mundial-cada-dos-anos
Opinión

Arnaud Drijard

Es CEO y Co-fundador de Sport Innovation Society y Moveo Lab. Su amplia experiencia lo convierte en un especialista en marketing deportivo.

¿Mundial cada dos años?

2021-09-19 | Arnaud Drijard
Comparte en:

Arsène Wenger, quien me inspiró en SiS Paris cuando hablamos juntos sobre los entrenadores del futuro, ahora lidera un proyecto con la FIFA para una Copa del Mundo cada dos años y Copas Continentales también cada dos años, tomando el control de todos los veranos con competiciones internacionales.

Y adivine qué, 166 federaciones han decidido que valía la pena ir más a fondo sobre este proyecto y ahora muchas partes interesadas están involucradas en el diseño de este concepto, ya que es un proceso “democrático”.

Arsène Wenger, siempre anticipando el futuro, es ahora director de Desarrollo del Futbol, que incluye la formación de entrenadores y jugadores, y muy importante, también las nuevas reglas del juego y los calendarios.

Como mencioné en muchas columnas, con diferentes ejemplos, un deporte evoluciona cambiando reglas, cambiando formatos de competencia y calendarios, y por lo tanto impactando el desarrollo del juego, el interés de los fans y su economía.

Este proyecto, impulsado por el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, es obviamente muy criticado por la UEFA, que quiere proteger su posición en el negocio del futbol.

Otros críticos incluyen federaciones internacionales de otros deportes, ya que si este proyecto se implementara, dejaría poco espacio para que otros deportes brillen en los veranos, y la Copa del Mundo FIFA se enfrentaría a los Juegos Olímpicos cada cuatro años. La realidad, nadie conoce exactamente el impacto potencial, y el deporte es muy enriquecedor.

EL CONCEPTO
Copa del Mundo FIFA cada dos años y Copas Continentales cada dos años, ¿por qué sería? Según Arsène Wenger, se trata de “mejorar la calidad del futbol mejorando la frecuencia de las competencias, además de mejorar las reglas del juego”. El objetivo es hacer un calendario claro para todas las partes interesadas y tener competencias que tengan sentido y mejoren el nivel.

Los partidos de clasificación se realizarán en dos ventanas internacionales, en octubre y marzo. Las calificaciones serían cada dos años y los veranos serían para estas competiciones internacionales.

Los jugadores participarían menos con sus selecciones nacionales, pero después de cada competencia internacional (Continental o Copa del Mundo), Wenger quiere que los jugadores descansen 25 días. El resto del año, los jugadores estarían con sus clubes, más de siete meses, y los jugadores se verían menos afectados por los viajes internacionales, y a la par clubes, Ligas, federaciones tendrán claras las reglas del juego.

LOS PROS
Nuevo formato de partidos de clasificación: habría menos partidos por selección, con sólo seis. Eso aumentaría el drama y el interés en esos juegos. Según Wenger, a los fans les importan menos los partidos amistosos y los partidos de clasificación de bajo interés.

Un calendario claro para los aficionados: saber cuándo es el momento de los clubes, cuándo de las clasificaciones y cuándo de las competiciones internacionales de verano. Las reglas serían las mismas para todos.

Interés por los fans: a muchos les gusta la idea de tener partidos tan importantes y dramáticos. ¿Quién diría lo contrario en México? Donde tienes dos torneos en un año frente a las Ligas europeas que juegan una Liga en 10 meses. La gente quiere ver juegos que importen y, al final, el deporte debe entretener a los fans para seguir creciendo.

Países anfitriones: facilitaría que más países o asociaciones de países alberguen competiciones internacionales, permitiendo que zonas clave como América del Sur, África y Asia alberguen estas competiciones e impulsen el crecimiento deportivo. Vemos que la brecha entre los países europeos y el resto está creciendo, y hospedar eventos en otras zonas de manera más frecuente podría contribuir. 

LOS CONTRAS
Tener más juegos de clasificación representa ingresos para los equipos nacionales, incluso con juegos no competitivos, ya que genera ingresos por patrocinio y venta de entradas. Pero nuevamente, si los sistemas mejoran la economía de la FIFA, al final, las federaciones nacionales recibirán los beneficios.

¿Los fans se aburrirían? Menos Copa del Mundo es más, en el argumento de muchos. El Mundial cada cuatro años lo hace bastante único, genera muchas expectativas. Algunos creen que podría diluir el interés de los aficionados por tener las mejores competiciones internacionales cada verano. Pero mire la Liga de Campeones para los clubes, cada año, y los ingresos e interés en constante crecimiento...

¿Impacto económico? ¿Los patrocinadores, right holders y otras partes interesadas no tendrían el poder económico para seguir el proceso? La Copa Mundial de la FIFA es el principal motor de ingresos de la FIFA y supongo que crecerá. Cuando hay grandes competencias, con drama, hay interés de los aficionados, y el resto seguirá, ya que los patrocinadores y los right holders pagan para conectarse con los fan, quieren lo que el fan quiere. Y si nos fijamos en los últimos años y décadas, los derechos de los medios y los acuerdos de patrocinio siguieron aumentando...

QUÉ SIGUE
El proyecto aún está siendo diseñado por Arsene Wenger y su equipo, en colaboración con las federaciones nacionales y las partes interesadas. El aspecto político del proyecto es enorme y ha comenzado la campaña para que sea aprobado por los miembros de la FIFA. Hay un mayor interés de los países emergentes (África, Asia…) que les da más oportunidades y tienen muchos votos en la FIFA (más de 200 miembros, teniendo cada uno un voto). Pero aún así, el panorama no es claro sobre los posibles votos.

La UEFA está claramente en contra, ya que rebajaría el poder de Europa, pero no olvidemos también que el gran poder económico (patrocinadores y emisoras) viene de fuera de Europa (Asia, Oriente Medio…) y vería con buenos ojos un deporte más global y la posibilidad de albergar Copas del Mundo. El cambio, si se vota (y la fecha para votar aún no está definida), no sucederá a corto plazo, al menos no antes de 2024, y difícil antes de 2028. 

Al final, como dijo Arsene Wenger en nuestro evento de SiS en París, “Necesitamos anticiparnos al futuro” y “Siempre busco el beneficio del juego”.

¿Qué piensas? Si tuviera que votar, ¿votaría a favor o en contra?