deporte-y-moda
Opinión

Arnaud Drijard

Es CEO y Co-fundador de Sport Innovation Summit y Moveo Lab. Su amplia experiencia lo convierte en un especialista en marketing deportivo.

¡Deporte y moda!

2020-08-30 | Arnaud Drijard
Comparte en:

Lacoste lanzó esta semana su última colección con el artista galo Youssef Sy, más conocido como Ysy, en homenaje al embajador de la marca, el serbio Novak Djokovic, quien ha estado con la firma desde 2017.

La colección, que estará disponible en tiendas selectas de Lacoste, el sitio web de la compañía y socios minoristas; incluye polos, gorras y sudaderas con Djokovic en el estilo de ilustración de arte pop de Sy.

Éste mismo creó por primera vez el personaje de Djokovic en 2016 después de la victoria del tenista en el Abierto de Francia en Roland Garros.

Lacoste, con Sy y la asociación Etendart, también revivió una cancha de tenis en Clichy, Francia, con diseños de Sy inspirados en Djokovic.

"Después de mi reunión con Louise Trotter (la directora creativa de la marca) y su equipo, acordamos que queríamos darle un poco más de profundidad al concepto combinándolo con valores queridos por Novak y Lacoste", dijo el artista Sy, de Tokio.

"Su tenacidad para aferrarse a su puesto número uno, su dedicación al trabajo y la forma en que transmite sus habilidades a través de su fundación y comparte con sus fanáticos son los valores que quería resaltar en mi dibujo".

Esta colaboración es uno de los muchos ejemplos del poder de la colaboración entre el deporte y la moda.

Recuerda la colaboración de camisetas del Real Madrid con Yohji Yamomoto, la organización de videojuegos FaZe Clan y el Manchester City. Las celebridades y los deportistas no son sólo pasarelas de moda, cada vez más se convierten en su propia marca.

Lacoste -de hecho- es quizás uno de los primeros ejemplos. Rene Lacoste fue uno de los mosqueteros franceses, fantásticos tenistas de la década de 1920, y creó su propia marca a principios de la década de 1930. Otro ejemplo famoso, Michael Jordan y Nike con Air Jordan.

Más recientemente, hay grandes estrellas del deporte que desarrollaron líneas de moda. Muchos han aprovechado su poder de astros para lanzar el suyo, que también incluye a músicos como Rihanna con la exagerada etiqueta de moda Fenty y su marca con LVMH.

Serena Williams lanzó una línea de ropa llamada como ella; David Beckham en 2018 reveló una propuesta de aseo para hombres 'House 99', co-creada con L'Oreal; LeBron James firmó una asociación de por vida con Nike en 2015 y, en colaboración con tres diseñadores de Harlem Fashion Row, crearon su primera zapatilla de baloncesto para mujer; Venus Williams, que tiene un título en diseño de moda y ha invertido en la empresa de bienestar Asutra, que ofrece productos de belleza y bienestar naturales y orgánicos; Cristiano Ronaldo creó su propia marca CR7, desde ropa interior hasta camisas de hombre, denim y calcetines.

¿Han influido los deportes en la moda o viceversa? Hace unos dias, Louis Vuitton, marca de lujo, anunció la creación de su primer zapato de skateboard y firmo Lucien Clark, skateboarder de Jamaica, porque el mismo deporte es una 'subculture'.

Es bastante seguro decir que el deporte tiene un gran impacto en la industria de la moda.

Deporte y moda van de la mano. Los fanáticos quieren saber qué visten las celebridades, la ceremonia de apertura olímpica es un desfile de modas para que marcas no 'deportivas' se expresen en la arena más grande, y los atuendos no son solo atuendos, son dinero, un gran negocio.

Los atletas aportan cada vez más valor a las marcas con las que trabajan, algunos crean su propia firma. Vemos el poder de la colaboración, la innovación y la creatividad para llegar a nuevas audiencias, crear nuevas líneas de negocio y las redes sociales llevan la moda a otra escala.

El deporte es moda y 'Life is a beautiful sport', como decía la campaña de Lacoste.