opinion.felipe-ramos-rizo.confundidos
Opinión

Felipe Ramos Rizo

Uno de los mejores árbitros en la historia de México. En RÉCORD analiza la actuación de los silbantes en cada partido de la Liga MX.

Confundidos

2021-05-12 | Felipe Ramos Rizo
Comparte en:

El tema de disminuir faltas, darle fluidez al juego o como quieran llamarle, tiene confundidos a los árbitros. No todos tienen la jerarquía, personalidad y respeto de los jugadores para poderlo aplicar. César Ramos y Fernando Guerrero, en mi opinión, son los únicos que lo hacen de la mejor forma, porque los demás tienen serios problemas, lo que ha causado la siguiente problemática:

a) No siempre sale beneficiado el equipo afectado.

b) Se les olvida amonestar o expulsar al finalizar la jugada.

c) Provoca violencia que los árbitros no saben detener.

d) En momentos claves del partido no sancionan faltas claras e importantes o no muestran tarjeta, por lo que pierden el control del juego.

e) Las protestas aumentaron en los juegos por parte de jugadores y cuerpo técnico.

En fin, el tema es complicado y creo que no era el momento de solicitar a los árbitros que aplicaran este sistema. Ellos y los jugadores no están preparados y el resultado no ha sido favorable.

SIMULACIONES
El jugador cada día trata de engañar y sacar provecho de simular faltas o lesiones. El árbitro se ha vuelto cómplice de esta situación, pues ya no amonesta.

En repetidas ocasiones vemos cómo los árbitros indican que fue una simulación y le piden al jugador que se levante, pero mientras no apliquen la medida disciplinaria, lo seguiremos viendo. El jugador ya se acostumbró a intentar sacar ventaja con engaños porque no es amonestado.

EL SPRAY EN TIROS LIBRES
El futbolista se ha quedado sin derecho a reanudar rápido, tras una sanción de falta. El famoso madruguete quedó eliminado, lo cual beneficiaba al ofendido.

Si hay un tiro libre cerca del área de penalti no puede reanudar porque el árbitro tiene que pintar su línea; si quiere hacerlo para iniciar un avance de promesa, no puede. El infractor sale beneficiado y el ofendido, perjudicado, sólo pasa en el arbitraje mexicano.

LA MANO DENTRO DEL ÁREA DE PENALTI
Este tema está muy robotizado, el árbitro y el VAR en cuanto observan que el jugador tiene separada la mano del cuerpo sancionan penalti.

La intención del jugador ya no es calificada y para los árbitros es más fácil sancionar, aunque el jugador no tenga la más mínima intención de jugar el balón con la mano.

Es un caos no sólo en México, el tema es mundial. Los silbantes aplican un criterio muy limitado y se van a la fácil: mano separada del cuerpo, penalti.

Ojalá y la FIFA ponga más atención y cambie esta parte del reglamento, en lugar de facilitarle el trabajo al árbitro, se lo complican más.

LA JORNADA 
Tristemente veo el bajo nivel de Marco A. Ortiz, quien pintaba para más, pero creo que se quedará en el camino. Le dieron los mejores partidos del torneo para consolidarse y fue todo lo contrario. En el Pachuca vs Chivas le tembló la mano para expulsar a Cabral en el minuto 15. ¡Cómo hubiera cambiado el partido si se arma de valor!, pero era local y difícilmente expulsan. Después le perdonó la roja a Torres por una fuerte acción sobre Sosa y perdió el control.

Santander, en su nivel en el León vs Toluca. No tiene ni idea del partido que le tocó. Sambueza fue severamente castigado con faltas (14', 42', 48', 71' y 90') que no logró detener, porque está convertido en un pita faltas; hay un penalti sobre Estrada que no sanciona y en el gol del empate de León hay falta de Meneses que tampoco señaló. Un poco localista su arbitraje.

En Atlas vs Tigres, lamentable la lesión del asistente Pablo Hernández ojalá y no sea de gravedad. El arbitraje de César Ramos sin compromiso y muy sobrado, menospreciando el juego como si no lo merecieran. Estas actitudes lo sacaron en dos torneos de los Clásicos y de las Finales el torneo pasado. Casi seguro que no pitará la gran final porque hay mejores que él. Por cierto, Óscar Mejía que entró de relevo por el asistente lesionado, en verdad ojalá y lo dejen de asistente, hace menos daño que de árbitro central.

Fernando Hernández, en el Santos vs Querétaro, depende de lo que le dicen sus compañeros y el VAR. El partido fue muy fácil por el marcador, pero como no sabe arbitrar, al final se le salió de control el juego. Jugadas de expulsión que no realizó y agresiones que no vio. Hay que imaginarnos si le toca un partido complicado o más bravo.