opinion.carlos-ponce.el-grito-o-mundial-elige
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

El grito o Mundial, elige

2019-09-23 | Carlos Ponce de León
Comparte en:

Estoy convencido de que el grueso de la afición piensa aún que el grito prohibido por FIFA es festivo, que la tribuna no se da cuenta de la connotación negativa que acarrea gritarle “puto” a un futbolista, que no repara en el origen negativo de la palabra y que lo justifica como parte del folclore futbolero de nuestro país. Pero ese debate ya no está en la mesa, ya pasó. Hoy están las sanciones si se repite y no hay vuelta de hoja. Nos guste o no.

Trascendió ya la utilidad de argumentar ante FIFA que al gritarlo no se intenta discriminar, sino que forma parte del repertorio de la ‘guerra deportiva’ que se arma en la grada, que es parte del espectáculo. Al máximo organismo del balompié le importó poco la opinión del aficionado mexicano.

La nueva reglamentación es clara y contundente: si hay muestra discriminatoria, como está considerado el grito de “puto” al portero, vendrán las sanciones, la siguiente cada vez más fuerte que la anterior. Reincidir traerá repercusiones: el peor escenario, para un club, es perder la categoría, y para la Selección, es perder el Mundial. Así de fuerte. No hay para dónde hacerse.

Prohibir al aficionado mexicano gritarlo sólo lo impulsará más, ya sucedió este fin de semana. Sin embargo, al momento en el que empiecen a aplicarse los castigos, vendrá el reconocimiento a la mano dura de FIFA y quizá se detenga. Sólo quizás.

El punto es: si no queremos perdernos el Mundial, situación que no me pasa por la mente ni por un segundo, el grito debe detenerse. Hay mucha afición que cree que esto no pasará, pero pregunto desde estas líneas: ¿de verdad estamos dispuestos a correr el riesgo? Es tu decisión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FAVOR CON FAVOR SE PAGA... Y SALDRÁ CARO

SE TENÍA QUE DECIR...
Cruz Azul recuperó la congruencia con Siboldi, los jugadores que deben ser titulares en las posiciones más adecuadas están de nuevo en la cancha. Sin embargo, la afición aún no perdona a la directiva no haber retenido a Peláez, y ayer en CU se lo gritaron a Billy Álvarez y a Víctor Garcés. Si no llega la Novena, ese reclamo no parará, los perseguirá como un fantasma por mucho, mucho tiempo.
...Y SE DIJO