opinion.ignacio-suarez.abuso-sexual-el-precio-de-un-sueno-cuarta-entrega
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Abuso sexual, el precio de un sueño (Cuarta entrega)

2019-02-27 | Ignacio Suárez
Comparte en:

De nueva cuenta entro en contacto con usted, apreciable lector, con una entrega más con novedades y testimonios sobre los abominables casos de abuso sexual que se han vivido en las fuerzas básicas del equipo Tiburones Rojos del Veracruz, desde hace más de una década.

No dudo que a muchos de ustedes el tema ya les aburra, les atosigue o les incomode. Sin duda no es un tema de moda y no está involucrado un equipo de gran convocatoria nacional que convertiría este caso en un Trending Topic en las redes sociales, y por ende, un escándalo que obligará al Gobierno Federal y a las autoridades estatales a darle un seguimiento puntual al caso.

Entre más nos adentramos, más estoy en lo cierto en que este tema de abuso sexual NO es exclusivo del Veracruz. Ha sucedido en muchos otros equipos, pero se han quedado guardados en el cajón del olvido, porque muchos padres, muchas víctimas, dejaron pasar las cosas para evitar el escarnio popular, el linchamiento social o por el miedo del actuar de las autoridades, siempre inclinadas a favorecer a quien detenta mejores relaciones o mayor poder económico. En Argentina, fue un escandalo mayúsculo que actualmente está siguiendo un proceso y hay más de siete detenidos. 

¿Por qué sigo publicando de este tema? Por el amor al futbol, porque tanto usted como yo tenemos un sobrino, un nieto, un ahijado, el hijo de un amigo que sueña con ser futbolista profesional, y que, por alcanzar ese sueño, en su inexperiencia son capaces de todo corriendo los más inmensos peligros, y si se cuentan con personajes de una baja calaña, como del que hemos venido relatando en nuestras tres entregas anteriores.

Valdría la pena preguntarse, ¿qué haría usted si su hijo fuera abusado sexualmente? Por todas las circunstancias el solo hecho de atreverse a denunciar penal y civilmente, exponerse al escarnio social, luchar contra el sistema de justicia del país, es digno de todo mi reconocimiento. Por sólo ese hecho, la familia de 'Bernardo N' merece todo nuestro apoyo y solidaridad.

La lucha legal parece francamente desigual. El juez José Clemente Zorrilla Rostro deberá juzgar, y en su caso sentenciar a uno de 'los suyos', un abogado que trabaja en la fiscalía de Boca del Río, como lo es el imputado Ángel Fuentes Olivares alías 'El Pato' y/o 'Patrick'. Este juez, de entrada, negó la orden de aprehensión en contra del todavía fiscal, quien deberá seguir el proceso en libertad.

Este hecho NO debe causar extrañeza, si tomamos en cuenta que el gobierno que hoy encabeza el gobernador Cuitláhuac García, acaba de lanzar una campaña en los medios contra la delincuencia que raya en la estupidez argumentando: '¿Están tratando de asaltarte? DI que NO. Legalmente nadie puede llevarse tus bienes sin tu consentimiento”. De verdad de no creerse, pobres veracruzanos, ¡en manos de que autoridades están!

Ante autoridades como estas, es donde finalmente el pasado 18 de febrero a las 14 horas en la sala dos, se fijó la fecha para la primera audiencia de este caso. Por primera vez, el padre de 'Bernardo N' estuvo de nueva cuenta de frente a Ángel Fuentes, quien nervioso en extremo, agachaba la cabeza y le rehuía todo el tiempo la mirada. La audiencia duró menos de 20 minutos, los abogados defensores del fiscal Ángel Fuentes argumentaron el recurso legaloide de que necesitaban 18 días hábiles para poder leer el expediente del caso ya que desconocían la carpeta de investigación y el juez se los concedió de inmediato, fijándose la misma para el próximo 6 de marzo.

Al salir del juzgado, 'coincidentemente' aparecieron unos policías ministeriales que se acercaron al padre de 'Bernardo N' tratando de intimidarlo, argumentando que era investigado por la venta de un automóvil. En ese momento entendimos cómo es que algunos colegas del Puerto a los que le pedimos de favor cubrir la audiencia pública, se negaron por temor. NO los culpo, Veracruz es el estado con mayor incidencia de asesinatos de periodistas.

A la par con el seguimiento del caso, donde cada semana han aparecido en mi correo nuevas evidencias, más testimonios de jóvenes que vivieron el mismo infierno. Por ello, el padre de la víctima ha entrado en contacto con varios para convencerlos de testificar en este abominable caso.

A continuación, y por respeto a los lectores del diario, por lo burdo y explícito, NO reproduciré de manera íntegra y textual la carta y evidencias que me hizo llegar 'Arturo X' contándome su terrible historia, misma que estará disponible íntegramente la versión digital del diario. Advirtiéndole a usted de antemano que es un texto no apto para menores.

