opinion.luis-castillo.juegos-de-la-esperanza
Opinión

Luis Castillo

Jefe y coordinador de contenidos en la Octava Sports | Radio Centro, que pone al alcance información detallada del futbol mexicano.

Juegos de la esperanza

2021-07-24 | Luis Castillo
Comparte en:

Los Juegos de la nueva era, así podemos catalogar la inauguración de Tokio 2020, un escenario que costó más de mil millones de dólares y que seguramente nunca imaginaron que en la apertura de la justa olímpica apenas se iba a ocupar una cuarta parte de sus poco más de 68 mil asientos.

Como suelen ser este tipo de eventos desde que tengo memoria, desde Barcelona 1992 hasta ahora, son espectaculares. Siempre hay algo que queda para la posteridad, como el bautizo de fuego de Cathy Freeman, en Sidney 2000, y ahora el asombroso mundo formado por 1,824 drones que pintaron el cielo nipón, mientras se escuchaba 'Imagine' de John Lennon.

Pero faltó algo, el corazón de este tipo de eventos, los aficionados. De acuerdo con reportes de los organizadores, estuvimos presentes 10 mil personas, entre atletas, dirigentes, mandatarios y periodistas. Es cierto, son los Juegos de la esperanza, pero el cemento fue testigo mudo del espectáculo que sin duda será inolvidable.

El claro ejemplo de esto fue cuando Palestina desfiló con su bandera (una nación joven en este tipo de contiendas que apenas cumple sus octavos Juegos Olímpicos desde 1996) y dos colegas de esa nacionalidad se levantaron y vitorearon a sus connacionales.

México también tuvo apoyo en la tribuna: una paisana que estudió en Tokio y que actualmente trabaja para la BBC colgó la bandera.

La llama olímpica arde y ahora será el momento de que los deportistas nos sorprendan.