opinion.ignacio-suarez.las-medallas-de-los-tenis-blancos
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Las medallas de los tenis blancos

2021-08-11 | Ignacio Suárez
Comparte en:

Terminó una nueva edición de los Juegos Olímpicos y empieza el reciclaje de los discursos y críticas de siempre, de otros Juegos Olímpicos. Críticas más llenas de cargas políticas a favor o en contra según sea el color de preferencia de quien las infiere. Las reflexiones, la autocrítica de la realidad y posibles soluciones no tienen espacio en este momento. Sea cual sea el caso, con cuatro de Bronce o incluso si hubieran sido 10 de Oro, la realidad seguiría intacta: seguimos teniendo desde hace décadas una miserable estructura deportiva.  

La gestión de Ana Guevara al frente de la Conade es simple y sencillamente impresentable, vergonzosa. Todo el brillo, admiración y veneración que generó en su excelsa carrera deportiva, donde logró éxitos sin paralelo alguno, los echó al caño. Como dirigente deportiva Guevara ha sido muchísimo peor que aquellos en sus tiempos de gloria y desde el pódium crítico, por su ignorancia, por su corrupción, por su nepotismo, por sus nulos criterios, por su forma de administrar sin plan y sin rumbo definido. 

DENUNCIAS E IMPUNIDAD 

La revista Proceso en espléndidos reportajes documentados firmados por mi admirada Beatriz Pereyra, se ha cansado de señalar gravísimas irregularidades, que, en otras circunstancias, en otro país, le hubieran provocado el cese, la renuncia o incluso hasta la privación de la libertad. Los señalamientos con datos de la propia auditoria Superior de la Federación son contundentes, de cada 10 pesos que tuvo como presupuesto, se malgastaron seis.  

No, no es un tema menor, pues en menos de tres años de gestión de Guevara, el semanario documentó evidencias de casos tan graves como es un posible lavado de dinero, la utilización de empresas fantasmas, estafas, sobornos y demás actividades donde muchos políticos mexicanos ganan medalla de Oro sexenio tras sexenio.  

BUEN DEPORTISTA=MAL DIRIGENTE 

Nuestro país tiene la pésima costumbre y la lamentable creencia de que todo aquel que fue gran deportista será también un gran dirigente deportivo. Nada más equivocado que esto. Son mundos totalmente diferentes uno del otro, son preparaciones y visiones diferentes, en la mayoría de los casos el deportista tiene muy poca capacidad y preparación académica para dirigir, para proyectar, para administrar, para planificar el deporte. Como en todo en la vida en la vida existen excepciones, pero son eso: excepciones a la regla.  

Y revise usted los nombres que han estado al frente del deporte, empezando por Felipe 'El Tibio' Muñoz, compadre eterno impuesto por Vázquez Raña, y luego siga con los Raúl González, los Jesús Mena, Nelson Vargas, Carlos Hermosillo, Ivar Sisniega, rematando con el 'mil usos' Alfredo Castillo, que lo mismo podía encontrar niñas muertas que hacer operativos contra narcotraficantes, e incluso manejar el deporte de alto rendimiento. El legado del que elija de esta lista es infame, NO encontrará UNO bueno, si acaso, podrá decir que uno de estos dirigentes fue menos peor que otro. 

Sin embargo, NO me detendré en eso. Porque más allá de las nefastas administraciones del deporte de los antes mencionados, estoy cierto que la miserable realidad que enfrenta el deporte mexicano está en los cimientos, en el nulo plan de educación física en la edad temprana. Ahí está el cáncer.  

A TODOS los gobiernos que han tenido el poder, a TODOS les ha valido absolutamente madre crear una verdadera estructura deportiva integral desde la edad temprana. Para TODOS los gobiernos el deporte y la educación física es una frivolidad, es un recreo más, una hora para que los alumnos echen la hueva. 

LOS TENIS BLANCOS 

Yo soy de la generación donde podías reprobar educación física por NO traer los tenis blancos o el uniforme completo. Soy de esa generación donde una maestra con sobrepeso nos hacía dar vueltas a la cancha, practicar sentadillas y darnos (si bien nos iba), un balón de volibol o basquetbol para las niñas y uno de futbol para echar la cascara. Y así nos prepararon físicamente desde los seis años hasta terminar la secundaria.  

Y les estoy hablando de mis tiempos, casi de la prehistoria, pues es la década de los sesentas y parte de los setentas. Pero eso NO es lo peor del caso. En el México real de estos tiempos, una inmensa mayoría de escuelas siguen preparando así físicamente a los niños, en las mismas condiciones, con las mismas carencias que las que yo viví hace 50 años atrás.  

