ale-orozco-sueno-con-dejar-mi-huella-demostrar

Ale Orozco: 'Sueño con dejar mi huella, demostrar que no hay límites con el fruto del esfuerzo'

Alejandra Orozco muestra una medalla en Panamericanos
Alejandra Orozco muestra una medalla en Panamericanos | MEXSPORT
La ganadora de presea en Tokio 2020 continúa en su camino de escribir su propia historia en JO
2021-07-27 | JOCELIN FLORES
Comparte en:

Si bien el objetivo era conquistar su segunda medalla olímpica, la clavadista mexicana Alejandra Orozco llegó a Tokio 2020 a disfrutar como si fueran sus primeros Juegos.

“Quiero llegar en blanco, no visualizar de más, sino vivir el momento, vivir el día, disfrutarlos como si fueran mis primeros Juegos Olímpicos, vivirlos como los trabajé y dar lo mejor. 

Ale Orozco en festejo

“Todo puede pasar. Llego a mis terceros Juegos muy distinta, no llego sola, esa un camino que ha sido totalmente en equipo, equipo multidisciplinario, pero también equipo de personas de familia, de los que han creído en mí, de los que me han dado esa energía y ese motor para no dudar de mí misma, para decir hazlo, inténtalo, tú puedes a veces más allá de lo técnico, sino de la parte emocional”, platicó Orozco en entrevista con RÉCORD.

La historia de Ale comenzó con una medalla olímpica de plata en Londres 2012, en la plataforma de 10 metros sincronizados, que inmortalizó su nombre en el Olimpo a los 15 años de edad.

La clavadista creció con la fama y la carga de una presea, mientras desafiaba los cambios físicos, psicológicos y emocionales de la adolescencia. El éxito a una edad tan temprana le enseñó que no tenía que seguir los pasos de nadie más, sino escribir su propia historia.

“Sueño con dejar mi huella, mi historia, un camino distinto a muchos atletas, con una historia al revés, sueño con demostrar y demostrarme a mí misma que lo puedo lograr y que no hay límites con el fruto del esfuerzo y el trabajo, con disfrutar el momento, con impulsar.

“Quiero ser fuente de inspiración para otras niñas, que mi nombre suene de una manera positiva y dejar una huella grande en los clavados y en el país”, aseguró.

Los triunfos y derrotas la hicieron crecer dentro y fuera de la fosa de clavados. La niña que tuvo un debut olímpico de ensueño creció, venció cada una de las batallas que se le presentó y está lista parea acrecentar su legado.

“Es un orgullo llegar a otro país y decir ‘México está presente’ y que otros países también nos quieran y nos vean de esa manera, como unos guerreros, unas personas con mucha fuerza.

“Representas a un país y a muchas personas que somos iguales, luchamos, trabajamos y queremos lograr nuestros sueños”, explicó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TOKIO 2020: MÉXICO 'CORTÓ' RACHA GANADORA DE MEDALLAS EN JO TRAS ELIMINACIÓN DE BRISEIDA ACOSTA

Gabriela Agúndez y Ale Orozco tras ganar presea