opinion.blog.christian-martinoli.tigres-y-sus-paradojas
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Tigres y sus paradojas

2020-08-25 | CHRISTIAN MARTINOLI
Comparte en:

Suena a desperdicio y a la distancia da irritación observar cómo un equipo con el potencial económico y humano que presenta Tigres, no explota al máximo su poderío en una Liga mediana como es la MX. Si bien el cuadro de San Nicolás vive sin duda los mejores años de su existencia y ha podido obtener títulos y reconocimiento nacional, aunque a muchos les incomode, digamos que no termina por convencer del todo, ya que sus exhibiciones parecen estancadas en el anodina comodidad de 'saberse' superiores y jugar midiendo riesgos y momentos.

Tigres no quiere o no le interesa desplazar sus garras sin piedad por un torneo escaso de competitividad y estrellas. Le da lo mismo jugar la Fecha 1 que la 14 y sólo participa a medio gas aburriendo por todos lados con un futbol cansino, arrogante y en muchas ocasiones despreciativo.

Es una pena porque prácticamente el resto de la Liga, quitando a su acérrimo rival y las excepciones foráneas que tiene como política Chivas, quisieran tener el plantel felino entre sus filas. Se oye a desperdicio o despilfarro lo que hace el cuadro del experimentado y ultra ganador Ferretti, que pudiendo soltar sin temor al equipo prefiere especular resultados hasta que sabe segura su presencia en la Liguilla.

Está claro que esta fórmula le ha servido al cuadro de la UANL para trascender como nunca antes en su historia lo había hecho; sin embargo, los ingredientes cada día son más conocidos y la receta no siempre le funciona, sobre todo cuando el horno se calienta en demasía y entonces se necesita arreglar el inconveniente sobre la marcha, es ahí donde el librito ya no sirve y se debe improvisar con el talento propio, por lo tanto las piezas de siempre entran y trabajan con una presión inusual o poco acostumbrada y muchas veces transitan en un camino sin retorno. Es decir, Tigres juega a lo mismo hace años y eso debería ser motivo de orgullo y regularidad, pero el especular siempre conlleva un riesgo y por eso en varias oportunidades ya no les alcanza a la hora de la verdad.

Está claro que no se puede ganar todo siempre; no obstante, observando el margen de calidad que maneja el equipo de Nuevo León, se antoja mezquina su propuesta. Tigres podrá seguir obteniendo muchas cosas porque el dinero los ha hecho fuertes dentro de un certamen polarizado por la economía, el asunto es que a veces es lindo ver estética, soltura y voracidad en los equipos que se pueden dar el lujo de armar hasta dos equipos titulares con su plantilla.

Le pasó al Campeonísimo Chivas, le pasó al Azul de los 70, le pasó al América de los 80, le pasó al Toluca de Cardozo, ¿por qué a estos Tigres no debería pasarles lo mismo? Porque a veces no siempre ganar te da el reconocimiento, las formas ofensivas de lujo, gambeta, velocidad y vértigo en cualquier cancha te entregan lo que los triunfos sin sal nunca podrán tener. Porque insisto no siempre se gana, pero hay equipos que con el poder de estos Tigres no se pueden permitir especular y caminar las canchas como si nada tuviera importancia. Si no vean al Atlas de La Volpe, no ganó nada, pero como afición neutral era un deleite verlos jugar. Tigres tiene todo, incluido al mejor jugador de la Liga, pero se nota que no quiere, aunque al final por peso específico termine siendo campeón.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: MÁS DE LO ESPERADO