extremo.pochito-alday-enfrenta-las-batallas-mas-fuertes-fuera-de-la-jaula-0

Pochito Alday enfrenta las batallas más fuertes fuera de la jaula

José Alday, primer Campeón Mundial de Combate Américas
José Alday, primer Campeón Mundial de Combate Américas | TWITTER @CAMBATEAMERICAS
El peleador mexicano aseguró que su mayor inspiración es su hijo, Sebastián; recordó sus inicios en MMA
2018-09-20 | JOCELIN FLORES
Comparte en:

Aguerrido, con determinación y disciplina el peleador mexicano, José 'Pochito' Alday, se convirtió en el primer Campeón Mundial de Combate Américas, en Phoenix, Arizona. Sin embargo, sus batallas más fuertes las ha peleado fuera de la jaula.

A los nueve años partió a Estados Unids en busca de una mejor vida y a los 20 fue deportado por trabajar ilegalmente como jardinero.

“Mis papás me trajeron a EU igual que a todo el migrante, tratando de mejorar la vida y las oportunidades, pero mi oportunidad salió en México. Empecé MMA allá por lo mismo de haber sido deportado y no tener nada qué hacer, todo se hace una carambola y empece este deporte en Hermosillo”, platicó Alday en entrevista con RÉCORD.

“Las derrotas son difíciles, pegan donde duele, en el ego, pero los golpes de la vida son más fuertes, entonces cuando llevo esa mentalidad a la jaula no puedo caer más bajo ya y eso me da la fuerza”, agregó José.

Pese a los golpes dentro y fuera de la jaula, Alday no se rinde. Su motor e inspiración es su hijo Sebastian, quien nació con una lisencefalia, trastorno originado por un alisamiento de regiones del cerebro que provocan alteraciones en el desarrollo del sistema nervioso, en las funciones cognitivas y psicomotoras.

“Mi niño tiene pronóstico de un nivel intelectual de seis meses a un año. Toda su vida va a ser un bebé. Es una inspiración, me da fuerza y trabajo duro para que él tenga todo.

“No se puede expresar, pero es un niño muy contento. No tiene una onza de negatividad, llora cuando tiene hambre y cuando le sonríes, te sonríe y es algo bonito porque no hay una onza de maldad en él. Aunque esté pasando un mal día, voy y lo veo, te sonríe y te da alegría”, compartió el peleador mexicano.