opinion.ignacio-suarez.nuevas-ligas-o-la-crisis-me-vale-ma
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

¿Nuevas Ligas o la crisis me vale ma...?

2020-06-24 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

La economía mundial se ha colapsado ante la pandemia, la industria del futbol NO ha escapado a ella, menos la mexicana construida en bases más endebles. Cerveceras transnacionales como Grupo Modelo y sus nuevos dueños les han dicho a algunos equipos que por décadas apoyaron, que NO habrá más pagos por patrocinios este año y habrá que renegociar el próximo, si es que NO lo cancelan.

En ese mismo tenor están otros patrocinadores de la Liga: aerolíneas, algunas casas de apuestas, unos bancos, empresas telefónicas. Los medios de comunicación están reduciendo sus plantillas al máximo. Las grandes televisoras nacionales y las de paga, propietarias de los derechos de televisión de los equipos de la Liga, han planeado reestructurar los pagos y los montos. Los equipos lo mismo renegociarán, reducirán suelos, modificarán contratos, premios, etc.

Y aunque hay contratos firmados con penalidades incluidas por incumplimiento, los grandes patrocinadores, clubes y televisoras, por el momento, se han olvidado de cualquier demanda, entienden el drama de la situación. Algunos patrocinadores, incluso, seguirán en la playera de equipos sin recibir pago alguno, en muestra de solidaridad, de empatía, esperando que esto mejore a final de año.

 

REDUCIR PARA SOBREVIVIR

A partir de ahora son y serán contratos, arreglos de sobrevivencia, no se trata de si son justos, legales o inmorales. Los contratos firmados son válidos y en estricto derecho se debe respetar lo pactado, pero la crisis post pandemia NO sabe de leyes, ni de tiempos, solo de una cruel realidad financiera que nadie contempló, que nadie previno.

Si pagan lo acordado y firmado, no habrá manera de que su industria y su negocio continúe y en una eventual quiebra todos pierden: el empresario y los empleados, no se trata de llegar a ese extremo, sino sobrevivir. Todos ganarán menos, todos tratarán de perder lo menos con tal de seguir generando.

Para una mayoría es mejor tener una reducción salarial que quedarse sin salario o estar peleándolo durante meses en un juzgado, en la FIFA o en el TAS, más si NO se tienen los ahorros suficientes para resistir el tiempo de litigio y pagar abogados antes de tener una sentencia favorable. Y aún ganando, es complicado cobrar o embargar, si fuera el caso. NO es un tema simple. Si fuera su caso, ¿usted qué camino elegiría si fuera el dueño, si fuera el empleado?.

 

CON RATING Y SIN ANUNCIOS

La Liga se ha sacado de la manga inventando un Repechaje con 12 equipos calificados. Edificar ese monumento al fomento de la mediocridad, les importa muy poco con tal de rescatar algo de dinero. El torneo, posiblemente, arrancará a finales de julio y se hará SIN público, las autoridades les han dicho -off the record- que posiblemente así estén hasta diciembre.

El regreso del futbol y de la Liga MX significará un seguro incremento de rating para Doña Tele y también un ingreso para algunos equipos a los que les pagan mensual o por partidos, pero de qué demonios les sirve tener un gran rating si NO tienes anuncios, si no venden publicidad porque esta estará colapsada también. Pero su ecuación es simple, es mejor tener y generar pocos ingresos a seguir sin generar ni rating, ni ingresos, ni nada.

Saben bien que, cuando las autoridades permitan que vuelva la gente a los estadios, estos no necesariamente se llenarán ya sea por disposiciones de seguridad, por temor y principalmente por economía. Miles o millones de aficionados se quedaron sin empleo, otros vieron reducido su salario o sus ingresos. Pagar por un boleto, un abono, sin duda NO será su prioridad, no porque NO quieran, sino porque NO pueden.

