opinion.ignacio-suarez.no-descenso-o-club-de-toby
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

¿No descenso o 'Club de Toby'?

2020-02-26 | Ignacio Suárez
Comparte en:

Abolir el descenso para proteger los intereses e inversiones de los grandes, los ricos o simplemente de 'mis cuates', se ha puesto de moda otra vez. Las coartadas NO cambian mucho, son las mismas de hace 30 años, el verso es el mismo, solo cambian los nombres. Los atracos a la legalidad a la competencia se fraguaron en el tramposo futbol de Argentina, cuando inventaron la tabla de cocientes o porcentajes.

En este futbol lleno de obscuridad y dictaduras administrativas se ha hecho de todo para proteger los intereses de los poderosos, lo mismo anulando el descenso de una semana a otra, como sucedió en 1966 cuando se jugaron 37 fechas contando el promedio o porcentaje, y en la última semana sin más ni más, se ANULÓ el descenso para salvar al Colón de Santa Fe, cuyo presidente estaba muy bien colocado en el Gobierno. 

La tabla de cocientes nació en Argentina para 'blindar' de una mala campaña a los equipos grandes y así evitar su descenso. Estos tendrían hasta dos o tres temporadas de 'gracia' o malos resultados para no caer en la ignominia del descenso, cuando hasta eso NO les funcionó al 100 por ciento porque hubo grandes como Independiente, Boca o River que se vieron comprometidos, se 'inventaron un nuevo método de salvación: La promoción.

Si un equipo era último del porcentaje, podía salvar su prestigio e inversión jugando con un equipo de la serie B que estuviera en el tercer sitio. Este maquiavélico plan del futbol argentino nació de la mente de Raúl Colomo, presidente de la AFA en 1961, y luego fue perfeccionado por un bandido de cuello blanco de nombre Julio Grondona, en 1981.

Aunque no resultó tan perfecto para un histórico como River Plate, que, a pesar de esta enorme ayuda reglamentaria, perdió la promoción al empatar en casa ante el modesto Belgrano en el 2011, cuando Mariano Pavone fallo un penalti y se consumó el histórico y vergonzoso descenso cuando eran dirigidos por Juan José López, pero eso ha sido la excepción a la regla.

Como en México nos encanta copiar triquiñuelas extranjeras, el futbol mexicano importó en la temporada 1991-92 exactamente la misma trampa buscando los mismos fines: proteger a los poderosos y joder a los pobres que ascendían. La estrategia les ha funcionado muy bien, de 1991 a la fecha ningún poderoso o llamado 'grande' ha tenido problema alguno, los descensos han sido de equipos desechables.

Cuando hubo necesidad de salvar del descenso a un equipo de un dueño poderoso, como fue el caso del Atlante propiedad de Alejandro Burillo, se hizo lo mismo que en Argentina, inventaron la Promoción que en la temporada 2001 jugaron ante Veracruz, salvando la categoría.

¿Qué creen? Hace 19 años, como ahora, Doña Fede tenía el plan de ampliar la Liga a 20 equipos ¡que maldita coincidencia! pero esa no es la única. Para evitar el descenso Atlante, fue 'condenado' a pagar 5 millones de dólares. A diecinueve años de distancia, la cuota por ser mediocre y descender ha subido de precio: ya no son cinco. Desde hace dos años cuesta seis millones de dólares, a veces con IVA como sucedió con Veracruz, a veces con impuestos incluidos como pasó con Lobos BUAP por error en la redacción del reglamento.

Lo más curioso del caso, es que Francisco Ibarra el 'Cuico', presidente de Doña Fede en aquel lejano 1991, para justificar la aparición del porcentaje declaró al diario El Informador: “el porcentaje permitirá a los equipos consolidarse financieramente y ser más competitivos”. Cuando se tuvo que echar mano de la promoción para salvar al Atlante de Burillo, Alberto de la Torre, ya presidente de la Federación, declaró que esos cinco millones se invertirían en infraestructura y apoyos a la división de ascenso. ¿Saben qué pasó? NO hubo tal, el pago tuvo que ser en especie y el Centro Pegaso, que era de Burillo, pasó a ser patrimonio de Doña Fede.  