Cientos de escuelas no tienen agua, pizarrones, baños, luz, y si no tienen eso, menos van a tener canchas deportivas o balones. Los hoy Licenciados en Educación Física, muchísimo mejor preparados que antes, trabajan en condiciones desfavorables, la mayoría con grupos de 40 o 50 alumnos a los que es imposible atender de manera especializada, imparten muy pocas horas clase a la semana, porque para la SEP gastar en profesores de Educación Física es un gasto absurdo. Muchos de ellos de su sueldo compran balones o material que necesitan. Ellos son los menos culpables, vaya desde aquí mi enorme reconocimiento. 

OBESIDAD INFANTIL 

El 80 por ciento de los niños de cuatro a 12 años crecen sin siquiera tener una adecuada coordinación motriz, imprescindible para practicar cualquier deporte. Los que logran desarrollarlo a esa edad es por cualidades natas o porque sus padres haciendo sacrificios económicos muy grandes pudieron llevarlos a alguna academia deportiva por la tarde.  

Por supuesto que en esta edad NO se forman deportistas, esa NO es la función. Pero si tuviéramos una adecuada Educación Física como parte integral de la educación tendríamos de entrada niños mucho más sanos. La Unicef tiene datos escalofriantes: México está entre los lideres mundiales de obesidad infantil: uno de cada tres niños mexicanos de entre los seis y los 19 años tiene sobrepeso y obesidad. Esto es una bola de nieve del desastre, pues provoca problemas de salud en cascada.  

Hoy nos quejamos de la falta de medallas, pero de no corregirse las estructuras ese problema será el menos importante de todos. Hoy en día los niños y jóvenes por inseguridad, pandemia y mil pretextos más ya no salen al parque a jugar con los amigos. Hoy 'sudan' desde la comodidad de su cama o el sillón de la sala aporreando su tablet o su teléfono inteligente jugando en línea con sus amigos. Ese es el 'ejercicio' diario de millones y millones de niños.  

CIFRAS ESCALOFRIANTES 

¿Ya se dieron cuenta hacia dónde vamos? Por las condiciones económicas donde los padres tienen que trabajar, la inseguridad en los parques, la única alternativa real para que los niños tengan una actividad física real e inducirlos al ejercicio y al deporte, es en la escuela. Pero si ahí tampoco encuentran las condiciones con programas y estructuras deportivas adecuadas, donde la actividad deportiva sea tan importante como las matemáticas o la química, pues entonces el futuro de esa población infantil está en un grave riesgo y NO hablo de medallas olímpicas. 

El Inegi publicó un estudio en 2019 con cifras que espantan: El 57.9 por ciento de la población mayor de 18 años es inactiva físicamente. De ese estudio realizado, el 72 por ciento señaló que alguna vez realizó alguna práctica deportiva y el 27 por ciento reconoció que jamás realizó ejercicio físico. alguno.  

NO son buenas noticias. Con el sedentarismo que provoca los juegos de internet, se estima que este número se duplique en los próximos 10 años y se triplique en 15. ¿Imagínese al 70 por ciento de mexicanos sin actividad física en el 2035? Olvídese de las medallas olímpicas, eso colapsará los sistemas de salud, gobierne quien gobierne el país. 

ENORME DIFERENCIA 

Estados Unidos terminó como el país que más medallas olímpicas obtuvo imponiéndose a China en el último día de competencias. ¿Sabe cuánta importancia y tiempo le dan al deporte y cómo lo exigen en la edad temprana?  

De maternal-kinder al inicio de primaria, es decir de uno a seis años las guarderías o colegios tienen la obligación de impartir tres horas por semana. 

En la primaria (seis a 12 años) deben recibir educación física cuando menos 400 minutos cada 10 días. Es decir seis horas por semana. “El propósito de las políticas de este Código de Educación en Estados Unidos es proporcionar la educación física en todos los grados y el equivalente de dos años de educación física obligatoria para la secundaria”.

¿Cuántas horas de Educación Física a la semana en su escuela recibe su hijo, sobrino o nieto? Enorme diferencia. En Estados Unidos tienen muy clara la importancia del deporte en la edad temprana, pues han hecho estudios al respecto. “La educación física puede proporcionar ventajas en tres áreas principales: salud física, desempeño académico e interacción psicosocial. Los hábitos de la actividad física y el ejercicio que se desarrollan en la infancia muchas veces persisten en la edad adulta. Las personas que se mantienen físicamente activas necesitan (y realizan) menos visitas a los médicos, tienen un menor uso hospitalario y requieren menos atención médica en general que las personas menos activas”.  

BENEFICIOS ACADÉMICOS 

Esto se traduce en reducir los gastos sociales de salud. Por si fuera poco, a esa edad recibir más tiempo de acondicionamiento físico genera beneficios académicos según estudios. “Los estudiantes que dedicaron más tiempo a la actividad física en la escuela mantuvieron o incluso mejoraron sus calificaciones. Además, mejoraron sus calificaciones en las pruebas estandarizadas de rendimiento académico, a pesar de que recibieron menos tiempo de instrucción en el aula que los estudiantes en los grupos de control”.

