dopaje-tecnologico
Opinión

Arnaud Drijard

Es CEO y Co-fundador de Sport Innovation Society y Moveo Lab. Su amplia experiencia lo convierte en un especialista en marketing deportivo.

Dopaje tecnológico

2021-06-06 | Arnaud Drijard
Comparte en:

Estamos a menos de 50 días de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, y es interesante profundizar en los temas del dopaje tecnológico. En primer lugar: ¿cómo se define el dopaje? "Uso, con vistas a una competición deportiva, de sustancias o procesos susceptibles de incrementar artificialmente las capacidades físicas de una persona". La línea divisoria entre lo que es legal e ilegal siempre es muy difícil de definir. Es extremadamente complejo en el caso del dopaje tecnológico.

En efecto, el deporte, y aún más el deporte cronometrado o mesurado, está hecho de récords y el aficionado busca la emoción ligada a la búsqueda de estas marcas mundiales y olímpicas. El valor económico de los deportistas también se debe a su rendimiento, sus tiempos y sus socios tecnológicos les ayudan a traspasar niveles que, a veces, son considerados como inalcanzables.

Claro, marcas como Nike, Adidas, Asics…, buscan diferenciarse para ganar participación de mercado, y la tecnología suele ser su punto de venta, lo que hace que el rendimiento de sus atletas sea esencial para su crecimiento económico. En el caso de los zapatos de correr, este es un mercado global estimado en más de 14 mil millones de dólares. ¡Mucho en juego!

El récord de maratón, en el espacio de una olimpiada, evolucionó mucho. La tecnología de las suelas de carbono, inspirada en el efecto rebote del arco del pie, ha revolucionado el running.

El 12 de octubre de 2019, Eliud Kipchoge cruzó la legendaria marca horaria con 1h59'4". Un récord frente a 120,000 personas, millones de personas conectadas, habilitadas gracias a su patrocinador Ineos, y las famosas Nike VaporFly. Emoción del récord del mayor número, y dudas sobre su legitimidad también para muchos.

El rendimiento del corredor de maratón se debe orgánicamente en gran parte a su VO2 max (volumen de oxígeno que puede enviar a sus músculos), el umbral láctico (capacidad para correr lo más cerca posible de su velocidad máxima sin entrar en rojo), y gestión de carreras que buscan optimizar sus propias capacidades del momento. Los zapatos tienen también un gran papel en el resultado. En este caso, la suela de las Nike VaporFly tenía 50 milímetros de grosor, con una pala de carbono debajo del pie y una más pequeña o dos intercaladas debajo de la parte delantera, incorporando cápsulas de aire que actúan como resorte.

¡Una innovación tecnológica que permite, según expertos, más del 4 por ciento de ganancia! Ciertamente, Eliud Kipchoge es un atleta y campeón excepcional que busca constantemente rendimiento y mejora, pero la ganancia es enorme. Entonces, ¿qué pasó como resultado de este caso?

La mejora del rendimiento del calzado en el atletismo ha sido una constante, a veces en detrimento de la salud de los deportistas con lesiones.

Algunos expertos recomiendan establecer categorías de tiempo: BV o AV (antes o después del VaporFly) para que los tiempos sean realmente comparables, en maratón como en otras disciplinas en carretera o en pista. En términos filosóficos, y de acuerdo con World Athletics, los zapatos no deben fabricarse de tal manera que brinden al atleta una asistencia adicional mediante la incorporación de cualquier tecnología que otorgue al usuario una ventaja injusta.

Cualquier tipo de calzado debe estar razonablemente disponible para todos en el espíritu del universalismo en el atletismo. Esto significa que no se puede homologar un récord con zapatos prototipo no disponibles en el mercado. Por lo tanto, World Athletics decidió cambiar las reglas como respuesta a este problema: no más de una pala de carbono, no más de 40 milímetros en la parte superior y no más de 9 milímetros de pendiente entre el talón y el antepié para la suela de las zapatillas de correr.

No más de 25 milímetros de suela para media distancia y triple salto, y no más de 20 milímetros para las demás disciplinas de sprint. Usain Bolt usó puntas de 12 milímetros, suelas de 20 milímetros deberían facilitar los buenos resultados, no récords.

Es difícil predecir el nivel de los atletas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, debido a la falta de competencias y buenas condiciones de entrenamiento en los últimos meses ligado a la pandemia, ¡pero claramente la tecnología debería ayudar a conseguir buenos momentos!