futbol.futbol_nacional.liga_mx.pachuca.valio-la-pena-esperar-18-anos-conejo-perez

'Valió la pena esperar 18 años': Conejo Pérez

Conejo Pérez levanta el trofeo del Clausura 2016
Conejo Pérez levanta el trofeo del Clausura 2016 | RICARDO FLORES
El arquero de Pachuca disfruta al máximo el título logrado con los Tuzos; afirma que nunca le obsesionó no volver a ser Campeón
2016-05-31 | RENÉ UMANZOR
Comparte en:

Tuvieron que pasar más de 18 años para que Óscar Pérez volviera a celebrar un campeonato de Liga, pero para el Conejo la espera valió la pena y hoy disfruta de las mieles del éxito, una recompensa a la paciencia y la constancia que ha mostrado a lo largo de su amplia trayectoria en el futbol mexicano.

“Este campeonato vale todo. El esperar 18 años creo que valió la pena. Tardó mucho tiempo, pero valió la pena, estamos felices, en la recta final de mi carrera y no puedo pedir más.

Oscar Pérez festeja con el trofeo tras la FInal

“No era obsesión, pero sí lo tenía muy en mente el poder tratar de conseguir otro título antes de irme y hoy lo logré; hoy lo vuelvo a disfrutar y previo al fin de mi carrera estoy feliz”, declaró el futbolista, quien conquisto su único campeonato con Cruz Azul en el Invierno de 1997.

A pesar de que sus intervenciones fueron clave para el título, el arquero de 43 años de edad no considera que haya sido el héroe del partido, pues reconoció el esfuerzo del resto de sus compañeros.

“Estoy feliz, esto es extraordinario, un gran esfuerzo de los compañeros y nada, aquí está el resultado. Todos somos los héroes porque todos se brindaron, todos estuvieron ahí y estamos muy contentos”, dijo el guardameta, quien se convirtió el futbolista más longevo en ser campeón en México.

El Conejo celebra con sus compañeros en el vestidor

El Conejo aseguró que la clave para mantenerse en el mejor nivel es el amor que siente por el futbol y las ganas que todavía conserva de entrar a la cancha, y dejó claro que su intención en cumplir el contrato que tiene con los hidalguenses y después colgar los guantes.

“Me encanta jugar al futbol, amo lo que hago y gracias a Dios que todavía mantengo mis condiciones y eso me permite seguir compitiendo al máximo nivel. Tengo un compromiso de un año con el club, trataré de cumplirlo y… eso es todo amigos”, señaló el arquero, quien ayer durante el desfile por las calles de Pachuca fue uno de los más ovacionados.