Hoy, a casi veinte años de distancia o más, los autores intelectuales de erradicar el descenso utilizan la misma coartada, se utilizan los mismos argumentos, de los que estoy seguro tendrán los mismos resultados nulos del pasado. Antes de pago por NO descender, hoy se hace lo mismo. Las promesas son idénticas.

¿Saben cuántas ligas consideradas élite utilizan el porcentaje o cociente para dictaminar el descenso? Ninguna. En la Premier, la Liga española, la Serie A, la Bundesliga, la francesa y la inmensa mayoría, no lo hace ¿Por qué? Porque consideran este método poco ético e injusto deportivamente hablando y ¿saben qué? En TODAS ellas hay descenso, así sea condicionado, como en España en el caso del Castilla y el Barcelona.

Hoy, Doña Fede y los brillantes cerebros del Comité de desarrollo deportivo, no conformes con el seguir utilizando el tema del porcentaje, planean clausurar, abolir el descenso por un periodo de 5 años. Como argumento o coartada, dicen que este lapso les permitirá consolidarse financieramente a los equipos, que así sucedió un día en la Premier League, que hoy es la más fuerte del planeta.

El argumento luce 'apantallador' pero NO es del todo real. Un principio elemental es que, para hacer una comparación, ésta debe ser equilibrada y en las mismas condiciones. México, económicamente, está a años luz de lo que es y era Inglaterra. Nos lleva una enorme ventaja en casi todos los aspectos, no sólo en lo deportivo. Compararse suena hasta estúpido.

En la temporada 1990-91, los clubes más importantes decidieron 'abandonar' la Liga que existía como tal. ¿Por qué?, porque querían generar más dinero vendiendo como un solo ente los derechos de televisión y patrocinios, ya que esto les permitiría generar ingresos que los volverían a ser competitivos con otras ligas.

Que NO nos den atole con el dedo, la Premier NO abolió o canceló el descenso, simplemente se 'independizó' de su propia liga y pudo negociar en conjunto sus propios derechos de televisión. Pero en Inglaterra la televisión hace televisión, no tiene equipos, no tiene intereses ahí, su negocio es otro. En México no es así. NO veo en el corto tiempo cómo es que Fox Sports, ESPN, Televisa y TV Azteca dejen los derechos de televisión multianuales a Doña Fede, para que éste negocie y los venda como sucede en Inglaterra o España.

¿Por qué soy tan poco optimista? Porque aquí cuando se trataba de que TODOS ganaran mucho más dinero con el contrato de derechos de transmisión de la Selección Nacional que era más ventajoso, la mayoría decidió hincarse, ponerse las rodilleras y renovar el que ya tenían con Televisa ¿Por qué ahora tendría que ser diferente? Doña Tele busca y buscará seguir teniendo mejores beneficios económicos, es su negocio.

Estoy plenamente convencido que la división de ascenso es, en su mayoría, un desastre. De los 18 que eran hace dos años, hoy sólo quedan 12, y de esa docena tres equipos son financiados por grupos de la Liga Mx: Mineros, Tampico Madero y Dorados, los tres en acuerdo de dueños NO tienen posibilidades de ascender bajo la misma administración, porque deben ser vendidos. El problema es, ¿a quién se los podrían vender?.

La Liga de Ascenso se reduce a solo 8 equipos, y de esta octava, si dejamos a los equipos que NO tienen ligas con financiamiento de recursos públicos, la lista se reduce: Celaya de los Achar; Atlante de Alonso Alfaro y Rafael Espino; Venados de Yucatán de Rodolfo Rosas; Zacatepec de Víctor Arana y Alebrijes de Víctor Sánchez, así como la Universidad de Guadalajara, que tiene un verdadero patronato que administra al equipo.

Todos ellos tienen años invirtiendo, poniendo de su dinero. Los gastos al año de un equipo que aspira al ascenso, superan los 70 millones de pesos, de los cuales recuperan la mitad o menos. ¿Por qué arriesgan y pierden ese dinero? Simple: por gusto y por negocio. Una franquicia del Ascenso cuesta dos millones de dólares; una de la Liga MX al menos 25.

