opinion.joshua-maya.final-de-ensueno
Opinión

Joshúa Maya

Uno de los fichajes más recientes de RÉCORD pondrá a prueba su conocimiento para ayudarte a ser un maestro de las apuestas.

Final de ensueño

2022-05-28 | Joshúa Maya
Comparte en:

A veces es complicado poder hacer un análisis entre dos equipos de dos Ligas que son tan diferentes. La Premier League y LaLiga tienen estilos distintos, competitividad de otra categoría, forma, velocidad y un largo etcétera.

Sin embargo, creo que hoy es menos complicado de lo habitual. LaLiga esta temporada fue pan comido para el Madrid. Las primeras fechas la Real Sociedad era el líder, el Sevilla se mantuvo relativamente pegado al cuadro blanco durante la primera vuelta, el Barcelona no existió, el Atlético fue un equipo sumamente bipolar y los merengues terminaron cantando el Alirón con la mano en la cintura.

Del otro lado, en la Premier League, la lucha por el título fue encarnizada. Haberle dado batalla al Manchester City de Pep Guardiola exigió lo mejor del equipo de Jürgen Klopp, lo llevó a presionar en todo momento, a no aflojar, cada partido era clave en la consecución de Campeoanto que se definió en la Jornada 38, la última.

Hoy no se puede equiparar el nivel de LaLiga con el de la Premier. Si nos ponemos a analizar el paso de ambos equipos, especialmente en la fase de eliminación directa, el Liverpool definió prácticamente todo en los primeros partidos: le ganó al Inter 0-2 de visita, venció 1-3 al Benfica y después 2-0 al Villarreal. Sus resultados en todos los juegos de Ida pusieron contra las cuerdas a sus rivales y encaminó cada una de las eliminatorias para los Reds.

Lo del Madrid no se los tengo que platicar: tres remontadas épicas, sobre todo contra el PSG, perdiendo el primer juego, y después lo que hicieron contra el Manchester City en una de las eliminatorias más memorables de la historia.

Este Madrid responde a los golpes, siempre y cuando tengan oportunidad de reponerse de los golpes, respirar y contrarrestar, y creo que ahí está la clave para pensar que la 14 tardará un poco más en llegar.

Soy un fiel creyente de que en el deporte existe el karma, las revanchas, hay alguien arriba que maneja los hilos, que le gusta ver grandes historias, que la rueda de la fortuna da la vuelta y vemos historias repetirse, a veces para el mismo lado, otras veces del otro lado de la moneda.

La Final del 2018 todos la tenemos fresca en la memoria. La lesión de Mohamed Salah saliendo del campo entre lágrimas con el brazo hecho pedazos; el grave error de Loris Karius que le abrió la puerta grande al Madrid; el golazo de chilena que se mandó Gareth Bale para finiquitar el juego.

Esta revancha lleva años gestándose, el Faraón y compañía llevan soñando con el juego durante cuatro largos años, la diferencia es que a este Real le falta Cristiano, y aunque ahora tienen una base de experiencia con Curtois, Kroos, Modric, Casemiro y Benzema, también tienen chicos que nunca han estado en estas instancias y que deberán asumir la responsabilidad de portar esa camiseta: Vinícius, Valverde, Rodrygo y Camavinga, entre varios otros.

Veo al Liverpool alzando la Copa, obteniendo su revancha, sacándose la espina. El Madrid es un animal distinto en Champions, pero cuando tienes un equipo que te puede mandar a la lona muy rápido, ni siquiera el rey de Europa puede aguantar tanto castigo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ANCELOTTI SOBRE LA FINAL DE CHAMPIONS: 'MERECEMOS GANARLA, LO DEMOSTRAREMOS'