con-solari-el-futbol-de-america-se-fue-desvaneciendo
Opinión

José Ramón Fernández

Con casi 50 años de experiencia, José Ramón Fernández es el máximo referente del periodismo deportivo en México y ahora puedes disfrutar su opinión en RÉCORD

Con Solari, el futbol de América se fue desvaneciendo

2022-03-04 | JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ
Comparte en:

Si alguien entiende la Liga mexicana de futbol, habría que explicarlo muy bien, porque son ocho fechas a mitad del torneo, dos de los equipos que más han invertido en el futbol mexicano, Monterrey y América, están en penúltimo y último lugar, decimoséptimo y decimoctavo. Solamente seis puntos de un total de 24; lejos, muy lejos, el Pachuca, que encontró un técnico por fin ideal para su equipo y es líder en el cierre; lejos de Puebla que tiene al entrenador que todos quisieran tener, que nunca jugó futbol. Es muy sencillo y trabaja muy bien al Puebla, pero no se puede quedar todo, o la potencia explosiva económica de un equipo como Tigres y otro como Cruz Azul, que están en tercero o cuarto lugar.

Lo sucedido en Monterrey a veces parece inexplicable, Femsa es una empresa que se encarga de generar recursos para este equipo de futbol, una empresa impecable, en su trabajo, muy grande, emplea a muchísima gente. No puede ser que Monterrey, con 25 empleados, un equipo poderoso, un equipo importante, un equipo trascendental, un equipo protagonista y trajo a un entrenador al que muchos defienden como uno de los mejores entrenadores de México. No, por supuesto que no lo es.

En México únicamente ha dirigido al Pachuca y ya lo hizo campeón una vez, después se fue. Es trotamundos. Sí es el técnico mexicano más audaz posiblemente: recorrió camino sobre todo en España, con equipos chicos, medianos y algún grande como el Atlético de Madrid. Nunca ganó nada. Dirigió selecciones, dos veces a la Mexicana y tuvo las derrotas más dolorosas del futbol mexicano en el 2002, en Corea, al perder en Octavos de Final 2-0 frente a Estados Unidos. Al ‘Vasco’ Aguirre le habrán ofrecido una gran cantidad de dinero, no sé, 3, 4 y medio millones de dólares por temporada. Él no quería dirigir en México, no quería regresar, fue convencido por dólares, por el dinero. Hizo el ridículo en el Mundial de Clubes.

Y el otro un grande, el que más títulos ha ganado, el popular, el más mediático: el América. Que ha invertido, invertido muchísimo dinero, una empresa poderosa también, como es Televisa, con un dueño apasionado por el futbol, que le gusta el futbol, que le atrae el futbol, que invierte en el futbol, por herencia por descendencia o por pasión.

Ese América que de repente ganaba títulos con el Piojo Herrera, pero que después ya dejó de ganarlos y ahora trajo a un técnico de origen argentino, que había jugado en México, pero que también había jugado en grandes equipos, surgido en River, y que recorrió la milla para llegar al Real Madrid y jugar al lado de los galácticos como Roberto Carlos, Ronaldo, Zinedine Zidane, hasta ganó una Champions: Santiago Solari, que hizo dos temporadas normales y ya y que tuvo un arranque esta temporada de forma desastrosa.

Desde octubre no ganaba un partido, aparentemente chocó con algunos jugadores o algunos jugadores de plano no le caían bien o a él no le caían bien algunos jugadores, su futbol se fue desvaneciendo y el América fue bajando y bajando posiciones hasta llegar al último lugar y así tuvo que irse.

Hoy América y Monterrey, último y penúltimo de la tabla, dos poderosos, tienen que recurrir a un plan B que no tenían preparado y llevar a gente de fuerzas básicas, el director de la Sub 20 a dirigir a su primer equipo para la próxima fecha del fin de semana, y además ambos se van a enfrentar en Monterrey.

Los demás que han cambiado técnico como Mazatlán, como San Luis. Equipos igualmente que con un técnico más o menos estable pero que no va a pasar nada con ellos, aspiran a calificar en un torneo de locos como los es el torneo mexicano.

Es una Liga que según los grandes son los enormes o los que se sienten enormes. Está hecha para que gane cualquiera. Últimamente la ha ganado León, Cruz Azul, ya ganó el Atlas que tenía 70 años sin ganarla. Ha llegado a Finales Pumas, o el Puebla es sublíder, algo que no pasaba hace mucho tiempo, el Pachuca es líder, cosa que también hace mucho que no pasaba. Traían técnicos sudamericanos y no pasaba nada. Hasta que Almada apareció, el uruguayo que conoce perfectamente el futbol mexicano, que había hecho un buen papel con Santos, y que ha organizado perfectamente el futbol de Pachuca y que hoy los tiene en el primer lugar y ahí seguirán peleando. ¿Por qué sucede esto?, ¿por qué es tan enredada la Liga de futbol mexicano?

