opinion.ignacio-suarez.carlos-ahumada-y-un-partido-arreglado-parte-3
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Carlos Ahumada y un partido 'arreglado' (Parte 3)

2019-09-04 | Ignacio Suárez
Comparte en:

Recapitulemos un poco antes de entrar en materia de la tercera entrega de esta serie. En los Cuartos de Final del torneo Verano 2003, el sistema de espionaje colocado por instrucciones de Carlos Ahumada, con cámaras y micrófonos en los vestuarios del equipo visitante Lagartos de Tabasco y del cuerpo arbitral, había sido descubierto.
 
 De esta manera, a decir de nuestro informante, el plan de poder llevar a cabo la idea de chantajear posteriormente a Doña Fede tuvo que ser abortada. Pero aún así el León, dirigido por el chileno Carlos Reinoso, superaba el primer obstáculo en la Liguilla, avanzaba a Semifinales, donde enfrentaría a Correcaminos.

-Ya sin cámaras ni micrófonos, me imagino tuvieron que emplear un plan 'B' en Semifinales, porque ahí hubo también cosas muy raras por así decirlo -le pregunté entonces a mi informante, quien de inmediato se rio-. “Fantasma, había plan B, C, D y así hasta la Z. La idea era subir, ¡ascender a cualquier precio! -me dijo mientras se frotaba los dedos índice y pulgar como contando billetes-. "Mira el León le había salido prácticamente regalado, Carlos (Ahumada) se había chingado a un gordito borracho que era el dueño". ¿Roberto Zermeño? ¿Cómo se lo chingó? -pregunté enseguida-. "Sí a ése, no recuerdo si le pago sólo un millón o dos, de los cinco que acordaron por la venta. El chiste es que un día lo citó, lo mandó a la chingada y le dijo que no le iba pagar ni madres, que le hiciera como quisiera y que no se le ocurriera hacerla de a pedo porque lo acusaba de robo y lo metería a la cárcel. Lo que sucedió tiempo después”.

-No nos distraigamos, ¿cómo es que habían planeado para ascender a cualquier precio? -Le pregunté-. “Pues como había sido una ganga 'comprar' al León, debía subir, sería un negociazo. No sé si recuerdes que contratamos a Edgardo Codesal como 'asesor de arbitraje'. La intención real no era la asesoría en sí, era que estuviéramos muy cerca de los árbitros que nos tocaran en la Liguilla. Contratando al doctor, Carlos pensó que controlábamos uno de los frentes más importantes. 

"En ese tema en especial no estuve tan cerca, lo que sí te puedo asegurar es que una semana antes de la Final ante Irapuato, sabíamos que un tal Jorge Jaso lo haría". ¿Jorge Gasso querrás decir? -lo interrumpí-, se rio, y dijo: "Ándale ése 'mero', tal como nos lo había confirmado el doctor una semana antes. Te mentiría si te dijera que se arregló a los árbitros porque eso NO me consta, yo te hablo de lo que yo atestigüé, pero checa el juego en YouTube y verás cómo le anulan dos goles increíbles al Irapuato y nos perdonan un penalti inmenso. Ahumada estaba furioso.  El equipo jugó infame, nos debieron haber goleado desde el juego de Ida. Ve las imágenes y saca tus conclusiones, tú eres el experto y juzga si pudo o no haber algún arreglo”. 

Sin mediar pregunta se fue como hilo de media. “Con Ciro Gómez Leyva, que era como su compadre, se habló para que la Liguilla nos la transmitiera canal 40, antes no se trasmitía la Liguilla del Ascenso. A nosotros sí.  Pero ya nos desviamos y nos adelantamos, pinche Fantasma. Mira, previo a la Semifinal contra Correcaminos nos dieron la orden de hacer un 'casting' de prostitutas para metérselas al hotel directamente a los jugadores de Correcaminos en la noche antes del juego de Vuelta para debilitarlos y amanecieran con las piernas flojitas, flojitas" -y los dos no pudimos contener las carcajadas-, esa era una costumbre muy común en Sudamérica, que en México algunos imitaron muy bien -saludos señor Emilio Maurer-, pero eso será otra historia. 

