opinion.ignacio-suarez.una-dadiva-disfrazada-de-rescate
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Una dádiva disfrazada de rescate

2020-05-06 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

La Real Academia de la Lengua, en una de sus acepciones, define la palabra soborno como “cosa que mueve, impele o excita el ánimo para inclinarlo a complacer a otra persona”. Una vez entendido el fondo, NO es difícil concluir que prometer un apoyo de 20 millones de pesos por equipo fue el estímulo necesario, el anzuelo justo, para ‘pescar’ a los más necesitados, para obtener su voto, para pagar una traición y así ganar una ‘votación’ en la asamblea de la extinta Liga de Ascenso MX.

La palabra ‘soborno’ asusta, se oye muy fuerte. Se pensó entonces rebautizar con nombre rimbombante, que no oliera tanto a estiércol. Le llamaron “rescate financiero”. Esa palabra sonaba como lo magnánimos que nunca han sido, como los solidarios que jamás serán.

Es para salvar los intereses de algunos. Indudablemente fueron astutos. Sabían que el poderoso caballero, Don Dinero, iba a ser anzuelo irresistible para los dueños del Ascenso con problemas. Y así fue. Ganaron la partida, de manera dividida y a empujones, pero GANARON: suspendieron ascenso y descenso.

Se actuó como políticos que en campaña van a dar despensas a los más jodidos entre los más jodidos a cambio de su voto, con la promesa de llevarlos al primer mundo, siguiendo sus consejos. Sabían que su plan NO podría ganar por unanimidad. Eso sería imposible, porque entre esos doce equipos a convencer había personajes con ética, valores y principios. Solo querían los votos suficientes. Con eso.

NO nos confundamos ni caigamos en patrañas o en campañas mediáticas. No nos equivoquemos: los 20 millones de pesos anuales que les darán a 9 o 12 equipos de la Liga en Expansión, es una ‘coima’, una ‘caridad’ que NO servirá de NADA para su crecimiento y desarrollo, y no garantizará que en 6 años puedan ser certificados para ascender a Liga MX. Es una vil patraña.

La certificación ha sido una vil trampa, una simulación con candados a modo para tachar a los enemigos y palomear a los amigos. ¿No recuerdan que esta famosa empresa, Ernst & Young, también certificó que la salud financiera del Veracruz de Fidel Kuri era esplendida? Por lo menos eso nos hicieron creer. Lo más probable es que nos hayan mentido respecto a esa certificación, como pasó con la famosa fianza de los veracruzanos.

‘Certificados’, meses después Veracruz y Kuri, fueron desafiliados por insolventes y siguen acumulando deudas. Se demostró que NO es infalible. Los resultados ahí están. Por cierto, los equipos del Ascenso todavía hoy esperan los resultados del por qué ‘reprobaron’ la auditoría y les negaron la certificación. Les pasó como a aquél profesor que anuncia que reprobaste el examen y no te da derecho a la revisión de examen. Eso es dictatorial. ¿Por qué no entregar el dictamen de la auditora a cada equipo? Se les niega la certificación y, en su defecto, sólo se les dice de palabra, como si Bonilla tuviera la suficiente calidad moral para creerle a ciegas.  

 

SI YA GANABAN POCO…

Volvamos al tema de los dineros. En teoría, los equipos del ex ascenso NO fueron certificados por NO tener la solvencia financiera necesaria para codearse con los 18 de ‘El club de Toby’. Una franquicia de ese club, aseguran, vale 30 millones de dólares. Una del Ascenso ni siquiera dos. Hoy, sin derecho a subir, absolutamente NADA.

Al ascender y por los derechos de televisión (en Estados Unidos y México), un equipo en la Liga MX tiene garantizado el cobro de casi 10 millones de dólares anuales. En la división de abajo, al que más le pagaban recibía casi 3 millones de pesos anuales. Próximamente, ni eso siquiera recibirán.

En el lapso de cinco años, estos equipos del Ascenso MX, si es que se los cumplen todo ese periodo, se supone que recibirían 100 millones de pesos, servirían para operar SIN contratiempos. Esa cantidad es un oasis para una Liga siempre en apuros económicos.

Pero lo que no les dijeron cuando les prometieron esos 20 millones anuales, es que había letras chiquitas que no les enseñaron, datos y hechos que no calcularon, ¡TODOS los demás ingresos que tenían: taquilla, esquilmos, publicidad y televisión, se verán reducidos a casi nada!

