opinion.carlos-ponce.enganabobos
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

Engañabobos

2022-04-25 | CARLOS PONCE DE LEÓN
Comparte en:

No cabe duda que Nahuel es único por ser tantos Nahuel. Y debe responder por todos sin excepción.

Hay quienes -aficionados y especialistas- deciden ver y elogiar al portero de instintos felinos que salvó a los Tigres de la goleada ante América, pero olvidan o intentan ocultar debajo del tapete a la versión abusiva, la que rebasa el límite del 'futbol colmillo' y hace trampas, como la de tirarse sin más razón que engañar al árbitro, que como hizo el Curro Hernández en el Volcán al quitarle un gol a las Águilas que debió contar, pica el señuelo.

Nahuel Guzmán también tiene un sentido de protesta social destacado por algunos momentos, que apareció en la cancha del Uni al calentar con una playera que pedía 'Justicia', en alusión al reclamo social por el caso de Debanhi que aún no encuentra una respuesta coherente de las autoridades de Nuevo León.

Y también es aquel que exigió a los mexicanos 'no colgarse de sus tetas' para sentirse representados en un Mundial. O el que arrojó un objeto al equipo Femenil de Rayados. El que agredió a Layún por ir a consolar al rival caído. El que le metió un codazo a Méndez y pateó a Aguirre. El que llamó hipócrita a Orozco por dar su opinión y se hizo de palabras en plena conferencia con Caixinha. Es también aquel que se burló de la afición del Monterrey haciendo de pingüino y de la de los Pumas lanzando señas. Es todos ellos.

Es tan especial por todo eso que no vale la memoria selectiva al hablar del portero de los Tigres de la UANL, por eso, no tengo empacho en reconocer que volvió a salvar a los felinos de la peor humillación en casa ante América con sensacionales atajadas, al tiempo que lo señalo como alguien tramposo que debería tener un correctivo que fuera ejemplar para el futbol mexicano.

El árbitro del encuentro hizo clara la seña de reanudar con la mano; cuando no piden la distancia se puede dar la instrucción así o verbal, no requiere silbatazo, me explica Felipe Ramos Rizo. Después se tira Nahuel sin tener lesión, como demostró al pararse como resorte para lanzarse por el balón. Se comió al silbante. Sin que leas el siguiente párrafo, toma un tiempo para responderte: ¿Qué crees que habría pasado si el juez da el gol por válido?

Para mí, si se marcaba la anotación: Nahuel se habría quedado tendido tras el lance, se habría hecho el lesionado para presionar al árbitro y el reclamo de Tigres habría sido mayúsculo. Y el escándalo posterior, encima por ser América el 'favorecido'.

Esta semana aparecerá Arturo Brizio para asegurar que fue correcta la jugada por no haberse escuchado un silbatazo, cosa que está explicada que no es necesario. Nuestro arbitraje mexicano se hunde y tipos como Nahuel Guzmán, tremendo portero, siguen engañando a los que sólo quieren ver sus atajadas y se hacen de la vista gorda en los valores como persona bajo presión.

SE TENÍA QUE DECIR...

El partido recontramolero contra Guatemala llega en el peor momento, por ser un partido que no aporta un gramo a lo deportivo, que sólo distrae a los 'seleccionados' de la Liga MX en pleno cierre peleando por la calificación. Es un juego engañabobos.

Y SE DIJO

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: DESLIZ