opinion.carlos-ponce.no-todos-suman
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

No todos suman

2020-09-07 | Carlos Ponce de León
Comparte en:

Por años, el Club Universidad fue el ‘segundo equipo’ predilecto de gran parte de la afición futbolera en nuestro país. Jugar con juveniles, dar oportunidad al talento de cantera era atractivo; la mezcla con consolidados que aún no eran seducidos por otros clubes, más extranjeros que llegaban sin gran cartel, pero habían sido seleccionados con un tino asombroso, en un plantel que estaba lejos de ser catalogado ‘poderoso’, resultaba en futbol dinámico, espectacular, que alcanzó también para ser ganador en ciclos brillantísimos. Era la filosofía de Pumas.

Conquistó miles de corazones
Hoy, como lo reconoce Jesús Ramírez en la nutrida charla que tiene con Karla Uzeta, la reportera mejor enterada de lo que sucede en el club auriazul, no sólo se ha recuperado esa filosofía, sino que se puso en práctica con éxito. No hay que dejarse deslumbrar, debemos entender que mucho de lo que sucede estos días en Universidad es producto de la contingencia que atravesamos: la necesidad de utilizar juveniles, tener refuerzos de bajo perfil y un técnico tomado de las inferiores para el primer equipo, son jugadas forzadas. Pero están dando resultados positivos y Pumas debe aprovecharlo, seguir por el camino que se proyecta al frente desde su identidad histórica, desde esa forma única de hacer futbol, de practicarlo y gestionarlo.

Aunque la etiqueta de grande implica que irremediablemente debe pelear por títulos para mantenerla, para la UNAM hoy ese objetivo tiene que quedar relegado a un segundo escalafón. Este Guard1anes entrarán a Liguilla sin duda, pero ahí no los veo peleando con los otro cinco protagonistas de arriba por el campeonato, por la falta de experiencia y protagonismo del plantel y cuerpo técnico.

Para el equipo del Pedregal el objetivo primordial debe ser recuperar el puesto de honor como mayor generador de talento en nuestro futbol, un lugar del que fue empujado hacia un lado, removido, luego de que Atlas, Pachuca, Chivas y Santos treparon por asalto sin que nos diéramos cuenta en la última década. Con la generación que ha mandado ya al ruedo este año, la UNAM aprieta el paso para recuperar la punta de la carrera. Que se mantenga.

Otras (decepcionantes) formas únicas de hacer futbol
Así como Pumas recupera memoria e identidad histórica, hay otras ‘filosofías’ que destacan en los últimos años por ser tan particulares y exitosas a su manera, pero que este torneo exhiben el lado más oscuro hacia su afición.

El modelo regio, tanto de Tigres como de Rayados, de poderosas inyecciones financieras para lograr títulos, ha sido exitoso en la última década al revisar los campeonatos obtenidos, pero hoy alcanzó el punto más cuestionado por parte de su afición, no sólo por la falta de resultados en el torneo regular, sino por la ausencia de juego atractivo, acorde a la calidad de sus plantillas y entrenadores. El dinero sí compra estrellas, pero ya no es suficiente para la tribuna. Hay que renovarse. La estrategia se ha desgastado.

Otro modelo que ha alcanzado con alto grado de efectividad los objetivos planteados, pero que levanta la crítica del aficionado es el del Necaxa, el que patentó como nadie en México, el negocio de romper corazones: adquirir talento a bajo costo, pulirlo, hacerlo protagonista y venderlo con rendimiento altísimo, sin reparar en la destrucción del proyecto deportivo, y con ello, de la ilusión que la grada había depositado en el jugador revelación. Una y otra vez, torneo tras torneo. Ventas fabulosas, objetivo cumplido, la caja suena con alegría, pero el anhelo de pelear por un título o al menos cimentar un equipo con continuidad y aspiración de pelear, se desmorona cada año.

Formas y visiones distintas de gestionar el futbol, modelos exitosos a su manera, pero mientras los de Tigres, Rayados y Necaxa se mantienen válidos permanentemente sólo para el dueño y pierden la brújula para escuchar necesidades de su afición, el de Pumas sí procura valores orientados a la grada, por los que el fan se enganchó con el Club Universidad, y se preocupa por darle lo que pide. ¿Cuál filosofía aporta más a nuestro futbol? La respuesta es sencilla.

SE TENÍA QUE DECIR...
Cada semana cambiamos la concentración de elogios dependiendo qué equipo es líder; sin embargo, no hay alguno que domine; incluso, los cuatro de arriba han alcanzado puntos muy bajos esta temporada. Como nunca, este torneo está para cualquiera.
...Y SE DIJO.