checo-perez-y-canelo-alvarez-mexicanos-de-elite
Opinión

José Ramón Fernández

Con casi 50 años de experiencia, José Ramón Fernández es el máximo referente del periodismo deportivo en México y ahora puedes disfrutar su opinión en RÉCORD

Checo Pérez y Canelo Álvarez, mexicanos de élite

2021-11-04 | José Ramón Fernández
Comparte en:

A veces a los periodistas nos cuesta trabajo reconocer que en el deporte mexicano hay otras figuras que no son futbolistas, porque apenas hay un futbolista que destaca marcando unos cuantos goles y lo ponemos en las nubes y lo queremos llevar a jugar al Real Madrid, al Liverpool, al Manchester City, al Bayern Munich y a cualquier equipo importante y de los mejores de las ligas de Europa, pero eventualmente desaparece.

En cambio, hay deportistas que paso a paso se han ganado un sitio de mucho prestigio en el deporte mexicano. Uno es el boxeador Saúl 'Canelo' Álvarez. El otro, el corredor de Fórmula 1, Sergio Pérez.

A Checo Pérez lo conocí muy pequeño, iba al estudio de 'Los Protagonistas' cuando estábamos en TV Azteca; era muy jovencito, él tenía 12, 13 años, lo entrevistábamos, ya se iba a Europa a competir, el padre era un entusiasta de él, lo ayudaba, lo empujaba, decía que Checo podía llegar a ser un gran corredor, y efectivamente, con el transcurrir de los años, picando piedra en escuderías de bajo nivel, de nivel medio y de nivel superior como sucede ahora con Red Bull, donde ha destacado muchísimo.

Pocos esperaban que Red Bull se fijara en él, pero se fijó por sus buenas actuaciones, es un corredor constante, si no es el más espectacular o el más rápido, es muy constante y no comete errores garrafales, que en el automovilismo son peligrosísimos.

Checo Pérez llega a Red Bull que tiene en Max Verstappen, el neerlandés, a su figura. Las escuderías siempre tienen una figura y un segundo que los apoya para hacer la puntuación, porque ganar el premio de constructores es muy importante para las escuderías como Red Bull, Ferrari, Mercedes.

Que Red Bull tiene que proteger asuntos de su escudería, es indudable. Que tiene que salvar a Verstappen, también, porque tiene que pelear el título con Hamilton, un excepcional piloto inglés. Ojalá en México se dé un duelo de ese nivel y de esa categoría, en un deporte, que, aunque se rige en la clase elitista, al pueblo de México le gusta que quien compita sea un mexicano y gane.

Checo Pérez es un corredor que si no es popular entre el pueblo, sí es reconocido en el medio internacional, por el carácter, la televisión internacional. Por el intento de hacer candidatos más espectaculares fue comprada por un grupo de americanos que la quieren hacer al estilo americano, con más bases, con más riesgo, con más emoción, digamos.

Canelo Álvarez es la otra parte. Es un boxeador nacido en Guadalajara, viene de una familia de muchos hermanos, todos son boxeadores, pero el Canelo' es el que ha destacado. Al principio no era un peleador brillante, le costaba trabajo.

El boxeo es un deporte muy popular en México, quizá el más popular de todos porque ha dado infinidad de Campeones Mundiales en diferentes categorías: Mosca, Ligero, y ahora en Semipesado, pues pelea en 167 libras.

El seguimiento de un boxeador lo hice alguna vez en Toluca, en la parte alta de Toluca, donde hay instalaciones de boxeo. Vi cómo trabajan los boxeadores día a día: se levantan a las cinco de la mañana, corren, 5, 6, 7, 10 kilómetros en temperatura baja, regresan, desayunan muy bien, descansan y tiene un entrenamiento con golpeo a las guanteletas del manager, del hombre que los entrena, hacen ejercicio físico, descansan y vuelven a hacer lo mismo: boxeo, boxeo de sombra, todo el día están trabajando y trabajando.

