opinion.ruben-rodriguez.cruz-azul-lo-piensa-dos-veces-con-almeyda
Opinión

Rubén Rodríguez

El periodista de Fox Sports llega a RÉCORD para revelarnos las bombas del futbol nacional y de la Selección Mexicana.

Cruz Azul lo piensa dos veces con Almeyda

2019-02-27 | Rubén Rodríguez
Comparte en:

BUSCAN REEMPLAZO
A pesar de que Caixinha no tiene ultimátum, la directiva (y como suele ocurrir en los equipos del futbol mundial) ya está buscando un reemplazo. La primera opción —y la que más gusta— es la de Matías Almeyda, pero lo que lo separa es la cláusula de salida, que va de 3 a 3.5 millones de dólares, algo que la directiva piensa dos veces; de lo contrario, ya estaría firmado.

TAPADO SUDAMERICANO 
En caso de que no se concrete lo de Almeyda se manejan dos opciones más. Una de ellas está en el mercado sudamericano, que bien llena el ojo por su trabajo reciente, currículo, formas y modos de juego, por lo que no ven con malos ojos comenzar a sondear.

UN BARCO AZUL CON TRES CAPITANES
Conferencias individuales, sillas vacías; mensajes individuales y, algunos, malinterpretados; jugadores con responsabilidad y vergüenza, y directivos en busca de salvar el barco y obtener un posible nuevo contrato. Hoy Cruz Azul navega con tres capitanes que buscan rescatar el navío y a su tripulación de manera individual y no colectiva. La situación en Cruz Azul está partida y por ello la encerrona entre las partes para así maquillarla.

Primero, un técnico que busca proteger su reputación, estabilidad y hasta autoridad en el equipo con base en frases rimbombantes y trabajo excesivo en cancha que no se ve en los juegos; un Caixinha que por vez primera habló de la duración de su contrato como escudo, y no como dato, para los invitados a su conferencia; un Caixinha que va solo en busca de salvar su máxima responsabilidad en el balompié mexicano.

Segundo, los jugadores, que muestran su fuerza de grupo entre ellos por la vergüenza de ser señalados como los que no están al ritmo o al nivel que exige la institución. Jugadores que, entre ellos, han marcado la línea de ir con quien esté a cargo del equipo, llámese como se llame, en aras de salvar a su Cruz Azul.

Tercero, la directiva, encabezada en el área por Ricardo Pelaez, quien además de querer salvar su barco celeste con su habitual forma de ser y guiarse, sin miramientos y exponiendo los temas individuales antes que los colectivos, navega solo en el mar de La Noria para que al término del torneo consiga continuidad y el capital para convencer a Billy Álvarez de invertir y apostar en su proyecto.

Tres capitanes que, a su modo, buscan no ser señalados y a la vez salvar a Cruz Azul del inminente fracaso, por el ego individual de cada parte y no por el bien colectivo que marca la institución.

A MOHAMED LE BAJARON EL PULGAR
A últimas fechas ha sonado el nombre de Antonio Mohamed para reemplazar a Caixinha, pero el primero que le bajó el pulgar fue Ricardo Peláez, quien ni siquiera quiso hablarle, obvio por su pasado en América; luego, la directiva, pues Guillermo Alvarez recibió informes negativos y prefirió no continuar con el tema.

LA RESPONSABILIDAD DE BILLY
Y a todo esto, ¿qué papel o responsabilidad tiene o juega Billy Álvarez?
Ninguna. La única es apoyar al cien a sus cabezas, darles 80 millones de dólares para gastar e invertir en lo que quieran. Es el encargado de velar por mantener un plantel con aspiraciones, aunque en la ejecución le han fallado sus cabezas.

El mayor de los Álvarez ha sido señalado, aunque su responsabilidad en cuestión de resultados es mínima; a pesar de que tenga que blanquear todas las derrotas y sinsabores que le ha dado, tal vez el balón y algunos hombres del balón han sido muy injustos con el 'mandamás azul'; sin embargo, no hay equipo ni técnico que no lo quiera de presidente con 80 millones de dólares de inversión.