portero-egipcio-se-convierte-jugador-mas-longevo-en-disputar-un-mundial

Portero egipcio se convierte en jugador más longevo en disputar un Mundial

El Haddary, durante el juego frente a Arabia
El Haddary, durante el juego frente a Arabia | AP
Essam El Haddary entró de titular en el partido frente a Arabia Saudita, con 45 años, cinco meses y nueve días
2018-06-25 | EFE
Comparte en:

El portero de la selección de Egipto, Essam el Hedary, una leyenda del fútbol árabe y africano, se convirtió este lunes en el jugador más viejo en disputar un partido del Mundial.

Apodado "la gran presa", el cancerbero de 45 años, cuatro meses y nueve días supero el récord establecido el pasado mundial por su colega colombiano, Faryd Mondragón, quien tenía 43 años y tres días, tras disputar un juego frente a Japón, en Brasil 2014.

Nacido el 15 de enero de 1973 en la pequeña población de Kafr al Battikh, El Hedary es, además, el jugador árabe y africano más laureado con cuatro entorchados continentales, además de ocho ligas egipcias, cuatro Copas de Egipto, cuatro Supercopas de Egipto y cuatro Ligas de Campeones de África.

El récord de portero egipcio, que disputa su primer Mundial, está destinado a durar en el tiempo ya que hay escasos jugadores que en la actualidad tengan más de 41 años y apunten a la justa veraniega de Qatar.

Uno de ellos era Gigi Buffon, ausente de esta Copa del Mundo y uno de los guardametas admirados por El Hedary, pero la portería de Italia parece tener ahora otro dueño.

El Haddary, además de romper el récord, también hizo historia, al detener un penalti por parte de Arabia Saudita, en el minuto 40 del último encuentro del Grupo A.