opinion.blog.christian-martinoli.tridente
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Tridente

2020-11-17 | CHRISTIAN MARTINOLI
Comparte en:

'Doctor' García y Zague colocaron en la palestra un tema enriquecedor, pero a la vez real. El tridente 'europeo' de Corona, Lozano y Jiménez lució poderoso en su primera actuación formal contra Corea del Sur, el sábado anterior, y claramente se nota que viven momentos muy dulces en su actividad futbolística.

Sin embargo, el meollo del asunto es si serán capaces los tres de mantener este estatus durante dos años más para aprovecharlos en la Copa del Mundo a celebrarse en Qatar.

Para nadie es un secreto que Lozano parece volver a ganarse la confianza de Gatusso al pie del Vesubio, que Corona en Portugal desborda y apila rivales por doquier y que Jiménez en Wolverhampton encontró su lugar en el mundo, y mucho menos que el 'Tata' Martino es un tipo serio, estudioso, experimentado y de paso, quizá lo mejor que le pudo pasar a México en esta transición silenciosa, entre mediáticos futbolistas que lograron lo mismo en Mundiales y esta sangre medianamente renovadora que intentará hacer su propio camino sin contaminación de procesos anteriores.

Corea del Sur, con su arriesgada y hasta irresponsable manera de querer salir siempre jugando la pelota en la salida, a pesar de tener a cinco metros de distancia la presión de los jugadores mexicanos, le otorgó a los tricolores la oportunidad de lucir como pocas veces con llegadas peligrosas incesantes, que penosamente no se concretaron, porque de lo contrario habría sido una goleada de escándalo a favor del conjunto azteca en tierras austríacas.

El dinamismo y chispa que muestran 'Tecatito' y 'Chucky' encajan por el momento de manera perfecta con el sitio y madurez que destila en la actualidad Jiménez quien, dicho sea de paso, falló en Viena casi todas las que en Inglaterra concreta.

Además, un tipo como Antuna sigue siendo un jugador que a Martino le funciona perfectamente y muestra una estabilidad bastante llamativa que en Chivas ni siquiera asoma, sin olvidar que Orbelín da la impresión que ahora sí desea aprovechar más sus oportunidades como convocado.

Hoy, finalmente, todos son satélites alrededor de un tridente que puede generar algunas ilusiones de cara al futuro, el asunto es saber si podrán mantener sus alcances o incluso incrementándolos con el correr del tiempo, pensando en finales de noviembre de 2022, donde se supone México estará clasificado en busca de destruir por fin la barrera de los Octavos de Final de una Copa del Mundo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: BISAGRA AZUL