opinion.luis-castillo.sin-rumbo-fijo
Opinión

Luis Castillo

Jefe y coordinador de contenidos en la Octava Sports | Radio Centro, que pone al alcance información detallada del futbol mexicano.

Sin rumbo fijo

2021-09-20 | Luis Castillo
Comparte en:

Es la actualidad de las Chivas Rayadas del Guadalajara en todas sus áreas profesionales, el despido de Víctor Manuel Vucetich solamente termina por desnudar la poca pericia que hay de parte de los encargados del aspecto deportivo en el club rojiblanco.

Esta ineficacia que se da en el primer equipo ha permeado también en sus demás categorías, basta con ver las paupérrimas actuaciones que tiene Tapatío en la Liga Expansión MX y sus representativos en la Sub 20 y 18.

Justo con la llegada de Ricardo Peláez a la institución hubo un reacomodo de piezas al interior de la organización. Marcelo Michel Leaño paso a ser el responsable de supervisar las inferiores junto con Mariano Varela que antes de la llegada del exdirectivo de América y Cruz Azul, cumplía con las funciones de director deportivo.

Con la creación de la Liga Expansión MX vino el renacimiento de Tapatío, el nombre tradicional de la filial del Guadalajara en la Liga de Plata del futbol mexicano, con ello también el regreso a la institución de un hombre que conocía a fondo está categoría, Ricardo Cadena, defensa central con los rojiblancos y que tras su retiro formó parte de varios proyectos en el ascenso.

Era el entrenador idóneo al conocer el ADN Chiva, tras la salida de Luis Fernando Tena del primer equipo y la llegada de Vucetich, el veterano entrenador pidió que Cadena se incorporara a su cuerpo técnico y de ahí el enroque para que Alberto Coyote asumiera el control de Tapatío.

La primera temporada fue aceptable, en el Apertura 2020 avanzaron a la Reclasificación y para el Clausura 2021 fue cuarto finalista.

Para el actual torneo, con las incorporaciones de Luis Márquez y Pavel Pérez que venían de ser campeones con Tepatitlán, se tenía la idea que Tapatío siguiera en el mismo plano competitivo, extrañamente no fue así.

Pareciera que la filial en la Liga Expansión MX se intoxicó de todo lo que sucede en el primer equipo, y hoy el representativo de Chivas en la Liga de Plata es último lugar del torneo. Esto provocó el despido de Alberto Coyote y evidentemente quedó descubierta una mala planeación en este equipo, al interior se habla de que Guillermo 'More' Hernández se hará cargo del equipo.

En la Sub 20 y 18 la historia no es diferente, ambos equipos están sumidos en lugar 14 y 13, de manera respectiva.

Lo más alarmante de todo es que recientemente estos equipos fueron campeones. La 20 se coronó el año pasado al imponerse al Atlas, y la 17, que evolucionó a Sub 18, fue campeón en el Clausura 2021 sobre los mismos rojinegros. Incluso, el propietario del equipo, Amaury Vergara, festejó el título del equipo entrenado por Rodolfo Jáuregui.

Está claro que Guadalajara pasa por una fuerte crisis deportiva, no sólo en el primer equipo, todas las categorías perdieron el rumbo, no hay un líder capaz de encauzar los intereses del club.

La excepción de este incendio en Chivas es la femenil gestionada de manera extraordinaria por Nelly Simón. El equipo no deja de competir, es tercer lugar del presente torneo, sólo superado por Tigres y Rayadas.

La desastrosa noche de América en el Estado de México tuvo como factor clave a un futbolista que relegaron en el club. De promesa azulcrema a verdugo. Esa fue la historia de Haret Ortega el fin de semana, que con dos anotaciones ayudó al Toluca a quitarle el invicto a las Águilas.

“La actitud es una pequeña cosa que hace una gran diferencia”, publicó el propio Haret en su cuenta de Instagram mostrando una foto en donde se le ve sangrando del rostro luego de recibir un golpe de Federico Viñas durante el partido.

Arribó al Nido desde los 12 años y en Coapa creció y se formó como jugador pasando por prácticamente todas las categorías inferiores, Sub 13, Sub 15, Sub 17 y Sub 20.

Alcanzó a debutar en el Torneo Clausura 2020; sin embargo, la directiva decidió ponerlo a préstamo con los Diablos Rojos, que detectaron su potencial de inmediato y no dudaron en quedarse con el defensa central.

Alan Medina fue parte de la negociación que realizó la directiva que encabeza Santiago Baños, apostando por Emanuel Aguilera, Bruno Valdez y Sebastián Cáceres, apenas unos meses mayor que Ortega, quien pasó de promesa no valorada a verdugo.