opinion.blog.christian-martinoli.sabado-de-fiebre
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Sábado de fiebre

2020-03-05 | Christian Martinoli
Comparte en:

Cuando peor está el Atlas y Chivas encuentra una mejoría, aparece el Clásico Tapatío que podría encaminar cosas importantes en la Liga.

El Rebaño buscará hundir al cuadro rojinegro en pos de adquirir mayor jerarquía en la tabla y provocar una inercia rumbo a la Liguilla, que ayude a olvidar las indisciplinadas internas y a centrar al plantel de manera definitiva en este certamen. 

Por el otro lado, a Rafael Puente Jr. ya le advirtieron que de no vencer al Guadalajara, se iría del club. Digamos que con la volatilidad del futbol mexicano suena ya natural que una racha de cinco derrotas o “matizado” en caso de empate, cinco juegos sin ganar, un DT sea liquidado. 

Rafita y su entorno deben entender todo lo que se juegan y más aún que la retórica y los eufemismos están de lado cuando la pelota no te ayuda. 

El verso por más bueno que sea se termina si el resultado no te favorece y es ahí donde Puente del Río debe defender sus ideas, en el campo y no en las conferencias de prensa. 

Al ahora técnico del Atlas lo trajeron para que mejorara lo de Cufré y ha sido todo lo contrario, está claro que el plantel de los Zorros lleva años inmiscuido en la discreción y mediocridad absoluta, pero al menor de la dinastía futbolística de los Puente, nadie lo sacó de la televisión de manera obligada para que sentara en un banco tan caliente como casi siempre lo es el de la vieja Academia, por lo que sabía perfectamente en qué club aterrizaba.
 
El hijo de una leyenda nacional de la portería, como lo es Rafael Puente Suárez, es un tipo serio, educado y dedicado, que gusta de emprender caminos diversos, más allá de no terminar por cuajar del todo en uno; aún tiene dos ventajas en el mercado sobre muchos otros técnicos, que es joven y mexicano; sin embargo, eso tarde o temprano sólo podría ser una decoración si la racha negativa lo sigue acompañando. 

Atlas se juega todo el sábado, porque además de buscar recuperar el tradicional orgullo citadino y de tratar de respaldar las palabras de su entrenador en la cancha, también tiene la obligación de responderle a su fiel afición y de paso, por qué no, intentar meterle dudas a su vecino de cara al final del torneo; Chivas sabe bien que acá las posiciones en la tabla no juegan y por ello para no llevarse una sorpresa deberá ser serio si es que desea que el Jalisco arda como en tantas otras ocasiones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: RAFA PUENTE, CON ULTIMÁTUM EN ATLAS PREVIO AL CLÁSICO TAPATÍO