tmf.beisbol.julio-urias-titulo-no-me-hace-igual-o-mejor-que-fernando-valenzuela

Julio Urías: 'Título no me hace igual o mejor que Fernando Valenzuela'

Julio Urías: 'Título no me hace igual o mejor que Fernando Valenzuela'
El mexicano celebrando el triunfo en la Serie Mundial | AP
Julio Urías aseguró que desea seguir dándole logros a la afición mexicana
2020-10-29 | MARTÍN AVILÉS
Comparte en:

Julio Urías, aquel niño que se emocionaba por unas monedas y bateaba jonrones con la idea de que sostenía el bastón de San Judas Tadeo como le inculcó su madre, es el nuevo rostro del beisbol mexicano. Y a pesar de las eternas comparaciones con Fernando Valenzuela, comienza a desmarcarse de ese estigma y a forjar su propia efigie, por más que haya quienes se empecinen en medirlo con la misma vara que al ‘Toro’.

“Eso sale sobrando, uno hace cosas para mejorar uno mismo, uno se traza metas para alcanzarlas. Ese tema ya fue, Fernando (Valenzuela) solo hay uno, Fernando donde se pare será Fernando, entonces si tengo este campeonato no quiere decir que soy igual a él o mejor o voy a ser más que él, simplemente son épocas, eras diferentes. El ver que todo México me está apoyando, que me dan buenos deseos, hay que recibirlos y seguir dando logros más a esta afición”, puntualizó.

La historia de Julio Urías se cuenta a través del relieve de su brazo derecho, donde cada tatuaje narra un capítulo de la vida de un hombre que hizo de la adversidad una lava incandescente de la que emergió como ave fénix. Porque si ni un tumor en el ojo izquierdo lo hizo perder la fe en sí mismo, mucho menos las heridas sufridas hasta llegar al montículo del Globe Life Field, donde se convirtió en leyenda.

El lanzador de 24 años fue fundamental para que los Dodgers rompieran una racha de 32 años entre penumbras. Lo logró gracias a una mentalidad triunfadora que sólo fue posible cultivar a través del amor familiar, ese sentimiento que puede palparse en sus tatuajes, como el que dedicó a su tío que le daba propina de niño por ir a los mandados.

“He pasado por varias cositas que es difícil, desde mi nacimiento, pero la vida te da retos, da cosas que hay que sobrepasarlas y como digo, con mentalidad positiva y siempre fuerte, creyendo en ti”, dijo Urías en videoconferencia.

“Todos mis tatuajes tienen un significado. Tengo unos nopales, pues yo como niño era el encargado de ir por el mandado. Tenía que ir con las bolsas y cargar con las cocas, los panes, las tortillas. Mi tío por hacer el favor me daba unos pesos, de niño era un dineral, entonces tuve muy buena relación con él, falleció hace unos años y es de los recuerdos que más tengo y por eso lo tengo tatuado”, compartió.

El mexicano celebrando el triunfo en la Serie Mundial

Julio es devoto, como buen mexicano. Su vida ejemplifica la idiosincrasia de un país acostumbrado a levantarse, a luchar y reponerse como los propios Dodgers, un equipo justamente identificado con el país azteca por sus raíces.

“Esto es un sueño, la verdad es que en cualquier deporte quedar campeón es un sueño hecho realidad y más contento, con doble sabor de boca, se podría decir. Lo que significa para esta ciudad en campeonato, lo que significa para toda la raza mexicana. Es un sueño hecho realidad, pasan los días y uno se la va creyendo poco a poco”, confesó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: JULIO URÍAS FUE RECIBIDO Y OVACIONADO EN LOS ÁNGELES POR AFICIONADOS DE LOS DODGERS