adios-diego-barrilete-cosmico
Opinión

José Ramón Fernández

Con casi 50 años de experiencia, José Ramón Fernández es el máximo referente del periodismo deportivo en México y ahora puedes disfrutar su opinión en RÉCORD

Adiós Diego, Barrilete Cósmico

2020-11-26 | JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ
Comparte en:

El futbol tiene momentos emotivos, espectaculares, grandes goles, grandes jugadores, partidos emocionantes, partidos malos, partidos regulares, pero cuando se muere una de las grandes leyendas del futbol profesional hay tristeza, hay dolor, se siente, sobre todo si lo trataste, sobre todo si tuviste la oportunidad de entrevistarlo cuando estaba lúcido, cuando estaba jugando para ser Campeón del Mundo como me tocó a mí entrevistarlo en 1986 y me refiero a Diego Armando Maradona.

¿Quién fue Maradona?, un símbolo para Argentina, un ídolo para el futbol, un ícono, una leyenda del futbol, un zurdo magistral que jugaba con la pelota maravillosamente bien, no muy alto, bajito de estatura, fuerte, del estilo de Messi, aunque menos rápido, pero no voy a hacer comparaciones, Messi está forjando su leyenda y cuando termine, hablaremos de ella. Maradona ha terminado su leyenda como futbolista hace tiempo y hoy termina su leyenda como un hombre.

Maradona en la cancha era fantástico, se desmarcaba, tiraba a gol, a balón parado era maravilloso cómo le pegaba a la pelota, zurdo, zurdísimo, elegante en algunas jugadas, muy técnico, pocos jugadores son tan técnicos como él, quizá Pelé era un poco más técnico que Maradona, quizá, pero son comparaciones simplemente, es difícil compararlos y es difícil saber quién fue mejor.

Maradona cumplía con todos los requisitos para ser ídolo, tenía la pasta de ídolo, había nacido en un barrio pobre, se fue forjando hasta llegar a ganar el Campeonato del Mundo, y lo ganó bien. Esa Selección Argentina que vino a México en el 86, si le quitas a Maradona, hubiera sido un equipo común y corriente y eso que tenía a Valdano, Pumpido, Ruggeri, tenía a varios jugadores importantes, pero Maradona era el Rey, era la figura, alrededor de Maradona se conjugaban todas las jugadas.

A mí me lo platicó muchas veces Jorge Valdano: "Un día me dio un pase Maradona frente a la portería y la tiré arriba de la tribuna. Y no dormí toda la noche, y luego Maradona me dijo: 'Lo vas a tener que repetir y lo vas a meter', y en la Final, en el primer gol, me da un pase idéntico y logro perfilarme, conectar la pelota y marcar el gol, me emocioné tanto que lloré en ese momento". Valdano, un hombre lúcido, un hombre inteligente, amigo personal de Maradona.

Pero como pasa con las grandes figuras y leyendas, en muchos ámbitos, no solamente en el deporte, hay personas que rodean a este ícono, o porque gana mucho dinero, o porque en su matrimonio fracasa, y lamentablemente aceptan las drogas, y cuando Maradona llegó a Barcelona, le pasó eso.

Menotti lo lleva justamente a jugar al Barcelona y Maradona empieza muy bien en el Barcelona, y después Goicochea, un duro central del Atlethic de Bilbao le rompe el tobillo; pasa largo tiempo de recuperación, reaparece, gana la Copa de España, juega bien por momentos, pero conoce Barcelona de noche, se rodea de malas compañías, conoció la droga y se enganchó lamentablemente.

Se va del Barcelona y le llegan ofertas del Real Madrid, de Milan, del Inter de Milán y de otros equipos importantes. Pero no, el acepta la oferta de un equipo pequeño, un equipo de los menos ricos, de los llamados pobres de Italia, el Nápoles. ¿Y por qué?, porque Maradona quería jugar con ese equipo para que los niños pobres de Nápoles tuvieran un buen equipo y tuvieran un ídolo, y así fue.

Maradona creció mucho en el Nápoles, ganó una UEFA, no fue un súper equipo ni mucho menos pero tuvo algunos refuerzos, Careca entre ellos, y Nápoles creció, ganó un Scudetto pero no fue el gran equipo de futbol.

En 1990, en el Mundial de Italia, Argentina no tenía un gran equipo de futbol, Maradona y Caniggia hicieron una mancuerna justamente para eliminar primero a Brasil y después a Italia.

En la Final enfrentaron a Alemania, un equipo potente con grandes jugadores dirigidos por Franz Beckenbauer y que habían sido Subcampeones contra Argentina en México y ahora querían ser campeones. El árbitro Codesal decidió una jugada rigorista, marcó un penalti faltando siete minutos que para muchos no era; Argentina se quedó con un hombre menos y Alemania ganó el partido.

Maradona ya había hablado con la FIFA, había dicho que había una gran corrupción, porque Maradona no se callaba, hablaba y decía las cosas, y conocía las cosas a fondo, estaba enterado que la FIFA era un organismo corrupto, que resbalaba el dinero como si fuera miel por la montaña de la FIFA, y claro, Havelange, Cañedo y compañía se la cobraron ya que en el Mundial de 1994 en Estados Unidos en un partido ante Nigeria, llegó una persona por él, lo tomó de la mano y lo llevó al control antidopaje y salió positivo.

Lamentablemente los que lo acompañaban lo habían hecho tomar cosas que lo afectaban, lo había hecho tomar pastillas, no droga, sino pastillas especiales para que rindiera más en la cancha. Maradona ya era un hombre de 34 años y lamentablemente fue expulsado del torneo.

Después quiso ser técnico, no le fue bien, dirigió en Sudáfrica 2010, Alemania le metió 4-0 y lo eliminó; antes, Argentina le ganó a México 3-1, pero Maradona dejó un legado histórico en el futbol como futbolista. Como ser humano, cometió errores gravísimos, él mismo se destruyó.

En el futbol dejó una historia, un legado, un fanatismo en Argentina donde tendrán tres días de luto. Lo adoraban, lo querían porque se hizo ahí.

Se han dicho tantas cosas de Maradona, se han escrito tantas cosas que hoy es muy sensible leer los tweets de Pelé, de Messi, de jugadores leyenda, de Cristiano Ronaldo sobre Maradona; lo conocieron, lo trataron.

Yo lo entrevisté en el Mundial de México 86, a escondidas porque todos entraban en Coapa y para mí los terrenos de Coapa eran prohibidos.

Se va un grande del futbol, un futbolista que está en el Top 5 de los mejores del mundo, zurdo, inalcanzable, un Barrilete Cósmico como le llamaron. El día que los soldados ingleses recibieron el gol con la mano que fue la famosa Mano de Dios y el segundo que fue un gol maravilloso y el mejor gol de un Mundial.

¿Cuál es el legado que dejó Maradona? Fue un buen futbolista, atrevido, espectacular, ya no existen muchos de esos, solo dos, uno se llama Messi y el otro se llama Cristiano porque están rompiendo todos los récords del mundo.

Maradona se fue muy joven, 60 años, su autodestrucción fue afuera del futbol. No voy a decir más que descanse en paz un magnífico, excelente, formidable futbolista como pocos ha habido en el mundo. Diego era un fenómeno en la cancha.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SELECCIÓN MEXICANA REGRESA AL HOYO DE LA CONCACAF