de-buenos-a-extraordinarios
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

De buenos a extraordinarios

2021-08-12 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

Quiero iniciar reconociendo a nuestros atletas mexicanos, un gran mérito representar a México; 21 de ellos estuvieron dentro de los 10 mejores en su deporte. Se obtuvieron 4 medallas, 7 cuartos lugares, 3 quintos, 6 sextos y 1 octavo. Muchos de estos competidores son jóvenes promesas, que bien apoyados nos darán grandes satisfacciones.

Sin embargo, que México tenga el lugar 84 en el medallero nos habla de lo mucho que debemos aprender de otros países, ya que, sin duda, lo están haciendo mucho mejor que nosotros.

En este análisis no se trata de demeritar el esfuerzo de nadie, sin embargo, no podemos dejar fuera la terapia de realidad ante estos resultados. Como propone Jim Collins en su libro 'Good to Great', el primer paso de una organización que quiera mejorar es afrontar la “brutal realidad”.

No podemos pasar por alto el análisis que debe hacerse en la Conade y en cada federación deportiva. La ecuación es compleja, influyen factores como el contexto social, cultural, económico y político. También la gestión deportiva y el acompañamiento a través de años para que nuestros atletas logren la madurez física, mental y emocional que requieren.

Las preguntas críticas podrían ser: ¿Qué se hará diferente a partir de ahora? ¿Qué aprendemos específicamente en cada disciplina de otros países? ¿Cuál fue el factor de peso en el resultado de cada deporte por lo que no se llegó a lo esperado? Son preguntas difíciles de responder y que corresponden a cada experto en su materia. Lo único inaceptable será la clásica declaración: “Hay que darle vuelta a la página y seguir trabajando”. No será suficiente, sabemos que el cambio implica rompimiento de rutinas y sistemas.

Sería fantástico poder conocer las 10 nuevas iniciativas que se integrarán a cada deporte a partir de lo aprendido. Otro punto central tiene que ver con el liderazgo, que también tiene que mejorar de manera importante. Para llevar a cabo esta innovación, el paradigma debe cambiar de fondo si queremos lograr una mejora sostenida y con visión de futuro.

En cuanto al factor mental, en nuestro país ha habido un avance muy importante en la psicología deportiva.

Contamos con metodologías mexicanas y también las que se usan en Estados Unidos, Europa y Cuba, por mencionar algunas. Me parece que dentro del tema psicológico hay mucho por hacer.

En algunas de las federaciones con las que he colaborado he notado que el factor de invertir tiempo y dinero en la preparación psicológica no se considera como un factor prioritario, sino más bien complementario. Muchos atletas buscan este apoyo cuando se sienten mal, es decir, como una intervención en crisis. En el caso de los equipos, se explora la atención psicológica cuando comienzan a agudizarse los problemas entre los integrantes e influye en el ambiente y los resultados. El desarrollo mental del deportista es vital para subir de nivel.

Aunque pareciera obvio, en la realidad no lo es. Es fundamental asegurar que todos nuestros atletas olímpicos cuenten con un trabajo para mejorar su mentalidad. Algunos ejemplos de lo que deben saber son: la concentración, la emocionalidad adecuada, el sentido y el propósito. También el manejo de la presión y la capacidad de adaptarse a la adversidad cuando las variables de la competencia se salen de lo previsto. En los deportes de equipo, la mística y la conexión entre sus integrantes también es fundamental.

Estimados lectores, aprovechemos el resultado de México en los Juegos Olímpicos para cuestionarnos en nuestros equipos, empresas, escuelas u organizaciones sobre qué haremos distinto para ser mejores.

Hagamos el ejercicio, cada uno a nuestro nivel, de afrontar la "brutal realidad" y establecer cómo es que podemos pasar de buenos a extraordinarios. Demos tiempo a reflexionar sobre lo que hacen otros que están logrando mejores resultados y tengamos apertura a aprender más a fondo del tema de la psicología y de cómo puede ayudarnos.

Enhorabuena por estos 21 atletas que quedaron dentro de los 10 mejores en sus disciplinas, que cada uno siga innovando e incorporando nuevas herramientas de trabajo para que en París 2024 logremos un mejor desempeño.

“Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TRI OLÍMPICO, A RECUPERARSE PARA EL BRONCE