Viene entonces la otra parte. La detección de talento. Con un adecuado plan de Educación Física a estas edades, da como consecuencia que haya una mejor 'materia prima' si hablamos de deportistas, estarán más sanos, sin sobrepeso, con una adecuada coordinación motriz acorde a su edad, viene entonces la detección del talento y habilidades.  

EL SECRETO  

Desde 1966, hace más de 50 años, se exigió que todas las escuelas de los Estados Unidos identificaran a sus estudiantes con mayor aptitud física mediante el premio presidencial de aptitud física, que era una serie de pruebas físicas de fortaleza, resistencia y flexibilidad.  

En éste se exige que los estudiantes de grados 5, 7 y 9 tomen una prueba de aptitud física (PFT, por sus siglas en inglés), conocida como FITNESSGRAM, la cual se basa en estándares definidos por el Instituto Cooper. En base a estos resultados y otros, se van haciendo filtros. El joven con habilidades para ser velocista se canalizará al atletismo con un entrenamiento especializado, al del basquetbol a esa disciplina, y así todos los deportes. Esto da como consecuencia que tengan extraordinarios prospectos para desarrollar y pulir. 

No hay secretos, en Estados Unidos trabajan el deporte y deportistas con la estructura y planificación adecuada. Los medallistas son producto de ese trabajo, de esa planeación, es la cosecha, la consecuencia del mismo.  

MEDALLAS FAMILIARES 

En México, el 95 por ciento de todas las medallas olímpicas que se han obtenido son producto de casos y esfuerzos excepcionales del atleta, pero sobre todo de la familia. Los padres, los tíos, los abuelos, que invierten tiempo dinero o esfuerzo para pagar los pasajes, la academia privada o de gobierno, los viajes a las competencias, etc. El gobierno solo los encamina al final de ese camino.  

Pero NO hablemos de utopías. La educación en México ha estado en el abandono durante mucho tiempo. Ningún gobierno va a poner una cancha o material deportivo en una escuela a la que no tiene luz, baños o pupitres. Es cuestión de prioridades y realidades.  

No pretendemos que se haga lo mismo que en Estados Unidos, Alemania o Rusia, donde suceden planes similares. Ellos son países de primer mundo, con economías poderosas y desarrolladas. Aquí vivimos atrapados por el subdesarrollo con décadas de impunidad, corrupción y nula planeación. Y eso no se va a corregir en meses o en años. NO es una gripa. 

BOTÍN POLÍTICO  

Los gobiernos utilizan las medallas olímpicas como maquillaje para tapar sus miserias de estructura deportiva. Si se ganan varias, el gobernante en turno podrá hablar de los maravillosos apoyos que otorgó y que jamás nadie había dado y eso demostrará los 'grandes' avances del deporte en su gobierno. Si caen pocas medallas, será también botín político de los adversarios para demostrar lo mal que están ahora y lo bien que lo hubieran hecho ellos. 

Los gobiernos, sin importan el color, están moldeados del mismo estiércol, solo cambian de color. A ellos, los políticos, NO les importa invertir en estructura deportiva en edad primaria, porque esa es una inversión a muy largo plazo, tardarán años, dos sexenios o tres en poder cosechar resultados. Ningún partido está dispuesto a sembrar para que otros puedan cosechar el fruto de lo sembrado. NO piensan en México o los mexicanos, piensan en ellos, en su partido, en su carrera política. El deporte solo les interesará si pueden colgarse las medallas inmediatas. Solo les importa el presente, el futuro les vale madre, no será de ellos.  

En esta dolorosa realidad económica, deportiva y política, el futuro del medallero olímpico de México seguirá siendo el mismo. Las medallas serán producto de talento y casos excepcionales, a veces habrá más, a veces menos. Será la casualidad y no la estructura, planeación, lo que dicte el éxito.  

MI SUEÑO 

NO, la verdad yo no sueño con más medallas olímpicas en el corto o mediano plazo, ojalá aparezcan más y más casos de excepción, esos garbanzos de a libra que de vez en vez irrumpen para inspirarnos, llorar de emoción sintiéndonos más identificados, más mexicanos que nunca. Ojalá por ellos y su enorme esfuerzo, lo logren. 

Yo quizá, no sé si de realista o de optimista, no sueño ahora con más medallas olímpicas. Yo sueño con ver más niños detrás de una pelota, que detrás de la señal del wifi. Si invertimos ese camino, algún día las medallas llegarán, sin duda llegarán, y sin pensar de que metal son, habremos ganado.  

"Tal vez el elemento más importante en el dominio de las técnicas y tácticas de una carrera es la experiencia. Pero una vez que tienes los fundamentos, la adquisición de la experiencia es una cuestión de tiempo", Greg LeMond (Ciclista).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: AMLO PIDIÓ NO CULPAR A DEPORTISTAS POR MALOS RESULTADOS EN TOKIO 2020.