 

DOÑA TELE YA NO LE ENTRA

Vamos por partes. Para vender publicidad local o nacional necesitas una vitrina o no habrá interés del anunciante. Esa vitrina es la TV. De los 12 equipos del exAscenso, al menos ocho tienen contratos FIRMADOS hasta 2022 con TUDN, SKY, Claro Sports y Fox Sports. Es cierto, les pagaban una miseria, 3 millones de pesos ANUALES al que más y 1.5 al que menos, pero ese poco dinero se presupuestaba para pagar los viajes.

Hoy, directivos de estas cuatro poderosas compañías de televisión han estado en contacto. No les interesa en lo más mínimo ya pagarles lo pactado, ni siquiera esa cantidad. Pagaban antes como una apuesta a futuro, pues en caso de ascender tendrían ASEGURADOS los derechos de televisión del equipo en Liga MX, cuyas cantidades, en algunos casos, estaban ya pactadas. No pagaban por rating, que no daba, pues el futbol femenil superaba a la mayoría. Su contendido era uno más. Ni prioritario, ni necesario.

Consultamos a varios ejecutivos de televisión involucrados en la compra de derechos de estos equipos, todos coinciden, uno fue categórico y es el ejemplo: “No existe la MÍNIMA posibilidad de que les sigamos pagando, NO hay manera de que sea viable el negocio de trasmitir la Liga de Expansión. El incumplimiento legal es grave y es de ellos, compramos derechos de TV multianuales de equipos con al menos posibilidades de ascenso, algo que ya NO existirá en nuestro contrato VIGENTE hasta el 2022. Los contratos estuvieron avalados por la Federación. Ya ni el nombre existirá”.

Saltó la pregunta inmediata: ¿Piensan demandar por daños? “Podríamos, pero ni siquiera lo hemos pensado. Hay un millón de prioridades antes que pensar en es Liga en Expansión. Mil veces antes pensaríamos en rescatar la Liga Femenil que esta Liga, pues nos dará en el futuro otras opciones y otros clientes potenciales que no son los tradicionales del futbol varonil.

“¿Sabes que es lo peor? Qué no nos consultaron, a ninguno de los que tenemos derechos sobre lo que iban a hacer o la opinión que teníamos al respecto al suspender el descenso. Tampoco nos han invitado a las supuestas ‘mesas de trabajo’. Me imagino que no les interesamos en lo absoluto. Espero que no les vendan la idea de que van a poder vender los derechos de TV en paquete, porque es una mentira. Hoy no existe esa posibilidad, hay ocho equipos con contratos firmados hasta el 2022.

“Que agradezcan que, por ahora, no pensamos presentar demanda de daños y perjuicios. Ahora que, si están de espléndidos y nos dan también 20 millones de pesos anuales por equipo de los que tenemos derechos de los clubes por cinco años, a lo mejor lo pensamos”. Ambos soltamos la carcajada.

Tienen razón. El ‘contenido’ de un juego del Ascenso NUNCA ha sido atractivo y ahora lo será menos. Una repetición de algún juego anterior de la Champions, Libertadores, una Final de un torneo anterior no les genera un peso de gasto a las cadenas de TV y les da mucho más rating. Eso es lo que planean hacer antes que trasmitir un Atlante contra la filial del Cruz Azul desde la Cancha 3 de La Noria.

 

SIN LA VITRINA, BAJARÁN LOS INGRESOS

Sin televisión, a los anunciantes locales y nacionales no les será atractivo anunciarse y menos en este tiempo. No podrán vender vallas publicitarias alrededor de la cancha, ni en camisetas. ¿Dónde verían su producto los anunciantes? La asistencia a los estadios en la Liga de Ascenso era mala. Beto Bernard en RÉCORD hizo una gran recopilación del promedio de asistencias que se tenían en el torneo de Clausura 2020. Los que más, Alebrijes de Oaxaca con poco más de 11 mil por juego, Correcaminos y UdeG con más de 8 mil, y los que menos, Atlante con poco más de 2 mil y Cimarrones, mil 828.

¿Cuánto bajará la asistencia ya SIN ascenso en una Liga de 'chocolate'? No se sabe bien a ciencia cierta, pero las expectativas son dramáticas a la baja, con todo y los equipos filiales, que en otros tiempos ya tuvo el Ascenso, la Segunda Premier y la Tercera División, tampoco será novedad. Antes, esa idea ya fracasó. 

Es decir, que con esos 20 millones los dueños tendrán que cubrir TAMBIÉN los ingresos que ya NO tendrán. ¿Esa historia también se las contaron y se la plantearon a los dueños del Ascenso para convencerlos de votar? Por supuesto que NO. Con estos números tan malos, es más evidente que el ‘rescate’ NO se dio por ayudar, lo hicieron porque los que necesitaban ganar la Asamblea para evitar problemas legales ante FIFA, sí lo imponían.  

