opinion.carlos-ponce.nos-faltan-bombazos
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

Nos faltan bombazos

2021-08-30 | Carlos Ponce de León
Comparte en:

Un reclamo frecuente de la afición vuelve a cotizar alto y es vital alumbrarlo: los fichajes bomba son más necesarios de lo que creen muchos tomadores de decisión en la industria de patear balones de nuestro país. Los han desestimado y eso abona a la pérdida de espectáculo en Liga MX. Mientras se aleja afición en casa, tenemos el ejemplo mundial.

Las contrataciones ponen de cabeza al futbol internacional este verano, provocan el encendido de más televisores, y, por tanto, hacen crecer al balompié. Por un instante no pensemos en el futuro resultado deportivo: ¿Cuántos espectadores ganó la Ligue 1 con el debut de Messi con PSG? ¿Y cuántos pierde LaLiga sin la figura histórica del Barça? ¿Hasta qué nivel se alzará la audiencia de la Premier con el retorno de Cristiano Ronaldo al United? ¿Qué tantos potenciales nuevos seguidores dejará ir el Real si no firma a Mbappé? Preguntas inevitables que deben tener eco en nuestro país.

EL LÍDER PERDIÓ ESPECTÁCULO
La Liga MX muestra, una vez más, nivel aburrido en el primer tercio del torneo y mantiene la atención gracias a la afición tradicional, no genera nueva. Lo peor es que el líder, el que sería por lógica el de mejor futbol, tampoco es atractivo, y es irónico que sea el América, que por años construyó su grandeza no sólo con títulos, sino con espectáculo, pues el club pertenece a la empresa que ha generado la mayor cantidad de entretenimiento en la historia de nuestro país.

Lo olvidaron en el Nido. La meta es el resultado y lo han alcanzado como nadie en México, pero con futbol tedioso y eso lo recrimina la afición. Es reflejo de su política de fichajes que echó por tierra las contrataciones rimbombantes y optó por las ‘efectivas’. El ejemplo es Chava Reyes, quien va en caballo de hacienda para ser el refuerzo del torneo con ese rol más adelantado por izquierda; la realidad es que su nombre no tiene la brillantina necesaria para que el aficionado se ponga a ver el juego del América.

Las contrataciones que encendían televisiones se acabaron y eso daña a la Liga MX, que necesita ayuda de todos lados para mejorar el espectáculo, o seguirá padeciendo cómo los aficionados más jóvenes prefieren ver al PSG de Messi o al United de CR7.