opinion.carlos-ponce.los-millones-no-compran-inteligencia-ni-corazon
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de Marca, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

Los millones no compran inteligencia ni corazón

2023-12-04 | CARLOS PONCE DE LEÓN
CARLOS PONCE DE LEÓN
Comparte en:
Contenido Patrocinado

Se tenía que decir…

Los millones no compran inteligencia ni corazón

No basta con tener millones de sobra, sino hay que saber invertirlos. En el cruel futbol profesional deslumbran los campeones forrados de billetes, pero está lejos de ser efectivo gastarlos en lo que sea, son pocos los que tienen la visión correcta. En México, la Liguilla exhibe los ejemplos en los extremos de los cuatro planteles de mayor costo: el rico que conoce mejor este juego de las finanzas es Tigres, seguido por América, favoritos para avanzar a la Final, y del otro lado está el peor de los ricachones, Rayados, deslumbrado por los espejitos costosos, y después, le sigue Chivas, ambos ya eliminados.

El Rebaño volvió a demostrar que aunque tiene a mexicanos costosos, carece de figuras capaces de pesar a favor del título; la serie ante Pumas se decidió desde que Alexis falló el penalti del empate en la última jornada regular, pues eso les daba el cuarto puesto y la ventaja en la eliminatoria por reglamento y cerrar en casa. La historia habría cambiado y su afición no tendría que agarrarse de falsas acusaciones de la ayuda arbitral a su eterno rival para desquitar su frustración.

El gran fracaso del año le pertenece a Rayados, no sólo por ser el equipo de mayor valor en el mercado, sino por las formas. Aunque la afición regia señala a jugadores, sin duda alguna sobrados y con poco corazón para reaccionar, en realidad hay dos grandes culpables: el Tano Ortiz y el Tato Noriega, no le demos más vueltas, pues son los que eligieron a estos futbolistas y desembolsaron sumas extraordinarias que pudieron traer a un plantel que entregue mucho mejores respuestas: Trajeron al Tecatito lesionado, le pagaron un sueldazo a Canales, renovaron a Moreno en lugar de rejuvenecer la defensa, apostaron por extender a Meza aunque es un pechofrío, por citar a pocos. Argumentos sobran para señalarlos.

Al técnico argentino le quedó gigante la playera del América en busca de La 14, por lo que en cuanto Rayados le dio a oler un salario mucho mayor, huyó al Norte pensando que no tendría presión y los millones lo harían por fin campeón. Incluso sacó al cuerpo técnico que le habían puesto las Águilas.

Y es que la traición se comete más por una debilidad que por el firme propósito de cometer traición: Ortiz se dejó llevar por una oferta mucho más lucrativa desestimando el proyecto que construía en América y así, el de Rayados entonces se edificó con el nuevo entrenador como un castillo de naipes, frágil ante un soplido enjundioso como el de San Luis. Cuando se piensa que el dinero lo hace todo, se acaba haciendo todo dinero.

Para completar la idea, lo de Pumas, un club acostumbrado a invertir poco en refuerzos que se quitó el freno y trajo a un técnico costoso, pero con jerarquía para recuperar el protagonismo y encima, contrato a futbolistas de mayor costo y calidad; aunque deslumbra lo del Toro Fernández, hay que destacar lo de los dos centrales, Lisandro y Nathan, pilares para alcanzar Semifinales. Y por supuesto, la apuesta por el Chino Huerta, ‘re hecho en CU’, una frase acuñada ya en letras de oro tras darle un baile al Guadalajara,

Para la Final, no me queda duda en mantener la idea que durante los últimos meses te he expuesto en esta columna: se disputará entre América y Tigres, pero sus rivales son garantía de que no será sencillo vencerlos, así que disfrutaremos dos Semifinales dramáticas y espectaculares. Como debe ser.

…Y se dijo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Los juegos del hambre no son para todos

Contenido Patrocinado