Se acuestan temprano, descansan, juegan a las cartas, ven un rato la televisión y al día siguiente vuelven a hacer lo mismo. Y eso no es ocho días antes de la pelea, es varios meses antes de la pelea.

Por eso, el Canelo Álvarez siempre se presenta en perfecto estado, físicamente impecable, sin lesiones, sin problemas, siempre da el peso que pide el reglamento. El Canelo en el ring desde sus inicios hasta la actualidad, que tiene 31 años, ha mejorado muchísimo, porque hoy es un peleador que tiene pegada, porque sabe leer muy bien a sus rivales, porque sabe en qué momento atacar, porque no se lanza y a ver qué sucede, no.

Cuando tiene posibilidad los noquea, pega muy fuerte, tiene estilo, tiene aguante y en sus últimas peleas, quizá no ha tenido rivales que él espera, pero él no tiene la culpa, son los rivales que tienen las diferentes asociaciones.

Pelea el fin de semana contra un norteamericano en Las Vegas, Caleb Plant, que han dicho que es muy bueno, que se mueve con mucha habilidad, que entra y sale, pero seguramente el Canelo le va a ganar tranquilamente, porque es mucho más boxeador, está muy completo, libra por libra, en su división es el mejor y eso significa mucho para el seguidor mexicano del boxeo que es inmenso. No nos imaginamos la cantidad de gente que le gusta ver por televisión el boxeo o que acude a las arenas.

México ha tenido boxeadores de talla mundial como el caso de Julio César Chávez, que está considerado como uno de los mejores del mundo, pero el Canelo va en ese camino, es un gran boxeador, reconocido, un gran noqueador y sus rivales cuando suben al ring le deben tener miedo cuando mete el upper y adiós, se acabó la pelea.

Son dos tipos de público diferente, que quieren ver ganar al deportista mexicano. La Fórmula 1 es técnicamente complicada, difícil, intervienen muchos factores mecánicos, motor, el auto, las llantas, la estrategia del equipo, los pits, el no perder tiempo, el ganar segundos, la salida siempre es peligrosa, un roce y adiós.

Checo maneja muy bien y sabe cuidar muy bien sus llantas, es algo de lo que mejor se habla de él, sabe cuidar muy bien las llantas. Y el Canelo sabe cuidarse, físicamente es impecable, no tiene ningún problema, es muy fuerte, aguanta si llegan a pegar y pega muy fuerte.

Quizá sea más ídolo el Canelo porque es muy popular el boxeo. Y quizá, sea más conocido Checo Pérez a nivel mundial porque la Fórmula 1 se transmite en todo el planeta, mientras que las peleas del Canelo se transmiten en Estados Unidos, en México, Centro y Sudamérica, y algunas, quizá, se vean en Europa, no todas, sobre todo en Inglaterra, donde han surgido algunos boxeadores que han peleado con el Canelo.

Ambos son grandes atletas, distinguidos, no son futbolistas, la gente los quiere, los conoce, los reconoce y les agrada mucho verlos ganar. Así que la gente de México debería estar satisfecha de tener dos grandes representantes: uno en la Fórmula 1 que ha subido al podium. Y otro, el Canelo, que va por la unificación de cuatro cinturones, se dice fácil pero pocos lo han conseguido.

Hay diferentes tipos de deportistas en México, no solamente futbolistas, sino también beisbolistas que son muy buenos, como sucedió con Fernando Valenzuela, o como sucede con Julio Urías o con varios que han estado en Ligas Mayores y que son reconocidos y que a la gente les agrada verlos triunfar.

Son públicos diferentes, pero ahí estarán apoyando al Canelo y a Checo Pérez. Suerte para ambos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CHECO PÉREZ TIENE CLARO EL OBJETIVO PARA 2022: 'LLEGAR A SER CAMPEÓN DEL MUNDO'