Apostar a que sea el bolsillo y la cartera del aficionado el que pague los platos rotos del deterioro económico que provocó la pandemia, sería el equivalente a un suicidio financiero. Los inversionistas solo apostarán por lo seguro y el aficionado común replanteará sus prioridades. La industria del futbol mexicano ya ha desechado el 2020 de su historial económico, se plantea simplemente subsistir esperando que en el 2021 ya empiece paulatinamente la reactivación económica. El panorama no es para nada alentador.

 

LIGA BALOMPIÉ, ¿A QUÉ LE TIRA?

Aunque también se dice que las crisis son oportunidades. Ese parece ser el lema de la Liga del Balompié Mexicano, que ha tenido una difusión inusitada, no tanto por su seriedad, sino por que en los medios desde hace meses escasea la información y casi todo es nota.

Si el panorama para la Liga MX no es nada alentador a pesar de que está respaldada por grandes empresas, emporios televisivos, donde incluso, en caso extremo ya plantearon la posibilidad de hipotecar las instalaciones de Doña Fede en Toluca para obtener respaldos financieros, pues sinceramente el anuncio del nacimiento de una Liga profesional de futbol nos provoca muchas dudas, incertidumbre y muy poco optimismo al respecto.

En otro momento, en otras circunstancias económicas y de salud, aplaudiríamos la intención. La creación de nuevas fuentes de empleo siempre deben ser bienvenidas. Hoy los tiempos nos obligan a todos a NO regalar nuestro dinero, debemos proteger, blindar al máximo nuestras inversiones. ¿El futbol es un negocio? NO, si no estás a gran escala. El futbol profesional en el mundo vive de los ingresos que le genera televisión, esta le dará la oportunidad de generar publicidad y otros patrocinios. La taquilla significa el menor porcentaje de los ingresos actuales y hablamos de estadios con aforos superiores a los 30 mil aficionados.

 

LES HACEN FUCHI

En el deporte actual, la televisión es la vitrina de tu marca, sin una buena vitrina NO hay posibilidad de negocio, de ahí que Doña Tele mande en el mundo, lo mismo en Juegos Olímpicos, en Mundiales o Lias de cualquier deporte, salvo honrosas excepciones que yo por lo menos no conozco. De manera real, NO hay hoy una televisora importante que tenga el mínimo interés de invertirle tiempo y menos de pagar por transmitir los juegos de una Liga que está por nacer.

Demasiados problemas tienen para pagar los derechos que ya tienen comprados y pactados. Incluso hay cadenas que NO contemplan transmitir los juegos de la próxima temporada de la Liga de Expansión, a pesar de tener contratos firmados hasta el 2022.

¿Los equipos de la Liga del Balompié Mexicano tendrán ingresos por derechos de televisión? NO, transmitir un partido de forma profesional con el mínimo de cámaras de TV, genera un costo para la cadena que transmita, de al menos, 100 mil pesos.

 

STREAMING NO ES OPCIÓN

¿Y si monetizan en redes los juegos de la Liga del Balompié Mexicano? El tema de ganar dinero en redes sociales tiene más de mito que de cierto. Para realmente obtener beneficios económicos, debes cumplir con muchos requisitos de audiencia. En febrero, YouTube cambió sus reglas y solo se podrán monetizar los videos de aquellos usuarios que cuenten con al menos cuatro mil horas de visualización durante los últimos 12 meses. 

Con esta medida, la propia empresa YouTube reportó que el 99 por ciento de los canales afectados negativamente han ganado menos de 100 dólares durante el último año y el 90 por ciento han recibido menos de 2.5 dólares en el último mes.

En Facebook, la situación es parecida. Necesitas tener 300 espectadores SIMULTÁNEOS para poder hacer una pausa de 20 segundos -ahí incluir la publicidad que TU debes vender por separado- y la red se quedará con una parte de ese porcentaje de venta. En estos momentos, las redes NO les producirán ningún ingreso importante.

La Liga del Balompié Mexicano establece en la documentación oficial que entrega al interesado en adquirir su franquicia, que el COSTO DE OPERACIÓN ANUAL será entre los 35 y 40 millones de pesos. Los mismos costos anuales que tiene contemplada la Liga de Expansión aunque Tapachula ha dicho que necesita 43 millones de pesos, que los 20 millones que, en teoría, les dará Doña Fede NO, les alcanza y, en caso de NO conseguir más patrocinios, descansará la franquicia.

