opinion.carlos-ponce.exhibir-la-verdad-tu-eliges-despues
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

Exhibir la verdad; tú eliges después

2020-08-17 | Carlos Ponce de León
Comparte en:

La portada de RÉCORD anunciaba que el Gullit Peña llegó ‘enfiestado’ a la práctica de Chivas. Que Almeyda lo había separado y no permitió que entrenara. Y un sector de la afición rojiblanca se encendió, defendió a Carlos a capa y espada, pues estaban fincadas las ilusiones en lo que podía hacer el ‘26’ del plantel rojiblanco.

La ilusión de la afición estaba con el Gullit, pero la realidad exhibía su problema con el alcohol. ¿Cuál era la verdad? La pasión cegó a los rojiblancos, que se rehusaban a creer que uno de los jugadores que había prometido levantar al equipo que dirigía Almeyda podía tener problemas tan complicados. Lo adoptaron como algo ‘falso’, como algo que buscó ‘desestabilizar’. Cuando la única realidad es que estaba exhibiendo una verdad complicada de aceptar, pero al fin, algo certero. El eterno problema de la post-verdad, de qué elige el lector como lo que realmente sucede. No basta con que el medio lo exhibiera, sino que ahora la afición debe validarlo.

Meses antes, un medio europeo me preguntó cuál jugador mexicano sería la ‘revelación’ en el Mundial de Brasil 2014 y había apuntado al Gullit. Sin lugar a dudas, yo imaginé a Peña como el que deslumbraría con su futbol. Meses después, no me tenté el corazón para publicar una nota que nos ganaría la enemistad del aficionado rojiblanco, pero que era una verdad comprobada, y que incluso tiempo después se exhibiría el problema con el alcohol que ya aquejaba el jugador del Rebaño y que se volvió de dominio público.

Tantos casos pasaron, en los que lo medios de comunicación volvieron a exhibir lo que hacían los protagonistas. El lector volvió a tener la última palabra: yo decido, si le creo o no, si es verdad o no que mi jugador favorito hizo esto o lo otro. Es la era de la post-verdad. Cuando lo publicamos fuimos los peores, nos acusaron de querer ‘desestabilizar al equipo’. Cuando se volvió una realidad comprobada, nadie dijo nada sobre aquella portada. Pero es una situación normal. No estamos para caer bien, sino para publicar lo que el aficionado debe de saber.

Uno de los últimos casos a los que nos enfrentamos en nuestro universo futbolero es lo que ha sucedido con el Chicote Calderón, jugador de condiciones superlativas, pero que ha sido detectado con acciones que traspasan la norma de la buena conducta en el Guadalajara.

Hace algunos meses, se le retrató con una botella de tequila empinada. Sin embargo, el lateral aseguró a la directiva del Rebaño que no era alcohol, así lo confirmó Ricardo Peláez cuando fue consultado por uno de los colaboradores de RÉCORD, una situación difícil de creer ante las explícitas imágenes. Semanas antes, este diario deportivo había encumbrado a Cristian como el ‘Mejor jugador’ de Apertura 2019. Esta claro: una cosa no está peleada con la otra; sin embargo, hay un sector de la afición, incluso algunos comunicadores, que no lo entienden.

Esta semana, el Francotirador exhibió imágenes de Calderón en una fiesta, con banda, en la que se volvió a cuestionar su disciplina, especialmente en un momento en el que se pide a la población que se cuide. El jugador aseguró que es una fotografía tomada antes de la contingencia. Sin embargo, sigo creyendo en el valor de publicarla. ¿Para qué? Para que el aficionado rojiblanco se forme una opinión bien fundamentada, con la mayor cantidad de información necesaria.

Y el Chicote anotó ante San Luis. Algunos tuiteros se lanzaron contra el Franco como si el hecho de su gol borrara sus actitudes, cosa que nada tiene qué ver. Si Calderón anota, será motivo para celebrar para este diario, pues significa que uno de los dos más grandes de este país va en ascenso. Pero si comete una acción negativa que amerite su publicación, no nos tentaremos el corazón, pues creemos que antes de cualquier cosa, antes del compromiso con el propio jugador o el club, está el compromiso con el lector. Siempre serás primero tú. Ya si decides creerlo o no, será tu decisión. Pero aquí encontrarás la exhibición de la realidad, y no estaremos sujetos, como muchos compañeros comunicadores, a la lambisconería, al interés del futbolista o del directivo antes que el tuyo. Primero estás tú, como lector, y luego lo demás. De eso me encargo yo.

El futuro del Rebaño
Tuve la oportunidad de charlar con Víctor Vucetich el primer día en el que tomó posesión del cargo como entrenador del Rebaño, gracias al equipo de comunicación de Chivas, entrevista interesante que exhibiremos a plenitud esta semana. Los conceptos del Rey Midas no tienen desperdicio, estoy convencido que después de llegar a un equipo con tanto reflector como el Rebaño, el futbol mexicano mejorará la concepción que tiene de Vuce.

Sobre la parte de las ‘indisciplinas’, el entrenador del Guadalajara asegura que no tendrá flexibilidad, es decir, parece acorde a lo que busca Peláez, con la intención de poner límites claros, que no permitan que el plantel tenga un ambiente distendido, y a aquél que lo traspase, volver a meterlo en cintura. Esperemos.

Los favoritos son del centro
Los regios siguen decepcionando en el accionar de los partidos; sin embargo, aún no me atrevo a sacarlos del combo de favoritos. Los chilangos se vuelven a afianzar como los líderes de la tabla, mientras los norteños no muestran mejoría. En general, a nuestra Liga MX le falta explosión, sigue entumida tras la reactivación durante la pandemia. Ojalá que no tarde mucho en despuntar.

SE TENÍA QUE DECIR…
El arbitraje del futbol mexicano ha tocado fondo. Es urgente un cambio en la dirección. Lo sabe la FMF, y por lo que me han comentado, viene pronto la renovación. Nuestros silbantes, que fueron ejemplo mundial, necesitan instrucción y una cabeza que los guíe a volver a ser punta de lanza. Pronto lo veremos, mientras tanto, es ridículo lo que sucede en nuestras canchas.
...Y SE DIJO.