Aquellos que ven la Liga piensan que el futbol mexicano es muy difícil y que adaptarse al futbol mexicano es muy complicado. Hay quien cree que técnicos que han dirigido equipos, están todos en Sudamérica, esos nos pueden faltar, al Mazatlán, al San Luis, al Santos, al Necaxa, Juárez, Gallos, el Toluca, a Xolos, al mismo Puebla con el caso de Larcamón, que después pueden adaptarse.

Pero es una Liga también curiosa, los equipos no se preocupan por reforzarse demasiado, los refuerzos llegan en la quinta, sexta fecha, casi siempre. Se ponen en forma y se adaptan en la octava fecha, novena fecha, décima fecha, cuando el campeonato ya está más allá de la mitad.

Empiezan a rendir en la fecha 12, tal vez en la 14 o no rinden nunca. Hay que acudir siempre a los veteranos delanteros, los veteranos mexicanos. No es una Liga de exportación, es una Liga de importación, trae jugadores del área sudamericana sobre todo de Ecuador, de Colombia, hasta de Venezuela, Argentina por supuesto, de Paraguay, Uruguay. En eso se divide la Liga mexicana de futbol.

Tiene 17 fechas, una recalificación o un repechaje, donde entran 12 equipos, 12 de 18, de esos 12 califican 8 a una Liguilla, y se convierte en 4 y de los 4 salen los semifinalistas para sacar la final del Campeón, y así se ha hecho.

Los dueños están convencidos de que es una gran Liga, de que les conviene mucho y han volteado hacia el Norte, hacia Estados Unidos. La FIFA le ha otorgado el Mundial de Futbol a Estados Unidos, una potencia deportiva en todo, menos en el futbol varonil, en el Femenil es diferente, pero no.

En el Mundial serán diez partidos para México, diez para Canadá y los demás todos por Estados Unidos. Un campeonato Mundial con estadios espectaculares, pero la Liga mexicana gana algo enfrentándose a la MLS, ahora sí, porque ha habido partidos para la Copa Mundial de Futbol, pero tarde o temprano por capacidad económica, por contratos a largo plazo, pueden traer otro tipo de jugadores o pueden exportar y llevar casi becados jugadores jóvenes a Europa, tarde o temprano van a superar a la Liga de México.

Esta Liga enredada, con muchos intereses, en la mayoría del trabajo y si no hay que ver las declaraciones tan cínicas que hace el presidente de árbitros, todo está bien ahí. No se comete ningún error, los árbitros trabajan telepáticamente, el VAR es obligable, se equivocan muy poco o casi nada y los árbitros se conducen perfectamente cuando vemos todos los días errores, errores y errores.

Y ahora, se amenaza con un castigo a aquellos o aquel equipo que se atrevió a sacar una carta indicando las faltas y los minutos exactamente en los que se habían cometido, el América y otro que lo hizo por Twitter fue Monterrey. La Liga está manejada por su arbitraje, porque curiosamente Monterrey y América están en los últimos sitios, o se han peinado a Vasco Aguirre y Santiago Solari para tener los equipos hasta abajo. Incomprensible que el Vasco con tanta experiencia y Solari sin tanta experiencia, pero había ganado dos torneos impecablemente y falló en las Liguillas. Le tocó muy mal, cayó una presión mediática muy fuerte sobre él y tuvo que irse o lo echaron.

Así camina el futbol mexicano, entre obstáculos, piedras, prejuicios. El de los buenos y los malos, el de los bonitos y los feos, porque los ricos también lloran, porque los ricos están llorando. Ese es el panorama de nuestro futbol, de nuestra Liga, que aparenta ser maravillosa pero que es sólo por fuera, es una Liga ah doc, para llevar gente a los estadios para hacerla interesante, una Liga de perdición, hecha para la televisión, organizada por la televisión y la televisión junto con algunos intereses decide finalmente quienes van a jugar, a qué hora van a jugar y cómo llegarán ciertos equipos, así me maneja nuestro futbol mexicano desde hace muchísimo tiempo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ZAGUE: 'EN ESTE AMÉRICA HAY MUCHOS QUE NO TIENEN AMOR PROPIO Y MENOS CON LA INSTITUCIÓN'