y-que-cambia-la-historia
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

Y que cambia la historia

2021-06-03 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

Cruz Azul finalmente levanta el esperado título del Guard1anes 2021 de la Liga MX. Como es sabido, antes tuvieron que vivir seis finales perdidas y 23 años de lucha constante.

Realmente es una gran hazaña con final feliz hasta el tiempo presente. He leído ya varios intentos por revalorar el término "cruzazulear", ahora los seguidores de La máquina quieren redefinirlo como "tener un sueño y no rendirse hasta lograrlo". También como "perseverancia coronada con un título" o inclusive, "nunca rendirse por difícil que se vea el panorama". Me parece muy valiosa esta manera de reescribir la historia.

Reestructurar la realidad, es decir, verla desde otra perspectiva, es una excelente herramienta que todos podemos utilizar cuando logramos algo después de mucho esfuerzo o cuando seguimos aún en la batalla. Es útil cuando queremos explicar de otra forma nuestra propia realidad, esa mezcla de éxitos y fracasos con las que se evalúa una carrera o una vida. Siempre será mejor atesorar nuestro pasado dándole un sentido y valorando lo bueno realizado para seguir construyendo un mejor mañana.

Personalmente me da gusto que se rompa una racha de tantos años, creo que es una muestra, en efecto, de perseverancia. Es un ejemplo que podemos utilizar en la constante búsqueda de un futuro prometedor. Hay muchas personas que siguen luchando, que han perdido en distintas ocasiones y que, pese a todo, continúan esforzándose todos los días. Espero que esta victoria les inspire nuevos anhelos y obtengan el aliento para mantenerse en la construcción de un mejor escenario para ellos y sus familias.

¿Los fantasmas existían? Sí, pero por lo visto no en los jugadores, ya lo hemos visto. Los mitos, las fantasías, la causas inexplicables y concatenación de hechos que construyen una mala historia pueden siempre ser un obstáculo o un reto por resolver. Primero en nuestra mente y después en la realidad.

Juan Reynoso optó por que esta oportunidad fuera el inicio de una nueva historia. Sin duda, el técnico de La Máquina fue una pieza angular en romper la mala racha. Escuché en una entrevista de su propia voz cómo en el medio tiempo tuvieron tiempo para reflexionar en cómo cambiar la intensidad del equipo para el segundo tiempo, para definir en cómo redireccionar el ataque, recuperar la pelota y cerrar los espacios. El logro del Cruz Azul es inobjetable. Se gana con justicia porque tuvo, además, una racha extraordinaria de victorias y una gran Liguilla.

Estimados lectores, aprovechemos el éxito del Cruz Azul y su historia para releer la de cada uno de nosotros, valoremos lo vivido, lo bueno y lo malo, como parte de un proyecto en donde aprendemos todos los días. Copiemos el hambre, el deseo y la ambición de lograr el triunfo esperado para cambiar cualquier racha que aparentemente no nos favorezca. Ya lo hemos visto, nunca perdamos la esperanza de un final feliz. No se trata de algo mágico, un decreto, un deseo, ni de un capricho prometedor. Será el resultado de un esfuerzo cotidiano, de un espíritu de equipo, de una mística personal y de mantener el paso firme jornada a jornada.

Felicidades a todos los involucrados en este gran logro y, por supuesto, a la afición que sin duda tiene mucho que festejar. Enhorabuena.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LLEGÓ LA HORA DE CAMBIAR LA HISTORIA