Hoy, sin ascenso su franquicia NO vale un peso. Sus 500 o mil millones invertidos en los últimos años se van a la basura. Hoy Doña Fede les quiere dar 30 milloncitos al año para que se ayuden con sus pérdidas ¿Por qué a todos los dueños del ascenso se les mete en el mismo saco? Eso es totalmente injusto.

Por supuesto que NADIE quiere que se repitan más casos como el de Kuri en Veracruz, los López Chargoy en Jaguares de Chiapas y tantos otros, pero no todos son iguales, aunque NO tengan enormes empresas atrás. La semana pasada platicando con Yon de Luisa, me comentaba que buscaban que los dueños tuvieran solvencia para armar equipos, que no fueran un sube y baja.

Lo de la solvencia económica para los que ascienden se puede garantizar si Doña Fede quisiera y apretara a Doña Tele, para que incluso antes de lograr los ascensos los equipos pueden firmar precontratos de venta de derechos de televisión, porque la venta de esos derechos garantiza la nómina, e incluso, las posibilidades de refuerzos. Pero Doña Tele juega con la premura de los ascendidos para sacar ventaja.  

En cuanto al sube y baja, NO tendría por qué molestar o ser malo, así sucede en la Premier, en España, en Italia, en muchas otras, es parte de la competencia y a nadie incomodan. NO es obligación que se queden y sean competitivos. TV Azteca tiene a Puebla y Morelia, NO para competir, NO para ser campeones, sino para que subsistan los viernes botaneros. Mantienen contenidos baratos.

Sin el Ascenso, ¿cuál sería la aspiración del aficionado?, ¿para qué ir al estadio?, ¿para qué comprar un boleto?, ¿para qué mantener la identidad?. Ese torneo sería igual que la liga de su barrio, pero este último con más identidad. Un trofeo de 30 millones de pesos en efectivo NO emociona a ningún aficionado, como lo es un ascenso.

Doña Fede quiere quitar el ascenso y hacer su 'Club de Toby', su liga de cuates donde, como en la pirinola, TODOS ponen y NADIE pierde, porque sin descenso la inversión seguirá intacta. ¿Qué empresario en su sano juicio sabiendo que NO hay riesgo de perder, va a incrementar la nómina a gastar más e invertir más? La lógica apunta a una reducción masiva de gastos. Sólo los que aspiren al título lo seguirán haciendo, pero son los menos. La mediocridad sería una gran amenaza. Quieren tener nuevos inversores, y su carnada para conseguirlos es que NO tendrá riesgo su inversión.

Ni siquiera teniendo equipos filiales Sub 23 en la categoría inmediata, serán garantía de taquilla para las plazas sin ascenso. En otros años, ya hubo un Socio Águila, un Tapatío, Académicos, un Cruz Azul Hidalgo, Potros Neza y nada pasó. ¿Por qué hoy sería diferente?

El 'Club de Toby' tiene un problema para lograr su cometido y anular el descenso, que es la votación en consejo nacional. Para anular el estatuto del ascenso, necesitan tener los votos del Ascenso, la Segunda y Tercera División, además del sector aficionado. Si los presidentes y dueños de estas divisiones pelean sus derechos, NO permiten ser sobornados o presionados, la idea de abolir el descenso quedará sin efecto, el 'Club de Toby' se quedará con las ganas ya que el Ascenso tiene el 5 por ciento de los votos, la Segunda el 18 y la Tercera el 13. Si estos NO ceden, la Liga NO tendrá la mayoría para cambiar el estatuto.

¿Quieren copiar a las mejores ligas? Pueden hacerlo, sin evitar el descenso de manera unilateral e indiscriminada. Las mejores ligas tienen descenso y ascenso y no han adoptado el porcentaje como bastión de defensa de intereses de los grandes, por algo será.

¿Que necesitan mejorar y hacer algo con el ascenso? Sin duda alguna. Pero NO a ese precio, no con dobles discursos y con estrategias para proteger sus inversiones y la de sus amigos. Ya les contaré en una próxima entrega de lo que les ha dicho un prestigiado bufete español a algunos dueños del Ascenso, en caso de que les quieran aplicar el NO descenso de manera unilateral afectando sus intereses y no son buenas noticias para Toby y su club, se los aseguro.

 

“Justicia y gracia para los amigos, y para los enemigos, la ley a secas'

Benito Juárez