.

Pudimos saber que Chivas pretende vender los derechos en exclusiva que comprenda ambos mercados, Estados Unidos y México. Por ello, pretenden obtener casi 100 millones de dólares anuales, muy lejos de la cifra de las cadenas que los han transmitido tradicionalmente.

 Hoy ya la única opción que tiene Chivas de vender es con la empresa qatarí Bein Sports del grupo Al Jazeera, que en el Continente tienen como sede Miami. Tratamos de comunicarnos sin éxito con Juan Ochoa, director de Marketing de la cadena. Un colaborador cercano a él también ve improbable una negociación de Chivas por una cantidad así. “Es un solo equipo y es mucho dinero para poder tener ganancias al revender la trasmisión. La planeación de derechos del 2020 de Bein ya está cerrada. De hecho, no renovamos algunos eventos que teníamos adquiridos y el proyecto de expansión con nuevos estudios en Miami, están detenidos por el momento”.

Si esto es así, la situación de Chivas se complicaría aún más. Las televisoras latinas por supuesto necesitan a Chivas, pero efectivamente NO son los mejores tiempos, hubo despidos masivos de personal en casi todas las cadenas. Hay reducción de gastos. En otras palabras ¡NO hay lana! Y si algo necesita el equipo tapatío es dinero, ni el equipo ni Omnilife pasan por su mejor momento financiero y viene el tema del juicio ante el SAT que está por definirse. Se han conjugado los peores momentos para ambos lados.

En el mundo de los negocios, los que tienen la necesidad de dinero generalmente salen perdiendo, porque los interesados en comprar juegan con ésta a su favor. Las condiciones están dadas para que Chivas venda sus derechos de TV y quizá logre una ganancia, apenas superior a lo que ya obtenía, pero muy, muy lejos de los 100 millones.  

En lo personal, creo que Chivas se convertirá en el equipo mejor pagado de la Liga, aunque sea por muy poco margen. Si este dinero se usa para administrar y manejar a Chivas, se podrá pensar en los refuerzos y una consolidación. Pero si de ese dinero de los derechos de TV, utiliza también para tapar los hoyos que financiera y fiscalmente tiene Omnilife, el equipo tendrá problemas de liquidez.

La muerte de Jorge Vergara finalmente ha dado paso a la temida sucesión testamentaria que parece puede ser dolorosa y muy complicada. Los tiempos NO coincidieron, hoy son libres de ataduras en la Televisión, pero Doña Tele no se pelea por ellos como estaba previsto. Chivas necesita dinero, necesita refuerzos, y hoy lo único que le sobra a Chivas es incertidumbre. 

“Lo heredado, dura menos que lo ganado”, Anónimo