opinion.carlos-ponce.la-critica-es-a-las-formas
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

La crítica es a las formas

2021-05-10 | Carlos Ponce de León
Comparte en:

Es positivo que se reclame mejor nivel, pero la crítica está mal enfocada, no hay que desperdiciar flechas tirándolas a lo loco, tratando de darle a lo que sea, hay que entender cuál debe ser el verdadero blanco que servirá para provocar un cambio

Acusar al formato de competencia del nivel que se exhibe en nuestras canchas es inútil, ridículo, desgastante. Entre profesionales de la comunicación es hasta irresponsable. Hay que hacer un análisis mínimo, no subirse al tren sólo por generar debate. Hagamos un ejercicio: Piensa en el torneo más interesante y espectacular del deporte profesional... ¿Mundial? Tiene fase de sumar puntos y después de eliminación directa para encontrar al campeón; ¿NFL? Playoffs tras una temporada regular para clasificar; ¿Champions League? Lo mismo. ¿Grandes Ligas? Incluso hay una etapa de comodines, una especie de Repechaje. Es claro: las Ligas espectaculares tienen el mismo formato, por lo tanto no es el culpable de los lapsos de partidos sin emociones; al contrario, sin Reclasificación y Liguilla, la expectativa y el drama estaría por los suelos. 

La crítica debe ir hacia otro blanco: los que deciden cómo se juega, es decir, los que establecen las prioridades de nuestros equipos, de presidentes a entrenadores, pasando por directores deportivos.

En México, la mayoría pondera el resultado sobre la forma, son pocos los que se atreven a buscar la ideal mezcla de ambos: ganar y gustar. El último gran ejemplo es el León, que logró ser campeón en los torneos donde desplegó el futbol más espectacular de Liga MX. Una joya, objetivo casi utópico, pero con nueva muestra de que se puede.

Antes de formalizar a Nacho Ambriz como entrenador, Rodrigo Fernández, director deportivo de La Fiera, le estableció un requisito esencial para dirigir a los esmeraldas: hay que procurar el ‘estilo León’, fundamentado en la época de Matosas con resultados positivos y juego atractivo para la exigente tribuna del Bajío. Y el timonel, encasillado como ‘defensivo’, lo comprendió, se adaptó y lo consiguió. Modelo.

Al ver lapsos de juegos de Repechaje con poca dinámica, la salida fácil es dirigir las balas de la crítica al formato, al Repechaje, pero los responsables están en los equipos. Claro ejemplo: la eliminación de Tigres pasó por un primer tiempo tedioso debido a la filosofía de Ferretti, que prefiere aguantar hasta encontrar un error del rival, fórmula que le entregó muchos títulos, pero convirtió a la dinastía de los felinos en la más aburrida de nuestra historia. Así se lo pidieron por años, por eso hoy, con nuevos objetivos desde Cemex, llega un técnico de juego agradable y exitoso como Herrera. Fue hasta que Atlas impuso su convicción y que cayó el gol que se destapó el drama, con un cuadro regio obligado. No es culpa del formato, sino de que el objetivo de los equipos, entre los que hoy pondera, por decisión o necesidad, el ganar como sea.

SE TENÍA QUE DECIR...
Grupo Orlegi dio un golpe en la mesa: en una semana transformó la percepción de ser polémico a ejemplar en Liga MX con las clasificaciones de Atlas, salvado del fondo de los porcentajes y eliminando al poderoso Tigres, y de Santos, que con un soberbio manotazo acabó la especulación de injusticia con la entrada del 12 en Repesca. Felicidades.
Y SE DIJO