Opinión

Paco Bolivar

Con más de una década de experiencia en marketing deportivo, he colaborado con marcas líderes y equipos reconocidos, desarrollando estrategias efectivas y creativas para detonar procesos de crecimiento. Actualmente, comparto mi pasión por el deporte como analista deportivo en medios de comunicación. Mi principal cualidad es mi capacidad para encontrar ángulos diferentes y ofrecer opiniones propias (incluso impopulares) que desafían las convenciones, enriqueciendo el debate deportivo.

El costo de la pasión: ¿Cuánto cuesta asistir a la Eurocopa 2024?

2024-06-14 | PACO BOLÍVAR
PACO BOLÍVAR
Comparte en:
Contenido Patrocinado

La Eurocopa 2024 está cada vez más cerca y promete ser una fiesta del futbol como ninguna otra. Sin embargo, para los aficionados, la emoción de presenciar este evento en persona viene con un precio cada vez más alto. Comparado con ediciones anteriores, los precios de los boletos para la Eurocopa 2024 han subido considerablemente. Por ejemplo, un boleto de categoría 1 para la final en Wembley en 2020 costaba alrededor de 945 euros, mientras que para la Eurocopa 2024 se espera que alcance los mil 250 (Sky Sports). Pero no son solo los boletos para la final los que han aumentado de precio; los boletos para las fases de grupos y los partidos eliminatorios también han visto aumentos significativos que van de un 25 a un 40 por ciento.

Sin embargo, los precios de lista de los boletos no son el principal tema aqui, ya que es prácticamente imposible adquirir entradas a esos costos. La mayoría de los aficionados deben recurrir al mercado secundario para poder adquirir boletos, pero ahí los precios de reventa pueden ser aún más altos. Durante la Eurocopa 2020, algunos boletos para la final se vendieron por hasta 5 mil euros en plataformas de reventa, más de cinco veces su precio original (StubHub). Se espera que este fenómeno se repita en la Eurocopa 2024, con boletos para partidos clave alcanzando cifras astronómicas.

Además del precio de los boletos, los aficionados también deben considerar otros gastos, como vuelos, alojamiento y transporte local en Alemania durante el torneo. Los precios de los vuelos de ida y vuelta desde ciudades europeas principales pueden oscilar entre 200 y 500 euros, dependiendo de la antelación con la que se reserven (Expedia). Los hoteles también aumentan sus tarifas considerablemente durante el torneo, con una noche en un hotel de tres estrellas en una ciudad sede costando entre 150 y 300 euros, comparado con un precio regular de 80 a 120 (Booking.com).

Para aquellos que buscan una opción más sencilla, existen paquetes de viaje todo incluido que incluyen boletos para varios partidos, alojamiento y a veces transporte interno. Estos paquetes pueden variar ampliamente en precio, desde alrededor de 2 mil 500 euros por persona para un paquete básico que incluye boletos para tres partidos de la fase de grupos y cinco noches en un hotel de tres estrellas (Official Euro Cup Travel Packages), hasta los 15 mil por persona para un paquete completo que incluye boletos para varios partidos del torneo, alojamiento en hoteles de cuatro y cinco estrellas durante el evento y transporte interno (Sports Travel Agency).

Es por esto que asistir a este evento icónico está cada vez más fuera del alcance de aquellos que no cuentan con una posición económica privilegiada. Comparado con ediciones anteriores, los precios de los boletos han subido significativamente, lo que plantea la interrogante de si las personas con recursos limitados se perderán de eventos deportivos de esta magnitud en el futuro.

Por un lado, existe la perspectiva de que los patrocinadores podrían desempeñar un papel crucial en la accesibilidad a estos eventos, ofreciendo opciones más asequibles o incluso patrocinando la asistencia de ciertos grupos demográficos. Por otro lado, surge la preocupación de si hemos llegado a un punto en el que el alto precio ya no justifica la experiencia. ¿Se está convirtiendo la Eurocopa (y otros eventos internacionales de talla internacional) en un evento exclusivo para los más adinerados, alejándose de su espíritu de inclusión y celebración del futbol? ¿Quien tendrá la respuesta de cómo democratizar el deporte para volver a sus raíces?

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: ALL IN: LAS APUESTAS DEPORTIVAS EN LAS LIGAS PROFESIONALE DE EE.UU.

Contenido Patrocinado