opinion.blog.christian-martinoli.tigres-vs-tigres
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Tigres vs Tigres

2019-11-01 | Christian Martinoli
Comparte en:

Entramos nuevamente en la etapa del torneo regular donde el equipo de San Nicolás de los Garza empieza a mostrar sus armas de cara a una nueva Liguilla, donde defenderá su título.

Tigres, tanto dentro como fuera de la cancha, viene cosechando murmullos de todo tipo que parecen incomodarlo muy poco.

Durante grandes lapsos de los certámenes pasados e incluyendo éste, la escuadra de Ferretti a veces parecería tan autosuficiente que da la impresión de sobrar partidos o dosificar esfuerzos. Evidentemente, existen ocasiones que el jugar con fuego les llega a quemar, pero para ser justos son las menos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: AQUINO: 'ESTOY MUY CONTENTO AQUÍ Y POR ESO QUIERO RETIRARME EN TIGRES'

La abundancia de riqueza hace que la escuadra felina luzca poderosa y hasta con exceso de poder en distintas líneas de la cancha, por ello muchos se imaginan que esta institución, que guste o no en lo deportivo, ha creado una tendencia que incluso ha desquiciado hasta a sus eternos vecinos y más de un popular nacional.

Tigres podría jugar mejor, sí. Tigres podría ser aún más generoso con el espectáculo, sí.

Tigres se ha convertido en la envidia de muchos, más allá de un moralismo exacerbado o malas interpretaciones, sí. Tigres es el equipo a vencer y máximo favorito al título nuevamente, sí. Por lo tanto, si Tigres se pone serio, se llevará la Liguilla, quizá sin despeinarse, a menos que en el trayecto tuviera una muy mala tarde en la capital del país, como alguna vez le ha pasado, o un desliz en un campo complejo como es el del bipolar León.

El asunto es que hoy no hay rival que le sostenga 180 minutos de competencia al cuadro de la UANL, si es que éste se dedica a jugar a tope con los más de 20 futbolistas que posee de “alta gama” dentro del balompié mexicano y que podrían ser tranquilamente titulares en cualquier otro equipo de la Liga.

Tigres en la actualidad sólo tiene un enemigo y ese precisamente es el propio Tigres; lo peor de todo es que ellos lo saben de manera clara y a veces también les importa un soberano cacahuate.