La relación con Ciro Gómez Leyva

“El casting de 'niñas' se le encargó también a Luis Molina, un chavo que se le pegó como lapa a Carlos Ahumada que llegó porque se lo pidió de favor su esposa Cecy, ya que Molina estaba casado con una prima suya. Al final lo terminó traicionando dos veces como lo relata en su libro. Pero los de seguridad del hotel se pusieron al brinco, había gente del Estado Mayor por otro evento y no hubo forma. Así que, de última, se le encargó a un capitán que trabajaba de seguridad con nosotros, que se metiera al piso de Correcaminos y echó gases lacrimógenos en la madrugada que tuvieron que salir 'en pelotas' (desnudos) los jugadores hasta la administración”.  

La parte del libro de Carlos Ahumada sobre Luis Molina

“Como nos habían descubierto las cámaras y tirado los tubos de PVC el domingo anterior con Lagartos de Tabasco, pues ya teníamos pretexto para repintar el vestidor del visitante ¿Cuándo? Pues ese mismo domingo antes del juego y ¿porqué no? Con pinturita de aceitito para que brillara. 

Había que atender bien a las visitas ¿o no mi Fantasma? -No puedo ocultar que semejante cinismo me arrancó una carcajada-.

La versión de nuestro informante parece confirmada al juzgar por las propias declaraciones de Guillermo 'Wendy' Mendizábal, técnico del Correcaminos, al diario 'La Crónica': “A nosotros nos echaron gas lacrimógeno en las habitaciones. Por ello salimos del lugar con los ojos y garganta irritados. Y lo peor, cuando llegamos al estadio nos dijeron que no podíamos entrar al vestidor porque lo acababan de pintar”. 

El relato de lo ocurrido en el hotel y previo al partido

Nuestro informante prosigue: “Con Correcaminos le sufrimos, no recuerdo el marcador, pero le ganamos por un gol. Llegamos a la Final y mi jefe estaba eufórico y cómo NO. ¡El ascenso estaba asegurado!",  ¿cómo asegurado si todavía faltaba la Final? -le pregunté-. "Ah mira ésta, si no te la sabes. Meses atrás, supimos que el Irapuato que había sido campeón en el primer torneo lo estaban vendiendo. Mandaron una vez a Luis y luego a otras personas para contactar a unos que simulaban ser los dueños del Irapuato, un joyero de apellido Meyer o Mayer (Kleber Mayer) y otro un contador, creo que se apellidaba Ruiz (Mauricio Ruiz Sánchez) para pedirle que queríamos hablar con su jefe, porque estábamos interesados en comprar el equipo”.

“Nos dijeron que hablarían con 'El Patrón' y días después se comunicaron con nosotros para pedirle que Carlos se reuniera con él en un rancho que tenía cerca del aeropuerto de Guadalajara. Eso sucedió días después, porque el jefe (Ahumada) comentó un día que ya había cerrado la compra del Irapuato y que había dado un anticipo de 500 mil dólares, no de 300 como dijeron por ahí. Es decir, si Irapuato ya era nuestro y León estaba en la Final, ya no había pierde, la Final la jugarían dos equipos del mismo dueño, pues sólo era cuestión de que decidiéramos cuál, y la elección ya la había hecho Carlos; sería el León. Esa multipropiedad de la que tanto se quejan nos haría el favor” -me ratificó con contundencia mi informante.

En aquel entonces, mientras todo esto sucedía. El equipo dirigido por el 'Güero' José Luis Saldívar (Q.E.P.D.), el Irapuato, que había sido eliminado en los Cuartos de Final del Verano 2003, se encontraba concentrado en las instalaciones de 'La Primavera' de la Universidad de Guadalajara, esperando al Campeón de ese torneo para jugar la Final-Final por el Ascenso. Pocos días antes, habían nombrado a Carlos Turrubiates como director deportivo, algo que les había extrañado un poco.