EL SIGUIENTE TEXTO CONTIENE LENGUAJE EXPLÍCITO:

“¿Qué si conozco a Ángel Fuentes? Sí, por desgracia lo conozco muy bien. Todo empezó cuando yo iba en secundaria. Ahí por el año de 2010. Estaba de moda el uso de los novedosos smartphones como el BlackBerry. Antes había una App para mensajería como Whatsapp, pero para usuarios de BlackBerry, llamada BBM (BlackBerry Messenger). Recibí una solicitud de un tal 'Ángel Pato ⚽', así era su nombre de usuario.

"Yo empecé a jugar futbol en equipos de tercera del Puerto, Héroes de Veracruz, y empezaba a checar Tiburones. Entonces acepté pensando que era algún compañero o conocido. Cuando estás empezando, lo más que necesitas es relaciones. Pero yo no sabía qué tipo de relaciones tendría con el señor Fuentes Olivares, hasta que empezaron las charlas de lo que es un gran trauma en mi vida. La charla empezó con un 'k onda' si, con k; además de todo no sabía escribir correctamente. Le respondí: ‘Hola, ¿nos conocemos?', a lo que él respondió: “no, pero podemos okok”.

"Empezamos a charlar sobre futbol, me dijo que él era muy allegado a los técnicos de ese entonces de las divisiones inferiores del equipo (Tiburones Rojos), que él podría ayudarme a entrar. Yo no pensé mal, ni me pasó por la mente que tuviera malas intenciones, pues un compañero de mi escuela estaba probándose en varias instituciones gracias a un mánager que lo encontró, y él actualmente es jugador de Primera División de la Liga Mexicana. ¿Corrió con buena suerte no?

"Volviendo al tema, un día entre charlas me preguntó que, si era cabrón, ¿Cabrón? ¿A qué te refieres? Le respondí, él me dijo que estaba "wapo" que me podía dar lo que quisiera, “todo por debajo del agua okok $$”; el primero ganó mi confianza, nada tonto, le comenté que me disculpara, pero “que yo no le hacía a eso”.

"Las pláticas entre él y yo siguieron, normales, de futbol, de amigos en común. A los pocos días volvió a insistir, y yo veía mi entrada al club de Tiburones un poco difícil, pues en ese entonces se necesitaba dinero o palanca, y no tenía ni una ni otra, por lo que después de muchas semanas, accedí. Pues me había enviado una fotografía donde supuestamente aparece el. Una foto tomada del equipo entero. Algo que me dio más confianza. Hasta ahora no sé si es él o no, pues no se ve muy clara la imagen, pero sin duda tiene un gran parecido con él o es él.

"Llegue a dónde me citó, Nogal entre la calle Sauces y la calle Juncos del fraccionamiento Floresta. Por lo que me dijo él y entendí, era casa de sus padres y no había nadie. Al entrar, un olor fuerte a tabaco, el olía mucho a tabaco. Entré me saludo, no fumaba yo, pero del estrés y los nervios acepté un cigarrillo. Subimos al cuarto platicamos, yo solo quería que llegara alguien, estaba aterrado, no sabía qué hacía ahí. Se quitó la camisa que traía y el pantalón, me empecé a aterrar más, pero ya me había inducido un miedo explicándome su labor en aquel entonces como MP, y a como estaba la situación en ese entonces en el Puerto, no sabías quién era qué. Me pasó por la mente mil veces: "¿Qué hago aquí?”. Me pidió me parara de la cama y me acercara a un costado, me bajó el pantalón y comenzó a estimular mis genitales mientras se tocaba él acostado….

"…. Caminé de Floresta a la Colonia Villa Rica en la zona norte de la ciudad dónde era mi hogar. Fueron muchas horas caminando con mi mochila en la espalda, porque fui a su casa saliendo de la secundaria, y con los billetes de 500 pesos en mi mano cerrada. Caminé más de cuatro horas y media, llegué a casa y me acosté intentando dormir. Cargué mi celular y lo primero un mensaje de él, era una fotografía. Me mandó una foto de mi parado….  tomada desde una esquina. Se veía un poco de movimiento en la foto por lo que supuse que era una captura de un vídeo. Y me dijo: “tu tranqui okok, todo debajo del agua, si te rifas me rifó contigo, si me chingas te chingo”.

Leer el relato completo causa asco, dolor e impotencia. El chantaje, las amenazas del funcionario público hoy denunciado, están a la orden. ¿Cuántos pasaron por ese infierno? ¿Cuántos han callado? ¿A cuántos les destruyó la vida?

Le vuelvo a preguntar: ¿qué hubiera hecho usted si se tratara de un hijo o un familiar suyo? Sea cual sea su respuesta, por eso mismo es que este caso NO debe quedar impune, hoy muchos de estos testigos deben de ir con el Juez José Clemente Zorrilla y testificar de forma anónima contra el hoy imputado. 

Por los que vivieron ese infierno… por evitar que otros que vienen atrás lo vivan, es que de este caso seguiremos escribiendo.

 

“Periodismo es publicar lo que alguien NO quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”

George Orwell