 

LA CARTA ACABARÍA LA POLÉMICA

Bonilla, como ejecutor del plan, no como autor intelectual, embaucó a algunos colegas cuando afirmó públicamente que habían sido los propios equipos del Ascenso los que pidieron un rescate financiero y suspender el ascenso. Nada más falso. Lo invito a que hagamos públicas las mismas.

La carta que enviaron a Doña Fede, y de la cual tengo copia, habla de otras cosas. En esta se pone énfasis que en caso de que se vendiera una franquicia para Liga MX para ocupar el lugar 19 o 20, que un buen porcentaje del dinero de esa venta fuera repartido entre los equipos del Ascenso, que deportivamente lucharon por tener ese lugar. Lo que parece muy justo.

También habla de que deseaban un aumento en el reparto de las utilidades de la venta de derechos de la televisión para los equipos del Ascenso. JAMÁS habla en esa carta de un rescate y de pedir una suspensión del Ascenso. Quizás la fiebre del coronavirus le provocó a Bonilla algunas alucinaciones. Si existe esta carta tan contundente como aseguró, ¿por qué no mostrarla y acabar con la polémica de un plumazo?

Lo único cierto es que el plan era que NO había plan, ni de desarrollo ni de expansión ni siquiera de rescate financiero. Sólo planearon anular el Ascenso y Descenso para blindar su Liga. El pago de los 20 millones de pesos fue el equivalente al pago de la póliza de un seguro de vida en el Máximo Circuito, para así buscar que llegaran nuevos inversionistas y poderle decir: ‘Pon tus 30 millones de dólares, ya no los perderás en un año, si las cosas te salen mal’.

 

LA FORMACIÓN COMO META ES UNA FALACIA

Con estas lamentables expectativas económicas, sin tele, con disminución de publicidad, de taquilla, ¿cómo demonios los equipos de la Liga en Expansión pueden aspirar en 5 o 6 años ser lo suficientemente sólidos financiera y económicamente para ser certificados finalmente para ingresar al ‘Club de Toby’? Es prácticamente imposible, a menos de que algún dueño gane el SuperLoto millonario en euros o que encuentre entre sus filiales a un Messi o un Cristiano Ronaldo y lo venda.

Sí, el Ascenso era en su mayoría un desastre, pero acá todo fue una sarta de mentiras e intereses para destruirlo.

Eso de ser equipos formadores es una falacia, sucederá más por casualidad que por proyecto, si los equipos de la Liga MX NO pueden hacerlo con fuerzas básicas desde los 13 años, con mayor infraestructura y presupuesto. El Ascenso NO es para formar, es como, su nombre lo dice, para ascender. La formación es un plus, pero no el objetivo.

Hubo un dato que publicó Carlos Ponce de León en su columna de hace unas semanas que me llamó la atención y hoy recupero: “147 jugadores de la Liga MX pasaron por el Ascenso y de esos, 122 llegaron sin ascender con sus respectivos equipos”, lo cual es cierto. Doy otra lectura: Me dicen que a pesar de que NO era la prioridad la formación de talento, el Ascenso con todas sus penurias y vicios funcionó, ¡147 llegaron y pasaron por ahí! ¿No se podía perfeccionar eso, dejando la promoción, dando esos mismos apoyos económicos?¡Por supuesto que SÍ!

¿Por qué se desarrolló talento en esa Liga de Ascenso con tantas carencias? La razón es simple: en una con ascenso, en verdad se compite, te juegas la vida en cada partido, te enfrentas a ambientes hostiles, juegan a ganarte un lugar, a subir, aunque te echen luego de ascender. Serás parte de la historia. Juegas contra el veterano, marrullero que te va a hacer sufrir, pero también madurar y templar tu carácter. Escenarios difíciles que te pulen mental y físicamente.

En una Liga de Expansión SÓLO se jugará, NO compites porque no hay NADA por qué competir. Ganarás tres puntos y quizá ni siquiera saldrás en la tele para presumirle a tus cuates.

Hoy todos hablan de reducir salarios, las televisoras pasan por graves crisis financieras, los medios igual. Aún así les han vendido a algunos dueños que es una “gran idea” gastar 30 millones de pesos en un equipo filial en una Liga que NO existía, que NO necesitaban y que NO era prioridad. ¿Cuántos compraran esos espejitos? Ya veremos.

 

“Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien”

Víctor Hugo