Vendría la primera pregunta: ¿por qué le sería más interesante al inversor gastar 40 millones en una Liga nueva a una franquicia de la Liga de Expansión que tiene el respaldo de la FMF?. “Es el mismo dinero, pero son menos requisitos. Aquí son cinco millones de pesos solamente, un estadio con aforo de cinco mil personas y este hecho”, me dijo un empresario al que le hicieron la información oficial -misma que me compartió-.

 

 

 

CUENTAS ALEGRES

Seamos optimistas y hagamos números, pensemos entonces que en cada juego se registra un lleno de cinco mil aficionados a un costo de 100 pesos el boleto y se tienen dos juegos por mes. Serían 500 mil por juego, un millón de pesos al mes. Ojo, a esa cifra hay que restar el pago de los honorarios de los árbitros que son de 40 mil por cuarteta por juego en el Ascenso, menos los costos del pago de Protección Civil, el pago de impuestos por espectáculos del Municipio, el pago a boleteros y administrativos. Pensemos que quedan libres 600 mil pesos mensuales por concepto de taquilla.

Esto, multiplicado por 10 meses que dura el torneo, sumaríamos 6 millones. Si los gastos de operación son de 40, faltaría obtener 32 millones de otros rubros para pagar salarios de jugadores, cuerpo técnico, viajes, premios para NO entrar en posibles adeudos. ¿De dónde sacar esa cifra?

Por derechos de TV, en la Liga de Ascenso el que más cobra es el Atlante que son tres millones anuales; Alebrijes de Oaxaca, último Campeón, factura 1.6 al año y el que menos cobraba eran los Potros de la UAEM que recibían 900 mil pesos de TVC. La pequeña cadena AYM Sport ni siquiera llegaría a esta última cifra, hace intercambios por difusión. Una Liga de reciente creación recibiría muchísimo menos de entrada; si recibe algo más que eso, de compartir alguna ganancia por derechos, es una utopía.

 

 

PAGOS MILLONARIOS EN EFECTIVO

Pero si algo me llamó la atención y me preocupó de sobre manera sobre el actuar financiero y fiscal de la Liga del Balompié Mexicano, es que se asegura que el pago de los cinco millones de pesos de la fianza se puede hacer en efectivo, lo que implicaría una defraudación fiscal y un posible lavado de dinero, entre otros ilícitos.

Esto se desprende de la entrevista concedida por Eder Hernández, directivo del equipo Mc Allister de Saltillo, que pretendía entrar a la Liga y que establece que el contrato de afiliación no le daba garantías legales y tiene muchos puntos obscuros. En entrevista con Tele Saltillo, lo dejó claro: “el contrato establece en algún punto que se puede realizar el pago en EFECTIVO -de los 5 millones de pesos de la fianza- con una multa por hacerlo en efectivo. En caso de que la Liga acepte pagos millonarios, es algo que NO nos tiene contentos como organización y debemos tener mucho cuidado…”.

 

 

Imagínese una nueva Liga que acepta pagos millonarios en efectivo y que pretende ser opción a los malos manejos que existen en Doña Fede. Eso huele muy mal y seguro pondrá en alerta a los inversionistas, al SAT y a la Unidad de Inteligencia Financiera que dirige Santiago Nieto, que están buscando con lupa irregularidades en el ámbito deportivo.

Apenas el día de ayer, el SAT reveló que investiga al Club Atlas porque en el 2015, durante la gestión de Gustavo Guzmán, recibieron 17 facturas falsas para solventar pagos por 75.4 millones de pesos de una empresa facturera.

¡Quién lo hubiera dicho!, la Liga del Balompié Mexicano aún NO nace y ya se está poniendo en el ojo del huracán. Por hoy se me acabó el espacio, pero no este tema….

 

“Muchísima gente se ha vuelto pesimista por haber financiado a optimistas"

C.T. Jones