Antes de continuar debo aclarar que en los siguientes párrafos citaré algunos nombres de jugadores de Irapuato que me permitieron así hacerlo, otros aceptaron hablar del tema, pero de forma anónima. Ariel González 'El Apache', un delantero argentino y gran figura de aquel equipo y quien hoy hace una gran labor en beneficio de la niñez en zonas marginadas de la zona, trabajando para el municipio de Irapuato, nos relató lo sucedido aquella tarde en 'La Primavera', luego de saber que el León sería su rival por el ascenso.

“Terminado el entrenamiento, el 'Güero' Saldívar nos dijo que nos juntáramos todos, que la directiva quería platicar con nosotros. Por ahí de las siete u ocho de la noche, nos metimos a un salón, pensábamos que sería de un premio o algún incentivo de 'El Patrón', como nosotros conocíamos al señor Tirso Martínez, pero NO, el que entró fue Carlos Turrubiates, se paró frente al grupo y sin más ni más nos la soltó: 'Muchachos les quiero informar que Irapuato ya fue vendido, que ya pertenece al León y con la pena y como deben de entender, hay que perder la Final de Ida y de la Vuelta contra el León”.

 ¿Así nada más? ¿Cuánto dinero les ofreció Turrubiates? –le pregunté sorprendido-. "¡Nada! ¡Así nada más! Teníamos que perder y listo, según él ahí supimos que llegó, porque ya era un vínculo de Ahumada con el equipo. Ya te imaginarás cómo nos cayó al grupo, Saldívar estaba furioso, todos lo estábamos. Teníamos un equipazo, estábamos seguros de que le podíamos ganar al León. Ascender significaba un cambio de vida para todos nosotros, por lo que se cobra ahí, por la proyección, porque es un mundo de diferencia”.

- ¿Qué paso entonces? ¿Desobedecieron las órdenes? Ustedes fueron Campeones -le interrogué a otro integrante de aquella Trinca Fresera-. “Cuando salió de la reunión 'Turru' (Turrubiantes) que se notaba afligido, nos quedamos helados. No podíamos quedarnos de brazos cruzados, nos reunimos todos y le pedimos a Mariano Monroy, un gran volante argentino que jugaba de 10, que le hablara a 'El Patrón' (Tirso Martínez) él tenía su teléfono y línea directa con él”.

¿Por qué Mariano tenía línea directa con 'El Patrón'? –le pregunté de inmediato-. "Mira Fantasma, Mariano fue el primer jugador que pudo colocar el hoy poderoso promotor Christian Bragarnik acá en México. De hecho, Christian se quedó a trabajar para Querétaro como una especie de asesor, director deportivo o presidente con el Querétaro de Tirso, de ahí hicieron buenas migas y se tomaron confianza, por eso se lo pedimos a Mariano. ¡Teníamos que saber la verdad! ¿De verdad deberíamos perder? ¿El equipo había sido vendido a Ahumada?

“Por supuesto que Mariano aceptó. Tomó su Nextel y con el dedo índice picó una y otra vez el botón recorriendo la agenda hasta que apareció un ID con la leyenda 'Patrón'. Puso el teléfono en altavoz y le dio dos timbrazos. Esos dos beep beep de la llamada de salida nos detuvo el corazón momentáneamente…  ¿Fueron segundos, minutos? ¡No lo sé! A mí se me hicieron siglos”.

De pronto todos escuchamos la voz de 'El Patrón', tras el diminuto Nextel. ¿Qué pasó Mariano? 

Lo que pasó en esa charla, lo que les dijo Tirso Martínez en esa charla, donde se abortó el plan y la venta con Ahumada, la invasión y rescate del estadio y el helicóptero de Rosario Robles y otros hechos desconocidos, se los cuento en la cuarta entrega… hoy se terminó el espacio.

"El tiempo no cambia a las personas, sólo les quita la máscara", Anónimo