opinion.joshua-maya.adios-al-cascajo
Opinión

Joshúa Maya

Uno de los fichajes más recientes de RÉCORD pondrá a prueba su conocimiento para ayudarte a ser un maestro de las apuestas.

Adiós al cascajo

2021-01-11 | Joshúa Maya
Comparte en:

La Ronda de Comodines en la NFL suele ser -cada vez más- el fin de semana en el que se separa lo bueno de lo malo. Claro, ha habido equipos 'de abajo' que supieron cómo llegar lejos, pero recordemos que desde 2012 los que han participado en el Super Bowl han sido sembrados #1 o #2, haciendo notorio cada vez más la ventaja de esos buenos equipos, demostrándolo claramente en los Playoffs.

El sábado, los Bills ganaron su primer partido de Playoffs en 25 años, tras una gran actuación de Josh Allen, sobre todo en la segunda mitad; le dio la primera gran alegría a los fanáticos de Buffalo en este siglo, aunque hay que decirlo, sufrieron de más.

Horas más tarde, la defensa de los Rams le propinó la primera derrota en Postemporada en casa a los Seahawks desde que Pete Carroll y Russell Wilson están juntos en la franquicia. La realidad es que estos Halcones Marinos no tenían para llegar lejos.

Por la noche, los Bucs de Tom Brady ganaron en los Playoffs por primera vez desde que fueron Campeones en 2003, con Jon Gruden en las laterales, tuvo que llegar el #12 para enseñarles a triunfar en la Postemporada.

El domingo los Ravens y Lamar Jackson dieron cuenta de los Titans. El quarterback de los Cuervos tenía esa asignatura pendiente tras haber fracasado en sus primeros dos partidos de Playoffs. No fue con el brazo, pero sí con las piernas, lo mejor que sabe hacer, las que guiaron a Baltimore a vencer a los Titans, que, dicho sea de paso, se propusieron frenar al Rey Henry y vaya que lo consiguieron.

Los Saints de Drew Brees despacharon sin problema a los inofensivos Bears. Por 30 minutos Chicago mantuvo cerrado el juego, pero con tres puntos en la pizarra no vas a ganar nunca en Postemporada. Ahora el emblema de Nueva Orleans espera en el Domo a Brady.

Y la gran sorpresa llegó en el último partido, a los Browns les bastó 13 minutos de juego para eliminar a los Steelers. Sorpresa las formas y el fondo, hace 17 años los de Cleveland no ganaban en Pittsburgh.

Iniciaron recuperando el balón en las diagonales en la primera jugada del partido tras un horroroso centro a Big Ben, después lo interceptaron dos veces y los Browns consiguen su primera victoria en Postemporada desde 1994, un arranque de partido que a todos nos dejó anonadados.

Los Angeles en Green Bay, Baltimore en Buffalo, Cleveland en Kansas City y Tampa Bay en Nueva Orleans nos esperan en la Ronda Divisional, pero ya habrá tiempo de hablar de esos grandes duelos.