opinion.david-faitelson.el-futbol-mexicano-tiene-una-fecha
Opinión

David Faitelson

David Faitelson es dueño de un estilo duro, pero frontal al momento de dar opiniones, que incluso le han traído choques con algunas figuras.

El futbol mexicano tiene una fecha

2020-05-22 | David Faitelson
Comparte en:

Lo que sigue ahora es algo demasiado sencillo que se ha vuelto muy complejo: regresar esa noche con la jornada 11 del Clausura 2020 o con la jornada 1 del Apertura 2020.

Sólo unos minutos después de señalar esa fecha (la del 3 de julio en el calendario) como la factible para reiniciar las actividades, el futbol mexicano recibió un 'golpe' seco y contundente: las pruebas médicas en Santos arrojaban ocho casos asinto- máticos positivos en Covid-19 y horas más tarde -ayer-, cuatro más.

De los 22 jugadores analizados internamente en Torreón, 12 han sido positivos, un porcentaje, sin duda, bastante alarmante.

Pero la idea se sostiene. Volver a los entrenamientos en la segunda quincena de junio, una especie de pretemporada y enseguida, en julio, reiniciar con el juego. La otra polémica se refiere a si el recomienzo debe ser con el Clausura 2020 o con el nuevo campeonato, para así no agobiar los calendarios y tener el tiempo sufi- ciente para que en caso de un nuevo brote en un club, se obligue a detener nuevamente la competencia.

La Liga y las autoridades de Salud van a trabajar en un protocolo, tenien- do en cuenta los ejemplos de Europa, sobre todo el de la Liga alemana, que comenzó el fin de semana con éxito.

Lo que los clubes quieren ahora es que el plan les garantice que el futbol no va a detenerse en el caso de que en la entidad donde juega ese equipo, “el semáforo epidemiológico” de las auto- ridades pase de un color estable a uno alarmante. “El futbol podría continuar su actividad mientras sus actores se mantengan sanos”, explica el doctor Ricardo Cortés Alcalá, titular de la Dirección General de Promoción de la Salud en el gobierno mexicano. “Si hay positivos, esos jugadores o ese equipo tendrán que parar y esperar el tiempo prudente”. Justo de esa explicación podría depender también que los diri- gentes elijan volver para completar el torneo que comenzó en enero o iniciar en julio con el campeonato que debería jugarse en el segundo semestre del año, el llamado Apertura 2020.

“Es una cuestión de tiempo”, me ex- plica un dueño de club que pide no ser identificado. “No tenemos tiempo sufi- ciente para en caso de una emergencia tener un soporte, un ‘colchón’ hacia donde hacernos. Por eso queremos ana- lizar si vale la pena completar el torneo que quedó pendiente o concentrarnos en el siguiente”.

Sigo sin encontrar algún tipo de interés particular en la decisión. Es tan válido el argumento de no echar a la basura las 10 fechas y concluir lo que empezaste, como el irrefutable hecho de que no sobran tiempos en la emergencia y más vale tener una salida que agobiarse con los calendarios.

Volviendo al tema médico, nadie debe asustarse demasiado con los resultados que arrojaron las pruebas en Santos. Me parece indignante que alguien relacione un asunto de salud con un tema de un supuesto interés de cierto grupo porque el torneo Clausura 2020 se declare nulo. No entiendo la relación. El alto porcentaje de conta- giados en el Santos podrían explicar, también, la verdadera magnitud del impacto de la pandemia en México.

Es hasta cierto punto normal, que existan futbolistas contagiados y sin síntomas. Ahora deben seguir las pre- cauciones de las autoridades sanitarias y podrían estar listos para cuando el club inicie entrenamientos a mediados del mes de junio.

El futbol mexicano va a volver, debe volver, con sus debidas precauciones y con los nuevos mandatos que exigen las autoridades médicas. La base de todo sigue siendo la salud de sus actores. Si los futbolistas y aquellos que participan directa o indirectamente en los juegos están sanos, el balón puede rodar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ANULAR EL FUTBOL ES ANULAR LA ESPERANZA...