opinion.alberto-bernard.verano-nublado
Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

Verano nublado

2021-06-09 | Alberto Bernard
Comparte en:

Mito: El Tri tiene más problemas individuales y estructurales que corregir.

Realidad: El centro delantero no es el único problema del Tata Martino. Son tres puntos importantes:
-La táctica fija.
-El alto porcentaje de pases fallados.
-Los cambios en la construcción con línea de tres y de cuatro.

El balón parado ante Estados Unidos fue un autentico dolor de cabeza, de seis tiros de esquina en contra, dos acabaron en gol, cuatro fueron rematados a borde del área chica.

Martino decidió que el equipo marque en zona en la táctica fija, de poco o nada sirvió, los norteamericanos aprovecharon su buena talla, la zaga nacional nunca compitió en el juego aéreo y además nos confirmó que Paco Memo Ochoa nunca sale a cortar los centros, el resultado de está mezcla son dos goles recibidos con los que se perdió la ventaja.

La imprecisión en los pases, México promedia más de 500 pases por partido, aunque ante EUA que propuso un juego intenso provocó que aumentará del 10% al 18% los pases equivocados.

Además de cambiar la estructura del sistema táctico de línea de cuatro a tres centrales, también se vio alterado la forma del transito del balón. 

El  número de pases laterales aumentó de un 40% a un 45%, porque además ese 5% extra son ejecutados entre los tres defensas centrales, en servicios intrascendentes. Automáticamente crecieron los pases en zona defensiva y disminuyó en la zona de ataque.

En la implementación fallida de la línea de tres en el fondo hay más datos para analizar.

Es cierto que los tres  partidos que jugó de esta forma no perdió pero las “formas” no fueron las esperadas.

Ante Argelia fue la primera vez que la utilizó, al medio tiempo regreso al 1-4-3-3 y el partido estaba empatado a un gol. Ante Islandia jugó con el 1-5-2-3 los 90 minutos, estaba perdiendo 1-0 hasta los últimos 15 minutos que logró darle vuelta al marcador, el desempeño tampoco fue el esperado. Con Costa Rica fue el momento más inoperante del equipo con este plan “B” de tres en el fondo, al minuto 58 modificó al acostumbrado parado táctico, el equipo no logró anotar y avanzó en definición desde el manchón penal.

Conclusiones: El inicio del verano fue bastante nublado del equipo mexicano, el Tata estuvo lejos de tener un equipo solvente, la línea de tres falló, mostró carencias en la posición del centrodelantero y fue superada ampliamente en la táctica fija.

La era del Tata Martino vive su primera crisis de funcionamiento, por primera vez es señalado por los jugadores convocados y señalado por los olvidados.

Es momento de analizar las formas y decisiones del entrenador nacional en este largo verano de la selección.