opinion.carlos-ponce.cada-vez-mas-vergara
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

Cada vez más Vergara

2021-09-20 | Carlos Ponce de León
Comparte en:

Lo extraño de Chivas no es que cortaran a Vucetich, quien colgaba de un hilo delgado por las pobres formas y resultados. Lo raro es que lo cepillaran justo tras una victoria clave de cara al partido más importante de la temporada: el Clásico Nacional, lo que confirma que la brújula en el Rebaño está descompuesta

Al Rey Midas no lo cesó Ricardo Peláez, es decir, no fue una decisión del departamento deportivo, lo que se habría entendido hace unas semanas, después de la jornada doble pasada, no hoy, cuando ya hiló cuatro sin perder, con dos victorias incluidas. Esto representa un raspón a la autoridad del director deportivo, quien aún creía en el levantón del entrenador y lo defendió hasta el último minuto. 

A Vucetich lo cortó Amaury Vergara, una decisión que recuerda a los tiempos más viscerales de su padre, Jorge, experto en terminar intempestivamente procesos en el Rebaño, no sólo de entrenadores, también de directivos. Esta vez, el detonante fue el tsunami de críticas que volvió a inundar el estadio rojiblanco y las redes sociales, en donde rasparon el apellido de los propietarios, y lo peor, ahora también a Omnilife, la empresa que sostiene el negocio familiar. No aguantaron más y se lo comunicaron a Peláez, como orden sin opción.

Es por eso que el relevo no es automático. Hoy nos darán luz sobre quién dirigirá el Clásico Nacional. Del cuerpo técnico de Vuce, Ricardo Cadena va al Tapatío, con Guillermo Hernández de auxiliar.

El Guadalajara no tiene proyecto claro y estructurado para sacarlo del hoyo, vuelve a navegar como en los peores tiempos de Jorge Vergara, y hasta peor, hoy no pelea por títulos, sino por entrar a Liguilla, a la que sólo entró una vez en los últimos ocho torneos. Así de baja está la vara. Amaury no aguantó y dio manotazo en la mesa, en lugar de mantener la confianza en Peláez, quien ahora es el siguiente en el paredón.

SE TENÍA QUE DECIR...
En Universidad se echan la bolita de quién permitió que Meritao llegara a Pumas, que si Chucho, que Lillini, lo que es una realidad es que es increíble que no exista alguien capaz de impedir que les vean la cara con este engaño de jugador profesional.
Y SE DIJO.