se-abren-estadios-riesgo-controlado
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

Se abren estadios, ¿riesgo controlado?

2020-10-22 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

Mazatlán hizo historia al jugar con público. Como era de esperarse, se observó que algunos asistentes no se apegaron al protocolo, no respetaron el distanciamiento social ni usaron el cubrebocas y al final, hicieron fiestas afuera del estadio.

El riesgo de contagio en estos recintos será acorde al cumplimiento de las normas, no sólo durante el partido sino a la entrada y salida.

Aprendamos de Francia, que fue uno de los países más afectados por la pandemia y quienes abrieron los estadios meses después. Hoy están volviendo a cerrar, porque un gran sector de la población ignoró las medidas sanitarias. Hay ejemplos similares en Italia, Alemania e Inglaterra. Subrayo que todo dependerá de los aficionados.

Experimentamos un cansancio emocional por lo largo que ha sido el periodo de sana distancia. Este mensaje puede parecer repetitivo, pero lo inesperado de esta situación ha puesto en duda la credibilidad de los expertos que tratan de predecir el manejo de la pandemia.

Algunas personas han caído en el pensamiento de que eventualmente se enfermarán y que nada pasará. Estamos ante un nuevo reto en el pensamiento de aquellos que han decidido volver a sus costumbres anteriores. Algunos se sienten invencibles y empiezan a perder la perspectiva de la consecuencia de sus actos. Se da un efecto psicológico de que ya fue suficiente, de que necesitan salir, experimentar el contacto humano. Otros incluso ya con un pensamiento mágico de que esto es una invención exagerada.

Ante esta situación, ser temerario significa ignorar las señales de los expertos y seguir con su vida como si nada pasara. Me parece que el riesgo calculado implica el apegarse a los protocolos de las reuniones de cualquier tipo.

Es momento de crear una comunidad fuerte y solidaria para poder detener la pandemia. Es más que nunca un esfuerzo de todos, no es un esfuerzo individual, es un reto colectivo. Demos lo mejor de nosotros y generemos conciencia entre los que nos rodean de que esta problemática no se ha resuelto aún. Sumemos cuidándonos y manteniendo la sana distancia.

"Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: RESILIENCIA PARA DAK PRESCOTT