opinion.alberto-bernard.mentiras-verdaderas
Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

Mentiras verdaderas

2022-04-15 | Alberto Bernard
Comparte en:

Mito: ¿Qué hizo Leaño en Chivas?

Realidad: La respuesta es navegar en la medianía.

Ganó cinco partidos en 22 juegos (dos veces Mazatlán, Juárez, Toluca y Santos), nunca ligó dos victorias, ochos juegos se definieron por un gol (ganó dos y perdió seis) y dejó escapar ocho puntos este torneo en la recta final de los juegos.

Nunca consiguió el equilibrio entre atacar y defender, es más nunca aprendió a defender con la misma facilidad que anotaba goles los recibía.

Mentiras verdaderas

En 21 jornadas solo en una ocasión se colocó en zona de liguilla directo, cuatro ocasiones en zona de reclasificación de local y 14 en repechaje de visitante y dos semanas estuvo en zona de eliminado. Navegó de media tabla hacia abajo. Vucetich le entregó el equipo en la posición nueve y finalizó el primer torneo en la décima posición, en este Clausura arrancó en el segundo lugar y lo cesaron cuando cayó a la casilla número 14.

En particular forma de imitar el barcelonismo, intentó apostar por la figura táctica 1-4-3-3, salir jugando con la pelota limpia, sumar pases sin importar la zona, renunciar a poner un centrodelantero y tener la pelota como objetivo principal. Una teoría muy bonita y con el léxico que maneja el exDT del Rebaño se convertían en un arma de seducción, muy sostenida por el verbo y poco por el trabajo en cancha.

Solo logró jugar bien por pequeños lapsos de partidos.

Mentiras verdaderas

En la era de Leaño el Guadalajara tuvo un 55% de posesión del balón (bastante austero y lejos de la zona de peligro), generó en promedio 11 tiros a gol por partido, cuatro opciones de anotar cada 90 minutos y 25 goles en 22 juegos, rebasando apenas el promedio de un gol por encuentro. En los pases intentados sumó 45 por juego, con una efectividad del 84%

El pensamiento idealista de Leaño nunca se vio reflejado en el terreno de juego, demasiadas palabras para el escaso trabajo de campo que mostraba el equipo.

Conclusiones: En la cabeza del joven entrenador se formaba un equipo de talla mundial, mientras que la dura y áspera realidad nos mostraba un equipo lirico, que vivía de destellos individuales. El núcleo del Rebaño se negó a la realidad y prefirió cerrar los ojos, habitar en la mentira, antes de aceptar la realidad.

Mentiras verdaderas

Un idealista que terminó vendiendo sueños de grandeza, métodos de excelencia y falsas esperanzas envueltas en un discurso de engaños.

Chivas despertó de ese sueño idealista de un mejor futuro, ahora tendrá que vivir en la realidad, esa que te señala como un equipo que camina más cerca de la desgracia y muy lejos de lo que significa su historia.

Amaury Vergara decidió dejar el timón sin capitán y que el viento marcará el rumbo, con Leaño contando fantasías de una tierra llena títulos para el rebaño. Ahora tendrá que encontrar respuestas de forma inmediata a mitad de la noche y sin un rumbo trazado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CHIVAS: MARIO CARRILLO SE POSTULÓ EN PROGRAMA PARA DIRIGIR AL REBAÑO