tmf.nfl.eagles.nfl-fanaticos-aseguraron-que-washington-no-brindo-ayuda-tras-desplome-de-barandal

NFL: Fanáticos aseguraron que Washington no brindó ayuda tras desplome de barandal

Fanáticos tras colapso del barandal
Fanáticos tras colapso del barandal | AP
Tres personas desmintieron el comunicado de Washington y algunos salieron heridos tras el colapso
2022-01-03 | REDACCIÓN RÉCORD
Comparte en:

Al final del juego entre Washington Football Team y Philadelphia Eagles un barandal donde se encontraba la afición de los Eagles, se cayó tras la euforia de los asistentes. Washington lanzó un comunicado donde aseguraban haber ofrecido ayuda hacia los afectados, pero algunas personas desmintieron ese hecho.

Fueron tres personas quienes contradijeron a Football Team. “No preguntaron si alguien resultó herido y seguro que no preguntaron si alguien necesitaba atención médica”, expresó Andrew Collins, quien estuvo en el momento de la caída.

Jalen Hurts se encontraba en camino a los vestidores, al pasar por el pasillo fue cuando la barra se desplomó y cayeron ocho fanáticos. Mike Naimoli, otra persona que cayó junto con el barandal señaló que la gente de Washington les gritó: “Todos salgan del maldito campo y rápidamente nos alejaron de Jalen y nos empujaron a las gradas”.

 

 

El propio Nailomi declaró que en la caída sintió dolor en el cuello y brazo, después del accidente asistió a un centro médico en Mullica Hill, New Jersey; le colocaron un collarín en la sala de espera y tras ser dado de alta el resultado arrojó una distensión cervical y una lesión en la cabeza.

Jalen saludando a la afición

Por último, otro aficionado de nombre French, quien fue la última persona en caer, aseguró que, “estaba encima de todos, así que salté rápidamente y el guardia de seguridad literalmente me tomó de los brazos y me sacó del campo. No tuve tiempo para procesar. Estaba más en shock”, sentenció.

Jalen Hurts estuvo en el momento de la caída

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: NFL: MICHAEL GALLUP SE DESGARRÓ EL LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR DE LA RODILLA IZQUIERDA