opinion.ignacio-suarez.caso-botinelli
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Caso Botinelli

2017-01-11 | Ignacio Suárez
Comparte en:

Hace una semana, Gabriel Peñalba, nuevo fichaje del Cruz Azul, polemizaba en Twitter acusando a algunos diarios de mentirosos; cito de manera textual su tuit del pasado 2 de enero: “Ojalaaaa papaaa no se crean todo lo que los diarios dicen muchachos. 1.2 en total”. Esto en relación a que no se pagaron los 5 millones de dólares que, según se dijo, había costado.  

Conociendo las entrañas de este futbol nuestro de cada día, no podría precisar si Peñalba pecó de honesto o de ingenuo con su afirmación en Twitter. Basta recordar el tema de Oscar Ruggeri, quien en 1992 llegó al América siendo dueño de su carta. Un ‘amigo’ y promotor suyo lo negoció y le ‘consiguió’ un millón de dólares por ésta. Fue hasta años después cuando el ‘Cabezón’ se enteró y tuvo los documentos de que Televisa le había pagado por su carta a ese promotor tres millones de dólares y no sólo uno. La lista de casos similares es muy abundante y, peor aún, NO son cosa del pasado, siguen vigentes. Sin embargo, muy pocos pueden documentarse con la precisión absoluta de la que puedo relatarles hoy. 

¿Pueden imaginar que alguien (promotor o directivo) pueda comprar a un jugador en 100 mil dólares y venderlo en dos millones de dólares en cuestión de horas o días, sin que exista una cadena de complicidades y contubernios? Yo no puedo. Y no estamos hablando de ningún gobierno en turno. Estamos hablando del futbol mexicano y de un equipo con una trayectoria tan respetable como el Toluca, que celebra su Centenario.

Pues eso sucedió nada menos que en el caso de Darío Botinelli, en su llegada a Toluca, y quien en 2015 pertenecía a la Universidad Católica de Chile. Es importante destacar que la información que voy a reproducir aquí es pública, oficial, auditada y regulada por las autoridades chilenas, por Cruzados S.A.D.P., que es una sociedad que cotiza en la bolsa de valores de Chile. Es decir, NO son dichos, son hechos. 

Según consta en documentos, el club chileno vendió la carta de Botinelli en 100 mil dólares; sin embargo, se afirma que el Toluca desembolsó más de dos millones de dólares. El costo de venta se puede comprobar en los estados financieros relativos al ejercicio del 31 de diciembre de 2015:

http://www.cruzados.cl/el-club/accionistas/informacion-y-resultados-de-l...

En la página 46 (Nota 10), referente a los activos intangibles, se observa que el Club Universidad Católica percibió 71 mil 289 pesos chilenos y que al tipo de cambio de la época, alcanzaban la suma de 100 mil dólares por 100 por ciento del pase del jugador Darío Botinelli.  

Ahora bien, la pregunta es: ¿dónde quedaron entonces los 2 millones que desembolsó Toluca FC, si la Católica sólo recibió 100 mil dólares? Ése es el cuestionamiento que se hace nuestro colega chileno Juan Cristóbal Guarello de Toro, de El Gráfico de Chile, y la cadena TyC Sports en Argentina, quien encabezó y documentó esta investigación.    

Guarello relata las declaraciones y grabaciones recabadas ante el Ministerio Público Fiscal de Chile, BRIDEC, la Fiscalía de la ciudad de Miami y de la ciudad de Nueva York, todo a través del FBI. 

Según costa en actas, Jorge Dinatalle, representante de Botinelli, manifestó que fue expresamente Jaime León, director deportivo del Toluca, quien le ordenó que la incorporación a su club debería hacerse en los términos que le dictara el promotor Uriel Pérez Jaurena. Uriel es de origen uruguayo y al parecer socio comercial en Sudamérica del promotor Greg Taylor, y su empresa Promage. Por cierto, coincidentemente, desde la llegada del Chepo de la Torre y Jaime León (2008), éstos han manejado 80 por ciento de los contratos de jugadores nacionales y extranjeros que llegan al equipo escarlata.

Se relata que Uriel Pérez estipuló de manera puntual a Dinatalle que el valor de compra de Botinelli no sería por 100 mil, sino por 2 millones de dólares y cómo debería registrarse la negociación y pagos. Esta investigación llegó a las manos de don Valentín Díez, quien preocupado y sumamente molesto, exigió al Consejo de Futbol de su equipo una investigación hasta las últimas consecuencias. 

En las pesquisas realizadas en Chile tuvimos acceso a información sobre algunas grabaciones que tiene un denominador común en ésta y otras negociaciones: Jaime León, Uriel Pérez y/o Greg Taylor, que confirman que este idéntico triángulo participó en las negociaciones de Fernando Uribe, quien, como jugador libre, se asegura que pagaron cinco millones de dólares y por Enrique Triverio, a quien el presidente de la Unión de Santa Fe reconoce haberlo vendido en sólo 850 mil dólares y NO en 2.5, como se manejó en México. Negociaciones realizadas en tan sólo dos meses (junio-julio de 2015), por citar sólo algunas negociaciones. 

Pedimos la opinión de José Cardozo, DT del Toluca en ese momento, sobre esta información, pero el extimonel se deslindó de manera contundente: “Sí pedí a esos jugadores, pero NADA sé del tema económico. Sobre ese tema pregunta al contador Villegas o Jaime León, ellos manejaron todos los asuntos del dinero”.      

Fuentes de la fiscalía chilena que siguen la investigación nos mencionaron que, entre otras medidas, ya han pedido informes fiscales a nuestro país sobre donaciones o movimientos financieros de la fundación ‘Juguemos juntos por tus sueños’, que encabeza Alfredo Talavera, yerno de Jaime León, para descartar que se haya triangulado dinero de estas negociaciones con cuentas de dicha fundación o afines a ésta.

Y mientras las investigaciones en Chile continúan, la directiva que ahora encabeza el joven Francisco Suinaga, quien ha realizado una breve, pero brillante labor para el Centenario del equipo rojo, afirma que NO se tentará el corazón para sacudir las manzanas podridas del árbol, si fuera éste el caso, afirmando que se investigará de manera interna y actuará en consecuencia. Ojalá todo se aclare. La familia Díez NO se merece una traición, le ha regalado décadas y décadas de alegrías a su afición y esta semana tendrán la reinauguración del ‘Nemesio Díez’, simplemente el estadio más bello y europeo de toda América. Nadie puede aprovecharse de la inmensa bonhomía de una familia de auténtico diez, que ha tenido un comportamiento siempre ejemplar. Nadie.