opinion.blog.luis-garcia.seleccion-nacional-afliccion
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Selección Nacional, aflicción

2021-03-30 | LUIS GARCÍA
Comparte en:

Uno de los aspectos más seductores que posee tu Selección, Gerardo Martino, es la resolución de problemas desde la sencillez. Has ensamblado, en un lapso muy corto de tiempo, una cofradía pragmática, no hay indicaciones rebuscadas, no hay ideas incomprensibles, no hay debates con dobleces.

Todo resulta fácil de comprender y de ejecutar, y desde ese paraje tan difícil de conseguir que es la llaneza, el representativo mexicano es eficaz, ha lucido, y ha maximizado sus armas. Camina erguido, camina sin tribulaciones, aunque también habrá que señalar que el proceso lleva poco de haberse creado, por ende la felicidad, la emoción por lo nuevo ayudan un montón.

El duelo ante Galés en Cardiff penosamente se alejó del sendero transitado, fue un partido amargo, mal jugado, en el cual nunca encontraron una ruta de escape para ganarle a los galeses que son sensiblemente inferiores que los mexicanos, máxime que jugaron con suplentes.

El cuestionamiento descansa en que cuando esta linda estrategia que es planeada desde la sencillez no funciona, cómo reconvertirla o adaptarla para encontrar soluciones. Los motivos para el insípido desempeño mexicano fueron varios según observé durante el combate, y como siempre apunto, es mi opinión, no la verdad absoluta, es mi sentir y voy a intentar argumentar lo que percibí.

Primero que nada el no tener un centro delantero como referencia les jodió la vida a ustedes Hirving Lozano y Jesús Corona. Es verdad que la libertad es imprescindible para su bienestar, esa brutal rotación de posiciones que suelen manejar se potencia si existe alguien como referencia en la zona más alta del campo, necesitan un distractor para llevar a cabo sus tropelías en perjuicio de sus oponentes, no lo tuvieron y lucieron abrumados.

Tú Orbelín Pineda intentaste ser responsable, y ser quien ocupara esa demarcación del delantero más en punta, sabedor que no es tu sitio de origen, fuiste de lo mejor del equipo mexicano, en la segunda mitad te refugiaste en la parte del campo en la cual te sientes cómodo, y desde ahí te erguiste como el director de orquesta, la cual anduvo desafinada de igual manera.

Tú Héctor Herrera en ese sano afán de cooperar y ser protagonista dada tu jerarquía, regresabas por el balón casi a la altura de los defensores centrales, entorpeciendo la labor de tu cuate Edson Álvarez, las pocas veces que jugaste encima de la posición de Edson, creaste peligro. Otro tópico erróneo fue tu obsesión por tirar pelotazos frontales y largos, fallaste una cantidad importante de pases por ello.

Tú Carlos Salcedo volviste a tirarte esos lujos innecesarios, que no lastimaron a los tuyos por lo primario de los delanteros de Galés. Eres un defensor de mayúsculas habilidades, que te sigue costando estar enfocado toda la contienda, te relajas, y es ahí donde tú y los tuyos padecen. Ahora, cuando decides ser serio, resulta prácticamente imposible superarte.

Tú Guillermo Ochoa tuviste un par de titubeos en balones diagonales, en el gol, que por cierto fue una obra de arte, en una jugada previa pudiste quedarte con la pelota, no lo hiciste y de ahí se vino la construcción del gol rival.

Y por último los cambios no fungieron nunca como revulsivos, sobre todo tú Rodolfo Pizarro, que tienes duende, que tienes magia, que eres anárquico en el buen sentido, estuviste silenciado, sólo acompañaste el partido, no lo hiciste tuyo.

Este tropiezo está sumamente alejado de ser algo grave, fue un raspón sin importancia, algo que será anecdótico, no empaña nada lo que están construyendo. Lucen limpios de alma y mente, insisto con la simpleza, maravillosa idea tuya Gerardo Martino, ese escabroso recinto que en ocasiones es despreciado por anodino, pues bien, daría la impresión que la Selección Nacional se siente intensamente feliz radicando ahí.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: NICOLÁS IBÁÑEZ, ENCUMBRAMIENTO